Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Por qué la utilización del Big Data favorece a tu empresa a largo plazo

9 min

La utilización de la tecnología mejora el crecimiento de las organizaciones a largo plazo, según los expertos en el sector.


Habitualmente, estamos acostumbrados a escuchar nuevos conceptos tecnológicos. Uno de ellos es la utilización del Big Data, que hace referencia al análisis de grandes cantidades de datos de los cuales se pueden extraer conclusiones e informaciones muy importantes. Desde el punto de vista empresarial, ¿por qué puede favorecer al crecimiento de las compañías en el largo plazo?

Mediante esta herramienta se trata de gestionar y analizar una ingente cantidad de datos que no pueden ser tratados por las técnicas de “toda la vida” ya que las herramientas de software que hasta el momento se venían utilizando no tienen las capacidades suficientes. Con el Big Data se solucionan esos problemas lo que permite la toma de decisiones de forma rápida, un elemento esencial para cualquier firma. Así, los expertos opinan sobre las ventajas que tiene este nuevo espacio dentro de la innovación.

Análisis-datos-big-data-empresa

Aproximación al mercado del Big Data

Como punto de partida, el mercado del Big Data está en continua evolución. Es uno de los segmentos que pueden resultar más decisivos para todas las compañías que están planteando o comenzando a desarrollar su proceso de transformación digital.

Tal y como expone Gartner, las máquinas inteligentes serán las protagonistas del cambio más disruptivo llevado a cabo nunca por las tecnologías de la información. Algo que permitirá a las personas hacer “lo imposible”.

Este mercado está en pleno desarrollo y tiene una capacidad de crecimiento realmente espectacular, desde el punto de vista de la mayoría de los expertos. De acuerdo con la consultora IDC, el mercado relacionado con software y equipos que se emplean para descifrar grandes volúmenes de información roza, en 2019, los 50.000 millones de dólares (casi 45.000 millones de euros).

Ignacio Arrieta, responsable de preventa para Commercial Iberia de Dell EMC, asegura que “el mercado del BigData/Analytics mueve alrededor de 130.000 millones de dólares al año y se prevé que crezca a un ritmo del 11% hasta situarse en los 200 mil millones de dólares en el 2020”.

Se trata de un mercado dinámico y automatizado, que guarda mucha relación con “el mundo OpenSource, añade. Como tendencia general los grandes actores del mercado se están uniendo creando comités/iniciativas para la estandarización de “elementos del ecosistema BigData/Analytics”. Aun así, no sólo hay que tratarlo como una tendencia, destaca, sino “como una realidad”.

Desde el punto de vista de Mario Peñas, Director Comercial y de Alianzas para EMEA y EEUU de Deyde, según IDC, tanto el mercado de Big Data como el de Business Analytics han alcanzado su madurez”. Las tendencias en este ámbito van hacia los servicios de datos basados en software, mientras que la innovación en hardware se centra en el uso de componentes como las GPUs para el desarrollo de inteligencia artificial y sistema cognitivo”.

En territorio español, aunque a un ritmo acompasado, sí se puede percibir un aumento en los proyectos de Big Data, principalmente entre las grandes compañías pertenecientes a sectores como el financiero, utilities o de telecomunicaciones. Aun así, sigue teniendo un leve retraso en comparación con otros países donde estas técnicas ya se han utilizado exitosamente.

En nuestro país muchas organizaciones siguen ancladas en el uso de sistemas tradicionales para capturar, transformar, analizar y almacenar datos. Realmente, las organizaciones que deciden no adoptar estas soluciones “están dejando pasar la oportunidad de convertir sus datos en un activo de negocio”, asegura Peñas.

En aras de ver el crecimiento que está teniendo esta tecnología nos podemos fijar en IBM. Según analiza José Luis Herrera, analista independiente, este gran transatlántico de la tecnología ha invertido 1.000 millones de dólares en la creación del Grupo Watson, “una unidad de negocio dedicada al desarrollo y comercialización de innovaciones cognitivas en cloud, expone.

La meta de esta inversión es acelerar la llegada al mercado de una nueva clase de software, servicios y aplicaciones capaces de aprender y dar respuesta a preguntas complejas gestionando una gran cantidad de información en tiempo real. Un ejemplo de la apuesta que se está haciendo por estas herramientas tan útiles en horizontes temporales amplios.

Jorge del Prado, Global Head of Presales de Getronics concreta que el Big Data es solo un nombre que se le ha puesto “a la recogida y procesamiento de grandes cantidades de datos”. Si se tiene en consideración que el 90% de la información digital existente en el mundo se ha generado en los últimos dos años, eso puede dar “una dimensión del crecimiento de este mercado y la tendencia para el futuro más inmediato”.

Existe conciencia, en la mayoría de las organizaciones, del valor potencial que tiene su uso, pese a que aún falta avanzar “en el tratamiento de los datos como activo de la empresa con una estructura de recursos, humanos y de procesos adecuados para su tratamiento”, resalta.

Cómo ayuda a las empresas

El siguiente paso es ejemplificar cómo el Big Data puede ser más que una herramienta para las empresas. Y es que es un elemento por el que muchas de ellas han empezado a “apostar de cara a una mejor adaptación en el nuevo escenario que se ha generado, principalmente, tras el desarrollo y el auge de las nuevas tecnologías”, asegura Herrera.

Dicho de otro modo, es un “auténtico chollo” para cualquier tipo de compañía, ya que permite, entre otras, “anticiparse a las demandas de los clientes, con lo que la empresa interactúa con ellos de una forma más eficiente”, destaca. De modo que el mercado parece “estar demandando este tipo de soluciones”.

¿De qué ventajas estamos hablando? Su principal aporte para los negocios es el aumento de la competitividad. Esto se ve reflejado en aspectos como la “reducción de los riesgos de operación tras mejorar la toma de decisiones con respecto a los productos que incursionan en un mercado”, analiza Herrera. Es decir, improvisar ya no es una opción; evitarla, “una apuesta segura”. De hecho, algunas empresas han ido mucho más allá y han incorporado “sensores en sus productos para obtener información relacionada con los consumidores”.

Según Jaime Balañá, Director Técnico de NetApp, “las compañías que se plantean el uso de Big Data han de ser conscientes que muy posiblemente estos proyectos vienen acompañados de una mayor inversión en sus estrategias para el centro de datos”.

A corto plazo es más que posible que veamos un incremento en la externalización de estos proyectos como servicios externos, siendo por tanto los servicios cloud un facilitador para el despliegue de nuevos proyectos. Es por tanto necesario plantear “cómo se conjuntan los servicios de la nube con los entornos que proporciona esta tecnología”.

Por otra parte, la evaluación de productos es “más eficaz y casi inmediata gracias a los sistemas de recolección de datos que se producen en tiempo real y se almacenan en bases de datos”, opina Herrera. En este caso la consigna es más nítida. Y es que lo que no funciona se borra o se sustituye por otra cosa “que tenga verdadera utilidad”.

También permite tener “acciones y clientes más personalizados” como consecuencia lógica de unos productos adaptados a las necesidades detectadas en un mercado específico, agrega el analista. En el fondo los datos sirven para ese fin: “perfilan las estrategias y los productos hacia el público que los espera y le hablan casi al oído”, relata.

En última instancia, tal y como afirma, sirve para la “mejora de la comunicación en la propia empresa al propiciar canales de difusión adecuados y datos de mayor calidad”. En esta línea, la información fluye tanto “por el nivel de accesibilidad como por la utilidad que en sí misma representa”. Dicho de otro modo, todos los integrantes de un negocio pueden (y deben) “llegar a ella” y, por tanto, los procesos resultan ser “de mayor agilidad, productivos y eficaces”.

Mujer-analizando-datos-dig-data-exito-empresa

El beneficio para las pymes

El análisis de datos es importante para cualquier empresa, pero lo es aún más cuando se trata de las Pymes. La optimización de procesos a pequeña o media escala adquiere mayor notoriedad de cara a las aspiraciones de este tipo de negocios, en opinión de todos estos expertos.

¿A qué se debe esto? Básicamente, el Big Data puede ayudar a las pymes en aspectos como “la identificación del cliente ideal, el lanzamiento de nuevos productos, la toma de decisiones con respecto a la red de locales o tiendas y el perfeccionamiento del producto”, apunta Rafael Ojeda, analista independiente.

En concreto, no es que el análisis de datos beneficie en mayor medida a las pequeñas y medianas empresas, sino que estas ganancias “adquieren mayor relevancia por el tamaño de las mismas y la naturaleza de los mercados en los que se desempeñan”, matiza.

Oportunidades que genera este espacio

Como se indicado anteriormente, Big Data explora una nueva forma de utilizar y explorar los datos. Gracias a ello, se puede tener una visión integral del cliente, vislumbrar nuevas oportunidades de negocio, obtener resultados centrados en el mismo o gestionar los riesgos que puede deportar un determinado usuario. Por este motivo, las empresas lo abrazan como el nuevo El Dorado que les permita crecer.

Se estima que, de esta manera, las compañías podrán coger ventaja con respecto a sus competidores gracias al conocimiento que pueden adquirir de sus clientes actuales y también futuros.

Para Rufino Honorato, CTO y director preventa de CA Technologies, “cualquier empresa que necesite entender mejor a sus clientes, optimizar sus procesos de logística, prever demanda o gestionar stock de manera inteligente, o simplemente quiera ser capaz de predecir disrupciones en su mercado o negocio, necesitará Big Data”.

Todo tipo de compañías “podrán sacar beneficios de esta tecnología, pese a que “aquellas más avanzadas en su proceso de transformación digital y cuyo negocio crezca más rápidamente en canales digitales podrá beneficiarse de ello con mayor celeridad y más profundidad”.

Con todo, no todas las empresas tienen claro qué les puede aportar. Ya sea por desconocimiento o porque, a pesar del crecimiento que está teniendo, todavía estamos hablando de una tecnología en pañales que le puede quedar bastante capacidad de crecimiento.

Jorge del Prado, Global Head of Presales de Getronics, cree que su avance “depende del tipo de empresa, las grandes multinacionales saben perfectamente el valor del Big Data, especialmente las que han nacido al abrigo de la revolución digital, léase Uber, Airbnb o el mismo Google o Microsoft”.

Hay otros negocios que tienen un menor tamaño o que están menos digitalizados que todavía piensan que invertir en Big Data es gastar el dinero innecesariamente. En este sentido, para gastar dinero en este campo debes saber primero “qué quieres hacer con los datos y qué beneficios te pueden aportar. Con esto puedes saber si la inversión proporciona alguna rentabilidad a futuro”.

La revolución de los datos no va a ser diferente a otras revoluciones digitales como fue “la adopción de ordenadores en empresas y colegios en los 90 o la adopción de teléfonos móviles en los 2000”, tal y como considera el experto. Así, casi todas las compañías alrededor del planeta harán uso de esta tecnología “en un plazo inferior a 20 años”.

Básicamente, añade, existe “mucho ruido alrededor de este concepto”. Incluso pudiera parecer que este tipo de soluciones “tienen que ser la llave para resolver todos los retos de las empresas”, pese a que lo cierto es que con una buena estrategia y teniendo en cuenta casos concretos, “el uso de la analítica de datos puede ayudar a las empresas a mejorar las probabilidades de tener éxito sin lugar a dudas”.

De este modo, es cierto que nos encontramos muchas veces con algún escepticismo. Numerosos estudios demuestran que la mayoría de las empresas ve el valor que aporta el Big Data”. Un ejemplo de análisis, según competidores Business Review “Big Data: The management revolution, indica que el 5% de media, de las tres principales empresas de cada sector que utilizan los datos para la toma de decisiones, son más productivas y el 6% más rentables que sus competidores. Por tanto, se trata de un avance que permite crecer a las compañías y cuya implantación aún tiene recorrido.