Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Cómo saber si tu trabajo está bien pagado y cuánto es un buen sueldo

7 min

Seas empleador o empleado, por cuenta propia o ajena, muchas veces te preguntarás si tienes un buen sueldo o cómo ganar más dinero. Te ayudamos a saber si tu trabajo está bien pagado.


Cómo ganar más dinero es una pregunta que nos hacemos todos en algún momento. Pero estar bien pagados no sólo tiene que ver con cuántos ceros tiene tu nómina. Por eso queremos hablar de las claves para entender qué es un buen sueldo: desde lo que ingresas en tus cuentas hasta el salario emocional, tan comentado en los últimos años.

Si nos lees desde la perspectiva del empleador o desde la del empleado, que sepas que la visión será muy parecida: ni somos partidarios de hacer lo que sea a cambio de una suma estratosférica, ni estamos de acuerdo en conseguir que las personas hagan más trabajo por menos sueldo. La negociación, estés en la posición que estés, debe ser una, sin trampa ni cartón: una remuneración justa y motivante a cambio de un trabajo bien hecho.

El dinero para retener el talento

Que un buen salario es clave para que los trabajadores se queden en una empresa es del todo sabido. En muchas ocasiones la lealtad, el compromiso o las ganas se pierden por considerar que no se está percibiendo un salario acorde a la labor desempeñada.

Esta percepción de cuánto dinero es un buen sueldo está impulsada por varios factores: cuáles son las franjas salariales en el sector en general, en tu empresa en particular, cuál es el histórico de la relación de ese trabajador con tu empresa, en qué momento profesional y, ¿por qué no?, personal, se encuentra el trabajador, qué está pasando en la economía a nivel nacional... Muchas veces una persona puede mantenerse en su puesto durante muchos años y eso te puede llevar a pensar que, al no cambiar sus tareas, no tiene por qué cambiar el sueldo percibido... ¡Error! Puede que no cambien sus tareas, pero sí que ha evolucionado la experiencia con la que acomete dichas tareas, su conocimiento de la empresa y del sector, cuánto invierte en transporte para venir a trabajar y hasta su propia vida personal. ¿De verdad piensas que ese -o cualquier- trabajador vive en una realidad estática desde hace cinco o diez años?

Carrera rica, carrera pobre

Con frecuencia recomendamos a los chavales que estudien esta u otra área para poder optar a empleos con buen sueldo. Es más, son muchos los que no eligen la carrera que más les gusta, sino aquella con la que van a obtener, supuestamente, trabajos con mejor remuneración. Existe también esa especie de tribu abocada por completo a sacarse oposiciones. Pero, ¿cuánto hay de cierto en estas supuestas ventajas de elegir un camino u otro? Si decimos, por ejemplo, el tópico de que ser músico está muy mal pagado, ¿cómo se explica que Taylor Swift sea una de las personas más ricas del planeta según Forbes?

Saber cómo negociar un sueldo o conseguir más dinero por menos horas de trabajo son objetivos que muchos se fijan a corto o medio plazo. ¿Estás entre ellos? ¿Crees que tu trabajo vale más de lo que te pagan por realizarlo? Pues sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber sobre retribuciones en la vida laboral. Si eres empleador, sigue leyendo tú también para que te hagas una idea de lo que se espera de ti y de cómo otros pueden engatusar a tus mejores empleados y robarte talento.

Qué es un buen sueldo en España

¿Qué consideras tú un buen sueldo? ¿Aquel que te permita llegar a fin de mes sin agobios? ¿El que te pague unas vacaciones dos veces al año en paraísos lejanos? Cada uno de nosotros tenemos nuestra propia opinión para decidir qué es un buen sueldo en España. Por eso vamos a basarnos en datos oficiales. En frías cifras que en muchas ocasiones no se equiparan a la realidad.

Por cierto, esa opinión sobre lo que es y lo que no es un buen sueldo, es exclusiva de cada trabajador: entrar a debatir si fulanito puede ganar menos porque vive con sus padres o menganito tiene coche de empresa y no gasta en autobús no entra en las atribuciones de absolutamente nadie. Cada trabajador es el único autorizado a ponerle precio a su trabajo y cada empleador debe decidir si quiere y puede hacer frente a esas demandas.

El salario mínimo, el sueldo medio y el sueldo ideal

El sueldo medio en España en 2017 se situó en más de 1.600 euros al mes. Una cifra que se antoja bastante lejana para el 30% de los trabajadores, que no llegan ni a los 1.300 euros mensuales. Si pensamos en los salarios que se pagan en el resto de países miembros de la Unión Europea, nos situamos en el puesto decimotercero, por debajo de la media comunitaria que está en 2.000 euros brutos al mes.

Por comunidades, la cosa también es bastante distinta. Porque todos sabemos que el coste de la vida no es el mismo en Madrid o Barcelona que en Extremadura. No cuesta lo mismo la vivienda, la comida ni los servicios. Por ejemplo, en País Vasco, Navarra o Madrid hay muchas más personas que superan los 2.000 euros mensuales que en otras regiones. Son datos del Instituto Nacional de Estadística.

Según la profesión, también hay diferencias considerables en los salarios. Tal como manifiestan los expertos, los ortodoncistas e implantólogos son los que más dinero reciben por su trabajo. El trío ganador lo completan los directores de proyectos, tanto de ingeniería como de informática.

Por detrás de ellos se sitúan los directores de las empresas, los comerciales que se dedican al sector inmobiliario y los odontólogos. Además, directores financieros, arquitectos informáticos, directores de ventas y consultores SAP cobran, de media, un salario medio superior a los 40.000 euros anuales.

Diferencias entre sueldo neto, sueldo bruto y salario emocional

Muchas personas no saben qué es el salario neto. O por qué cuando negociaron su remuneración se habló de cifras superiores a las que finalmente les ingresaron. O que el hecho de sentirse bien o mal en una empresa también es importante y se conoce como salario emocional.

¿Tú entiendes cuál es la diferencia? ¿Estarías dispuesto a cobrar menos por el mismo trabajo siempre y cuando te encuentres mejor en una empresa que en otra?

empleados-felices-empresa-negocio-salario

Si eres empleador, mucho cuidado con querer sobrevalorar el salario emocional: que un trabajador esté a gusto en tu compañía es clave para que tu compañía vaya fenomenal, pero no pierdas de vista que la felicidad no paga las facturas: tus trabajadores necesitan -aparte de bienestar- unos ingresos que les permitan soportar las cargas de su hogar.

Qué es el salario bruto

En muchas ocasiones te habrás hecho esa pregunta. Pues bien, si nos atenemos a la definición literal, se trata de todos los ingresos que un trabajador recibe en su nómina. Esto incluye el salario base y los complementos, como son los bonos, las comisiones, el cumplimiento de objetivos o las primas que se hayan fijado, entre otros.

En definitiva, es todo el dinero que recibes antes de pagar los impuestos y de restar las deducciones. Si echas un vistazo a tu nómina podrás verlo claramente.

A la hora de negociar un salario ten en cuenta que, por lo general, en las condiciones del importe que vayas a percibir se habla del bruto. De ahí viene esa sensación de la que te hablábamos antes de que cuando recibes el ingreso te parece que te hayan pagado menos.

Qué es el salario neto

También conocido como salario líquido, es el importe que recibe un trabajador por su trabajo al final de mes. Se trata del salario bruto menos las deducciones que deben aplicarse en la nómina, entre otras, los impuestos, los pagos a la Seguridad Social, las cuotas si el trabajador está sindicado y, en su caso, las deudas que hayas contraído con la empresa.

Saber esto es importante, sobre todo si vas a negociar tu remuneración. Cuando te hablen del salario, pregunta cuál será el neto. Así sabrás realmente de cuánto vas a disponer cada mes.

Qué es el salario emocional

Se entiende como tal el conjunto de retribuciones no dinerarias de la empresa hacia sus empleados. Es un complemento al sueldo que se cobra a final de mes. La flexibilidad horaria, poder conciliar familia y trabajo y un buen ambiente laboral son algunos de los factores que se incluyen.

Por qué es importante que los sueldos que ofrece tu empresa sean competitivos

Hay muchos empresarios que consideran que si el salario de sus trabajadores es pequeño, más beneficios obtendrán de su negocio. Pero esto es totalmente irreal. Como has podido ir comprobando en estos párrafos, que el trabajador sienta que su trabajo está reconocido a través de un buen sueldo beneficia más que ese extra de dinero, ya que:

- Se sentirá mejor en la empresa, por lo que aumentará su productividad.

- Como empresario atraerás a los mejores profesionales del sector, ya que se sentirán más valorados.

Y si tú eres propietario de una empresa pequeña, en la que no puedes ofrecer cifras astronómicas, no desesperes. También podrás conseguir esos beneficios ofreciendo mejores condiciones laborales que la competencia. Las nuevas generaciones de trabajadores quieren disfrutar de la vida, por lo que para ellos los empleos con un buen sueldo son aquellos que les ofrecen libertad para desarrollarse a nivel laboral y personal, más allá del dinero.