Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

HOME > Gestión y liderazgo

Metodologías ágiles para startups

12 min

¿Tienes una idea de negocio? ¿Quieres hacer mucho con poco y que tu nueva empresa vaya como un tiro? ¡Sigue leyendo y descubre el agilismo para startups de la mano de un experto!


Las startups forman parte del entramado empresarial actual, gracias a ellas se desarrollan ideas innovadoras que de otra manera no serían posibles. El término va ligado a la tecnología y, por ello, se esfuerzan en lanzar productos o servicios que cuentan con un factor clave que los hace diferentes y únicos. En este contexto, las metodologías ágiles son clave para que las ideas se hagan realidad y se conviertan en proyectos útiles y centrados en el consumidor final.

Para conocer más en profundidad las metodologías ágiles, hemos entrevistado a Pedro García, experto en agilismo de Kairós DS y uno de los responsables de hacernos el día a día más productivo y positivo en Yoigo.

Entrevista a Pedro García sobre agilidad

Yoigo Empresas y Negocios (YEN): Hay mucha gente que piensa que “metodologías ágiles” es ir a toda pastilla… ¿Qué hacemos con esa gente? ¿Cómo explicamos el agilismo para alguien que no sabe nada de esto aún?

Pedro García (PG): Yo lo veo como una respuesta ante algo que se hacía por defecto mal. Antes lo que se hacía era pensar en todos y cada uno de los detalles de tu producto y desarrollar todos a la vez, lo que hacía que tardases infinitamente más. Encima pasaban meses (¡o años!) en ver los primeros resultados. Al final el cliente tenía algo muy distinto a lo que quería porque solo tenía una oportunidad, al principio del proyecto, de expresar lo que realmente quería y luego solo podía ponerse a rezar que saliera bien.

El "agilismo" piensa que centrar el tiro en algo pequeñito y ver continuamente si gusta al cliente y si no irlo adaptando, hace que al final tengas un producto mejor en menos tiempo. Pero el objetivo no es ir más rápido, sino hacer productos de más calidad y mucho más ajustados a lo que quiere el cliente final.

Agile, ¿la panacea?

YEN: Se habla muchísimo de las metodologías ágiles y por momentos parece que son la fórmula de la Coca-Cola para emprendedores, pero… ¿Cómo se explica entonces que los expertos en agile no estéis todos forrados con un montón de empresas bien avenidas en vuestra mochila?

PG: La agilidad realmente no es una fórmula, ni si quiera una metodología, va más de cultura, de potenciar las habilidades de las personas y su creatividad y experimentar y aprender. Yo creo que estos conceptos bien entendidos pueden ayudarte a triunfar como emprendedor y no sólo eso, también te ayudan a no tener un gran fracaso si tienes una idea equivocada. Eso sí, entenderlas o saber aplicarlas bien, no significa que vayas a tener una idea de éxito asegurada.

En el mundo hemos visto grandes apariciones de empresas cuyo crecimiento se ha basado en una filosofía enfocada en el cliente en vez de en las funcionalidades y adaptándose al cambio continuamente, en vez de aparecer en el mercado después de hacer una gran inversión ¿Netflix, Spotify, Airbnb o Uber te parecen buenos ejemplos de empresas bien avenidas?

Y no solo para emprendedores, grandes empresas como el BBVA han hecho una apuesta muy fuerte por la agilidad para alguno de sus productos como su aplicación móvil, y llevan ya dos años llevándose un premio a la mejor app de banca del mundo.

YEN: ¿Tiene defectos el agilismo? Sobre el papel, parece que está blindado y las imperfecciones las aportamos las personas… ¿Es así de verdad?

PG: La agilidad se basa en valores y principios, vamos, que no tiene pinta de ser una metodología estricta a seguir... no está blindado, es abierto. ¿Cómo le buscamos defectos a eso?. Entiendo la pregunta porque las metodologías blindadas es a lo que estamos acostumbrados; pero en el mundo complejo y de constante cambio de hoy en día parece que van cosechando fracasos.

Por supuesto que las personas somos imperfectas, tenemos nuestros días buenos y malos, a veces nos atascamos y otras no tenemos límite en nuestros avances, por eso la agilidad viene a romper con super-planes antiguos donde se nos quiere medir, controlar, hacer medias... en fin... tratarnos como robots, o como piezas de un engranaje. Hay que tratarnos como lo que somos: personas, y las personas hacen un mejor trabajo cuando están motivadas y tratarlas como piezas... pues quizás no es el camino.

Frameworks y metodologías ágiles para startups

YEN: ¿Se pueden aplicar metodologías ágiles siempre y para todo? ¿Qué pasa cuando sientes que “tener que” hacer una daily o cualquier otra ceremonia es un robatiempos y que estás yendo a juntarte con poco o nada que contar desde la última vez que os juntasteis?

PG: Mi opinión es que no. La agilidad sirve para contextos complejos, cambiantes, donde haya incertidumbre. Para cosas que sean fáciles de predecir (si tiro una manzana al aire se cae) no te va a servir.

Si la daily con tus compañeros no te aporta nada me pregunto si sois compañeros de verdad, no porque os llevéis bien o mal, sino.. ¿tenéis objetivos comunes? ¿os necesitáis entre vosotros para avanzar en algo?.

En general la daily mal entendida (y todos los eventos/ceremonias) son un robatiempos, sí. Por otro lado todas tienen un límite de tiempo máximo (time-box), pero no tienen mínimo, si solo tardáis un minuto en contaros las cosas que os interesen ¿tampoco es tanto tiempo no?

YEN: En las startups no siempre se cuenta con un equipo como tal… ¿Qué se puede hacer para no tener el backlog y las ceremonias más solitarias y tristes del mundo?

PG: A veces se cree que la agilidad solo se consigue con Scrum (backlog y ceremonias son palabros de Scrum), Scrum es un framework ágil, de acuerdo, pero la agilidad se puede aplicar con otras formas de trabajo. Por ejemplo, Lean Startup: coger feedback rápido y modificar tu hipótesis si no es buena suena mucho a "Adaptación al cambio sobre seguir un plan" que es una de las frases del manifiesto ágil.

YEN: Kanban, Scrum, Design Thinking, Océano Azul… y seguro que nos dejamos alguna… ¿Hay que elegir una? ¿Se utilizan todas a la vez? ¿Cómo saber cuándo procede una y no otra? ¿De cuál de ellas echarías mano si estuvieses formando una startup?

PG: "Todos estos frameworks tienen muchas áreas comunes como pueden ser: promover un contexto creativo/colaborativo dentro de una organización, centrarnos en obtener feedback frecuentes sobre la experiencia del usuario para mejorarla, o hacer las cosas con el menor desperdicio (duplicidad) posible.

En general me quedaría con lo mejor de cada una, de hecho, muchos como Kanban, Scrum y Design Thinking se utilizan juntos con frecuencia. Depende de unos cuántos factores. ¿Qué tipo de empresa es?¿Qué quiere hacer?¿Qué cultura tiene?

En una startup me parece interesante el concepto de Lean Startup de Eric Ries (formula una hipótesis, lanza un MVP, elige que métrica te va a decir si tu hipótesis era cierta, coge feedback rápido y modifica tu hipótesis si no es buena, o poténciala si es buena)."

La figura del Agile Coach

YEN: Se supone que las metodologías ágiles existen para facilitar las cosas pero, ¿por qué es tan necesaria la figura del agile coach y similares? Tener ayuda para aplicar la ayuda da qué pensar, ¿no será que a veces tanto método acaba por complicar más las cosas?

PG: Son necesarios estos roles por malentendidos como el ejemplo de la daily que comentábamos antes, históricamente, el cambio de mentalidad que requiere "ser ágil" es cómo dejar de fumar, no solo necesitas estar convencido (que eso ya cuesta) sino alguien que te un poco la brasa de manera continua para que no recaigas.

También ocurre que, en el día a día muchas veces vemos continuos interesen encontrados entre áreas, compañeros de departamento, equipo, lo que sea. El tener una figura objetiva que no tiene interés en que gane ninguna parte, sino en que se llegue a un acuerdo donde todos queden más o menos contentos ayuda mucho a las organizaciones.

Por último, pienso que, si un Scrum Master o Agile Coach está haciendo bien su trabajo, cada vez el equipo y la organización deberían tener más autonomía y menos necesidad en su día a día de estos roles (sin querer decir con ello que tengan que desaparecer, surgen muchos retos nuevos todos los días...)

YEN: Soy un jefazo, el más dinosaurio que hayas conocido, a este nivel: si la gente está hecha un lío, pero el trabajo está hecho, yo me doy por satisfecho. Ahora véndeme que necesito meter agilismo en mi empresa.

PG: Te preguntaría varias cosillas... ¿cómo de contento está el cliente final con tu producto/servicio? Si has pensado una idea genial, ¿cuándo sabes si lo es? ¿Cuánto crees que tarda la competencia? ¿Crees que tu cliente va a ser siempre fiel a ti?¿Conoces los casos de Nokia, Kodak, Atari, Blockbuster, Olivetti?

YEN: ¿Qué haces cuando ocurre… la sanación? Digamos que esta gente funciona sola, la empresa a la que fuiste asignado va como un tiro. De hecho, el jefe dinosaurio acaba de ser padre de mellizos y les ha llamado Scrum y Kanban.

PG: Jajajaja, no lo he visto nunca, creo que lloraría o me pellizcaría a ver si estoy despierto. Al final, saldría por la puerta con una sonrisa, como Mary Poppins elevándose con su paraguas!

YEN: ¿Y si ocurre el apocalipsis? Ahí no hay nada que hacer, la gente parece odiarse y odiar lo que hacen, lo veo imposible. Ya puedo levantar la mano, las dos manos, una pierna y hasta levitar, pero nada que me prestan atención. De hecho, hasta creo que me hacen un poco de bullying

PG: A ver, si la organización ha decidido cambiar y me contratan para ello, desde luego va a ser bastante fácil de mejorar...

Las metodologías y frameworks más comunes para innovar

Para conseguir alcanzar el éxito en una empresa que esté innovando es necesario utilizar una metodología que ayude al desarrollo del producto o servicio final.

Lo cierto es que existe un gran número de metodologías ágiles y frameworks diferentes, aquí algunos de los principales.

Metodología Kanban

La metodología Kanban procede de Japón, concretamente fue ideada por Toyota para mejorar su cadena de producción. La palabra se compone de dos partes: "Kan", cuyo significado es visual y "ban" que hace referencia a tarjeta. Se trata de un proceso sencillo de utilizar y muy simple de adaptar al proceso de creación que se necesite.

La técnica que se aplica es de índole visual y es de gran utilidad para gestionar todas las tareas de un equipo, así como para fijar un cronograma del desarrollo del proyecto. Una de sus bases es la calidad, todo tiene que salir bien a la primera, se prima la eficiencia sobre la rapidez, es mucho más sencillo hacer algo bien que arreglar algo que está mal.

Otro de los puntos claves de este sistema es priorizar siempre el proyecto que ya se ha empezado a realizar. Antes de empezar una nueva tarea es imprescindible acabar la anterior. El flujo de trabajo con este tipo de metodología es constante, se mezclan tareas y se pueden modificar las prioridades.

Se trata de un método pensado para contar con una flexibilidad en todas las tareas, tener claro el seguimiento de cada una de ellas y poder tener una visión global del trabajo de una manera sencilla y práctica.

Metodología Scrum

El sistema Scrum es un grupo de buenas prácticas para trabajar de una manera mucho más colaborativa, esta metodología se ha desarrollado gracias al estudio de diversos grupos de trabajo altamente productivos.

La base del sistema es un calendario de entregas regulares y parciales del proyecto final, esto es especialmente útil cuando hablamos de realizar un proyecto complejo que requiere una serie de resultados a corto plazo y cuyos requisitos se pueden ir alterando con el paso de los días.

Para seguir este proceso es necesario que todos los integrantes del equipo de trabajo cuenten con capacidad de innovación, competitividad, una alta productividad y flexibilidad. Cuando se realiza este proceso es importante contar con ciclos cortos y de una duración fija, la media de este tipo de plazos suele estar en torno a unas dos semanas. Cada uno de los ciclos debe tener un resultado que haga avanzar el conjunto total del proyecto.

El contacto con el cliente es constante, dado que al finalizar cada ciclo de trabajo recibe información del estado del proyecto. Esto permite obtener un feedback que ayuda a adaptar o modificar en el tiempo restante que le quede al proyecto las nuevas necesidades que le hayan podido surgir al cliente.

Metodología Design Thinking

Este tipo de metodología está pensado para el diseño de nuevos productos. El objetivo es conseguir encontrar una idea que mejore el desarrollo de un producto que ya existe o uno que pueda crear algo nuevo.

La base que sigue este sistema es la maximización de la singularidad de cada persona del equipo de trabajo. Gracias a ello se puede estimular una actitud curiosa y generar el deseo de encontrar la solución a cualquier problema.

Durante las diferentes fases del proceso creativo, se debe promover la diversión y la creación de los prototipos pensados para comprobar su funcionamiento e identificar todos sus fallos.

Metodología Océano Azul

Esta metodología hace referencia a una tesis publicada en el año 1990 de W. Chan Kim y Renée Maubourgne. En ella se reflejan dos océanos: los rojos, que son de mercados ya existentes y totalmente saturados y los azules, que son espacios destinados a innovar y crear nuevos hábitos.

El objetivo es focalizarse en los segundos a través de cuatro principios:

- Crear un nuevo producto o servicio que no exista y, por lo tanto, no tenga ni ningún tipo de competidor ni tampoco ninguna referencia.

- Al principio no va a producir muchos beneficios, por lo que no hay que centrarse en los datos de mercado, lo importante es pensar a largo plazo.

- La ampliación de la demanda debe ser constante buscando puntos de unión entre los clientes que ya se tienen y los que aún no son clientes. Esto permite ampliar constantemente el océano.

- La viabilidad del proyecto es la clave. Por lo tanto, es importante que los clientes potenciales tengan una razón cautivadora para consumir nuestro producto o servicio.

Los frameworks ayudan a la innovación

Lo primero que debemos conocer es el termino framework, este hace referencia al marco de trabajo. Es decir, a un grupo de conceptos, criterios y prácticas que están enfocados a terminar con un problema particular. Este proceso existe desde hace muchos años, pero en los últimos tiempos se ha adaptado a la tecnología generando un entorno de trabajo basado en programas, bibliotecas y un lenguaje concreto.

La tecnología 5G ayuda a impulsar este proceso gracias a la capacidad de conectar diferentes marcos a una velocidad mayor y con una menor latencia entre ellos.

Para crear una startup necesitas metodologías ágiles

No es obligatorio, pero sí muy recomendable. Para desarrollar una idea que tenga éxito y se puedan poner en marcha las startups es necesario usar metodologías ágiles y rápidas que permitan el desarrollo de las ideas concebidas. Estos métodos se pueden aplicar a toda clase de ideas, incluyendo aquellas relacionadas con la tecnología 5G, la cual es uno de los campos que va a sufrir un mayor desarrollo en los próximos años.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!