Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Ordenadores portátiles que comprar online para implementar el teletrabajo en mi empresa

10 min

No cualquier tipo de equipo se adecua a nuestras necesidades para trabajar y operar en remoto manteniendo la máxima productividad


¿Qué ordenadores portátiles comprar online para implementar el teletrabajo en mi empresa? La pregunta no es redundante. La pandemia del COVID-19 ha obligado a muchas organizaciones, grandes y pequeñas, a implantar el trabajo remoto para salir adelante, por lo que ha resultado fundamental contar con buenos equipos de ordenadores portátiles para desempeñar actividades de teletrabajo.

Para evitar posibles contagios, las compañías han puesto en funcionamiento protocolos de actuación para evitar que se favorezca a la propagación del virus. Uno de los más comunes, efectivamente, ha sido el del trabajo en remoto.

Los portátiles, la mejor herramienta

Incontables cantidades de negocios de todo el país han enviado a sus empleadas a hacer las tareas desde casa. Y es que el teletrabajo ya se había comenzado a implementar paulatinamente en España, pero la crisis derivada de la epidemia ha acelerado todo tipo de procesos. Se ha hecho más que nunca una necesidad para mantener la productividad.

En este sentido, a nivel práctico y dado su uso, la recomendación en este punto, es disponer de un portátil para el home office . Ante la oportunidad de elegir con cuál puedes realizar tu trabajo, te explicamos cuáles son las mejores opciones que ofrece el mercado. También, el esquema en el que nos movemos en la actualidad.

La venta de los portátiles se dispara

La fotografía más adecuada que describe la importancia de las herramientas digitales en esta era en la que nos encontramos son las ventas de PC, que se han disparado más de un 87% en territorio español. Así se observa de los últimos datos publicados por Context.

Según cifras de la consultora, España se sitúa en la segunda posición del ranking que lidera Italia, donde las ventas han aumentado más del 110%. En tercer lugar, y a gran distancia de España, está Alemania (más del 52 %), seguida muy de cerca de Reino Unido (más del 50 %). Francia ha experimentado un crecimiento de más del 5%. Una tendencia que mide a la perfección el orden de prioridades de cara al futuro.

Si se examinan los números de Context, se puede observar que a principios de marzo las ventas de PC aumentaron más de un 38 % en Europa Occidental. Dicho incremento se debe a la propagación del Covid-19 que obligó a los países europeos a tomar determinadas acciones de confinamiento, por lo que empezaron a dispararse las ventas para el teletrabajo.

A medida que la situación se fue complicando y las compañías iniciaron el teletrabajo, la demanda de equipos de oficina en el hogar experimentó un crecimiento interanual de más del 51 % en las ventas de portátiles. Asimismo, la demanda de ordenadores de sobremesa se incrementó más de un 9%. Los mayores aumentos de cifras se ha dado en todos los productos dirigidos a las empresas, como son los portátiles comerciales (más del 56%) y los ordenadores de sobremesa orientados al negocio (más del 16%).

Marie-Christine Pygott, analista senior de Context, indica que las actuales tasas de crecimiento “están relacionadas con la necesidad repentina de que los empleados trabajen desde casa”. Desde la consultora se espera que estas cifras excepcionalmente altas “sean temporales”.

Pygott matiza que “es probable que la crisis actual haya creado conciencia sobre la necesidad económica de proporcionar soluciones digitales sólidas y se espera que esto genere mayor inversión en este área a largo plazo”.

Cuáles son los ordenadores perfectos para el teletrabajo

Antes de comenzar, es importante aclarar que estas recomendaciones están orientadas a aquellas profesiones que permiten un uso moderado de los portátiles sin requerir programas específicos como en aquellas relacionadas con la ingeniería, la arquitectura o el diseño de moda.

Frente a los portátiles para gamers, los equipos enfocados a facilitar la labor profesional disponen de unas características concretas que el trabajador necesita. Obviamente y salvo en aquellas profesiones que lo requieran, como el diseño gráfico o edición de vídeo, no es necesario preocuparse por aspectos como la tarjeta gráfica u otros conceptos técnicos.

Lo más importante es “el buen rendimiento con aplicaciones de ofimática, navegación por Internet, videoconferencias, o duración de batería”, indica Antonio Gómez, experto en tecnología.

En aras de saber cuáles han de ser las características que debe tener el portátil perfecto para trabajar en remoto desde nuestro domicilio, habría que centrarse “en las labores que vamos a desarrollar”, dice Gómez. ¿A qué se debe esto? “Porque no es igual si nos dedicamos a la programación informática, si desarrollamos trabajos administrativos, si somos jefes o directivos de equipos, o si nos dedicamos a la redacción”, expone el experto. Más aún, si nos dedicamos “al diseño gráfico”, puesto que necesitaremos más capacidades.

Basándonos en las características de nuestra actividad profesional, habrá que fijarse en uno u otro modelo de ordenador. Así, hay diseños y portátiles que están ideados para casi todas las necesidades y gustos, solo se trata de conocer los modelos y sus ventajas. Es una forma de asegurarte, además, de que “estás invirtiendo correctamente tu capital”, señala Gómez.

De un modo más generalizado, los portátiles que son más para teletrabajo son más ligeros, lo cual facilita una libertad mayor de movimiento y, en función a la actividad que se desempeñe, precisarán de tener una gran potencia o no. Aun así, son rápidos y cómodos para apuntar conceptos, comenzar a reproducir presentaciones, o sentarte durante mucho tiempo para hacer las actividades que se necesiten.

Para el tiempo de empleo actual, cada vez es más aconsejable, indican los expertos, que tengan una buena cámara para poder hacer videoconferencias. Ya se ha visto durante los días de cuarentena la importancia de estar en contacto con todo el equipo de trabajo y esto puede convertirse en la nueva norma.

Igualmente, si tu trabajo implica estar durante un buen tiempo mecanografiando, habría que centrarse en un equipo que, pese a no ser de gran tamaño, “disponga de un buen teclado que sea amplio y cuyo tacto facilite una mecanografía rápida”, concreta el experto.

En última instancia, las pantallas táctiles son otro factor a tener en cuenta “en muchos modelos de los portátiles específicamente pensados para trabajar”. Pero depende de la profesión que tengamos pueden ser de mayor utilidad o no.

Ordenador-portátil

La importancia del presupuesto y el precio

Otro punto a tener en cuenta y que no se puede escapar al análisis como empresario a la hora de adquirir un ordenador es el precio. Se trata de un aspecto absolutamente relevante y que determina, en gran medida, la toma de decisiones.

Hay que tener en cuenta que los componentes más sofisticados y que más encarecen el precio de un equipo informático son aquellos destinados a mejorar “las prestaciones del PC de cara al gaming o al diseño”, analiza Gómez.

Siguiendo esta línea, si tu trabajo está más enfocado a tareas de ofimática o no precisa de arrancar potentes programas de diseño, “no precisará de componentes demasiado potentes, por lo que su coste será más bajo”, añade.

En cambio, en el caso de que tu empleo esté centrado en el diseño o suelas poner en marcha herramientas que requieran una tarjeta gráfica óptima, además de una buena memoria RAM, entonces su el precio será más elevado. Ante este último supuesto los expertos recomiendan que no arriesgues y te centres en equipos Workstation: estaciones de trabajo con las mejores posibilidades para que no sufras interrupciones o caídas durante tu trabajo.

Los portátiles más efectivos del mercado

Como bien se ha indicado anteriormente, la elección definitiva para elegir un portátil para teletrabajar depende, en gran medida, de la actividad que realicemos. Sin embargo, hay cinco máquinas que destacan por encima del resto en relación calidad/precio y que se deben tener muy presentes.

El primero de todos es el EZBook Jumper 2 Ultrabook, cuyo coste asciende a los239,90 euros. Este es un ordenador bastante básico que sirve a la perfección para realizar tareas de ofimática, navegar por Internet, realizar videollamadas y ejecutar aplicaciones no muy exigentes pueden optar el económico.

Tiene unas prestaciones que son bastante modestas, aunque para muchos usuarios pueden las que necesitan por el tipo de trabajo que tienen. Con todo, Gómez avisa de que puede sufrir “algunas ralentizaciones con facilidad” si, por ejemplo, “tenemos muchas ventanas abiertas en el mismo navegador”. También, si se ejecutan varias aplicaciones simultáneamente.

¿Cuál es una de sus ventajas más importantes? Cuenta con una licencia de Windows 10. No suele ser lo habitual en modelos con estas características. Por otra parte, está equipado con pantalla Full HD de 14,1 pulgadas, cuatro gigas de memoria RAM (lo justo para que funcione con fluidez en tareas básicas) y puertos USB 3.0, USB 2.0, HDMI y lector de tarjetas MicroSD.

A ello hay que sumarle que su procesador es más propio de una tablet básica que de un ordenador y cuenta con solo 64 gigas de memoria de almacenamiento, aunque es ampliable mediante tarjetas MicroSD.

En cambio, el HP 15-DA0195NS, de 389 euros, es otra de las opciones que sobresalen en el mercado para poder llevar a cabo los procesos de teletrabajo. Los expertos de PC Componentes recomiendan este equipo e indican que es ideal “para trabajar con soltura en tareas básicas”. De hecho, se puede realizar con algo de paciencia trabajos como retoque de imágenes, editar algún vídeo breve y jugar a juegos que no requieran mucha carga gráfica.

Entre sus otras especificaciones, tiene 8 GB de memoria RAM, un disco duro de 256 GB y un procesador Intel Core i3 de séptima generación que, si bien no es de los más nuevos del mercado “puede proporcionar un rendimiento más que suficiente para realizar las tareas anteriormente señaladas”, comenta Gómez.

De igual modo, lleva de serie el sistema operativo Windows 10 y sus dos conexiones USB 3.1 y una USB 2.0 son sus mejores cualidades. Cuenta con la potencia necesaria para muchas tareas que no requieran de un hardware demasiado avanzado.

En otro orden, el Acer Aspire 5, i5, cuyo precio de mercado se encuentra en los 599 euros dispone de una potencia suficiente para realizar incluso ciertas tareas avanzadas. Su procesador Intel Core i5 de última generación, sus 12 gigas de memoria RAM DDR4, su disco duro de 512 gigas SSD y su pantalla de 15,4 pulgadas SSD con una buena conectividad son sus ventajas más destacables.

Eso sí, este equipo no tiene una tarjeta gráfica dedicada, sino que la lleva incorporada en su placa base, pero su procesador gráfico UHD Graphics 620 ofrece un rendimiento similar al de algunas tarjetas gráficas sencillas. Por eso, se podría incluso ejecutar algún videojuego. Asimismo, pese a su pantalla de 15,4 pulgadas su peso no excede los 2 kg.

Otra de las alternativas es el Mac Mini 2020, de 929 euros. Esta nueva versión cuenta con un almacenamiento de 256 gigas SSD. Se trata de un ordenador que ocupa muy poco espacio y que llama la atención para la capacidad que tiene para desarrollar tareas de ofimática y otras opciones.

Pese a que tiene un procesador Intel Core i3 de cuatro núcleos a 3,6 GHz (de octava generación), su capacidad para rendir no es, ni mucho menos, baja. Su hardware supera en rendimiento a algunos ordenadores portátiles con procesadores Core i5 de última generación. De igual manera, su potente conectividad es uno de sus grandes fuertes, dado que dispone de un enorme número de puertos de toda clase.

Por último, está la alternativa de seleccionar el ASUS ProArt StudioBook Pro-17, de 2.249 euros. Su precio, como no podía ser de otra manera, está directamente relacionado con las prestaciones del portátil. Y es que está pensado para los que buscan un ordenador con un rendimiento potente, especialmente en el aspecto gráfico, pero también una pantalla grande y de calidad. Tiene 17 pulgadas, pero sus dimensiones similares a los de 15 pulgadas.

En este sentido, su potencia de cálculo está asegurada con su procesador Intel Core i7 de novena generación y su potente tarjeta gráfica profesional NVIDIA Quadro T1000 con 4 gigas de memoria RAM. El equipo dispone de una memoria RAM de 16 gigas, un disco duro de 512 gigas SSD y un diseño duradero (tiene certificación militar MIL-STD 810G).

Por consiguiente, el portátil que necesitemos como empresa para desarrollar el teletrabajo depende de las actividades que necesitemos abarcar. En función a eso, tendremos que optar por un modelo más básico o avanzado. Eso sí, siempre es interesante comparar la relación calidad/precio.