Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

HOME > Economía en la empresa

Top franquicias más rentables de España

11 min

Antes de abrir una franquicia, infórmate bien de las condiciones que te ofrece cada marca para asegurarte de la inversión que vas a hacer.


A la hora de emprender existe multitud de modelos de negocio que puedes elegir para lanzar tu propia empresa. Una de las opciones más recurrentes es el sistema de franquicia debido a que es una de las alternativas más sencillas cuando decides iniciar tu carrera de emprendedor. Hay que tener en cuenta que la inversión inicial puede ser elevada así como los gastos recurrentes en servicios como el de telecomunicaciones, que serán fundamentales a la hora de realizar tu actividad profesional. Sin embargo, también es necesario saber que se ahorran una gran cantidad de recursos y esfuerzos de la puesta en marcha de una compañía.

El formato de las franquicias se basa en que una persona física o jurídica cede su modelo de negocio a un empresario para que pueda comercializar sus productos o servicios durante un tiempo determinado. Es decir, existe un franquiciador que le transfiere al franquiciado una licencia con la que puede explotar su marca. El segundo pagará por dicha concesión para tener el derecho de usufructo.

Las franquicias benefician a ambas partes. El franquiciado abre una empresa con una marca ya reconocida entre el público, lo que significa que no tiene que trazar una estrategia de comunicación y marketing para llegar hasta su target, aprovecha la imagen de posicionamiento y la penetración de una marca ya conocida por los clientes. El franquiciador, por su parte, logra que su compañía se expanda territorialmente y que su negocio crezca sin verse en la obligación de supervisar todos locales con el nombre de su organización y de realizar grandes inversiones.

Este es el modelo general de franquicias, aunque existen diferentes variaciones según el formato que la empresa elija para desarrollar su negocio.

hombre-franquicia-restaurante-bar-cafeteria

Tipos de franquicias

Hay diferentes clases de franquicias y a la hora de decantarte por alguna debes saber qué ofrece cada una para elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Franquicia industrial

Tanto el franquiciador como el franquiciado son industriales. El contrato que contraen ambos acuerda que el primero cede al segundo el derecho de fabricación, la comercialización de los productos y la gestión de esa parte de la marca.

Franquicia de producción

Este es el modelo más común de franquicia. El franquiciador es el agente que fabrica los productos y el franquiciado es quien los vende. De tal manera que el primero se asegura la venta de sus bienes y servicios y es el segundo el encargado de comercializarlos entre los clientes. Además de ofrecerle los productos, el franquiciador también le va a otorgar al franquiciado toda la información necesaria acerca de la marca y de su filosofía.

Franquicia de distribución

En este caso, el franquiciador actúa de central de ventas. Sus productos se distribuyen a través de una red de franquicias que ha ido tejiendo con su modelo de negocio y que hacen llegar dichos productos hasta el cliente final.

Franquicia de servicio

Lo más importante de este tipo de franquicias es saber cómo -o el know-how- vender los bienes o servicios de una marca determinada. El franquiciador deberá ofrecer todo el conocimiento sobre la metodología que ya sigue la empresa para que se replique en los locales en los que se vaya a comercializar. Para garantizar la calidad del servicio y del producto, el franquiciador debe realizar controles con el fin de que la marca no se vea perjudicada debido a que no se cumplan los estándares esperados por los clientes.

Franquicia mixta

El sistema mixto aúna el modelo propuesto por las franquicias de producción y por las de servicio. El franquiciador es el que fabrica el producto y el franquiciado el que lo comercializa, manteniendo como máxima el know-how de la marca. Por lo tanto, el franquiciado realizará controles periódicos para revisar que todo se hace conforme la filosofía de la empresa.

Franquicia córner

Se tratan de franquicias que físicamente son más pequeñas y están instaladas dentro del espacio de otro negocio más grande. La actividad de ambos está relacionada o bien es complementaria con el fin de ofrecer al consumidor una experiencia completa.

Dentro de las franquicias córner existe una variante: shop in shop. Hace referencia a un nuevo concepto que resalta la decoración y el ambiente de la marca franquiciada, lo que mejora la presencia en el mercado y llama la atención del cliente.

Franquicia principal

El franquiciador cede a otro franquiciador el derecho de explotar su marca en un territorio amplio, normalmente en un país entero. El segundo será el encargado de otorgar a los franquiciados individuales la licencia para que puedan llevar a cabo la actividad profesional de la compañía. Es decir, en este caso, habrá un intermediario más que en los demás tipos de franquicias y la marca es reconocida de forma internacional.

Franquicia integrada

En este caso, el franquiciador y el fabricante es la misma persona -física o jurídica- y la licencia que cede al franquiciado es la de comercializar los productos de tal manera que ningún otro vendedor que no obtenga los derechos podrá distribuir la marca.

Franquicia de asociación

Es el modelo menos habitual de todas las franquicias, pero también se puede dar. Existe un acuerdo más allá de la cesión de derechos; hay una implicación empresarial por parte de alguno de los agentes. El franquiciado ha invertido en la empresa de franquiciador o, también es posible que ocurra al contrario y que sea el franquiciador quien esté involucrado económicamente en la compañía del franquiciado.

Multifranquicia

El mismo franquiciado tiene la licencia de diferentes locales de venta de los productos o servicio de la marca. Así es este agente quien trata de expandir la marca ya que obtiene más beneficios.

Franquicia online

La digitalización también ha llegado al modelo de negocio que ofrecen las franquicias, creando un nuevo concepto para desarrollar una empresa en el ámbito online. Este tipo se sustenta en el comercio electrónico por lo que no es necesario contar con un local físico para distribuir los productos o servicios de la marca. En este caso, al igual que ocurre en las anteriores, el franquiciador le dará al franquiciado toda la información acerca de la metodología y la filosofía de la empresa para que el negocio esté en consonancia y cumpla las expectativas de los consumidores.

modelo-negocio-franquicia-emprender

Qué debes de tener en cuenta antes de abrir una franquicia

En primer lugar, es necesario informarte de todo lo que implica una franquicia, así como el ámbito en el que opera para asegurar el dinero que inviertes en tu negocio. En la mayoría de los países existe el ‘derecho informativo preconceptual’ que ofrece a aquellos que quieran ser franquiciados la capacidad de saber los antecedentes disponibles de la marca, así como algunos datos relevantes en la historia de la compañía para que puedan analizar si la inversión que van a realizar es la adecuada.

Identificación

Esta serie de datos te ofrece el domicilio de la empresa, el capital social, la distribución del mismo y la identidad de su accionariado. Además, también hay información acerca de la fecha de creación de la compañía y desde cuándo comenzaron a llevar a cabo el modelo de franquicia, así como su evolución en el sector. En este punto también es importante recopilar el organigrama de la compañía y cómo se distribuye el personal para realizar la actividad profesional.

Sector

Conocer el entorno en el que se desarrolla la compañía y su competencia es esencial para saber si nosotros estamos preparados para afrontar la situación. Los factores externos también van a afectar al desarrollo de la empresa, por eso es importante entender el escenario. De esta manera, deberás informarte acerca de la situación, la evolución y las perspectivas del sector.

Además, también hay que dominar el concepto de negocio, la filosofía, sus características principales y sus valores, así como los elementos diferenciadores que le hace destacar frente a sus competidores.

El público objetivo y a quién vas a dirigirte, en el caso de que te decantes por esta franquicia, es algo que debes conocer de primera mano para saber si realmente vas a poder llegar hasta ellos y de qué manera lo vas a hacer.

Red de franquicia

Si decidimos desarrollar una franquicia, el franquiciador deberá ofrecer datos acerca de los establecimientos que ya hay de la marca, así como información sobre el funcionamiento de los locales. Por ejemplo, si hay alguno que ha tenido que cerrar y las causas del cese de la actividad. Esta es una manera de aprender y de no cometer los mismos fallos, así como de detectar las debilidades que tiene la marca con el fin de mejorar y solventar cuanto antes los problemas que te puedas encontrar.

Características

Uno de los requisitos fundamentales para franquiciar una compañía es tener registrada la marca, por lo que el franquiciador tiene que ofrecerte la información de esta concesión.

Asimismo, también será importante conocer el ‘cuadro de exclusividad’. Se trata de la zona territorial donde vamos a tener los derechos de explotación de la marca. Al igual que existen derechos, también hay requisitos que la empresa exige para otorgar una licencia de franquicia: ubicación, acondicionamiento del local, superficie mínima y otros aspectos que tienen que ver con las infraestructuras del establecimiento.

El futuro franquiciado tiene derecho a conocer las políticas de marketing y comunicación que la empresa desarrolla, además de la asistencia y el soporte que va a recibir para promocionar su negocio. Y lo más importante, la inversión inicial que deberás depositar para llevar a cabo el negocio y el tiempo de retorno de la misma.

Contrato

El acuerdo que van a firmar entre el franquiciador y franquiciado tiene ciertas características de las que ambos deben tener conocimiento antes de suscribirlo. Es el caso de los derechos y obligaciones por ambas partes, la duración del contrato, las condiciones de la renovación y las obligaciones financieras.

Esta información te ayudará a hacerte una idea muy concreta de cómo es la compañía y cómo funciona la marca. Sabrás si es una empresa con la que te sientes identificado o con la que te puedes desarrollar profesionalmente y en el que caso de que te decantes por ella, entenderás cómo llevar a cabo la línea de negocio.

Las franquicias más rentables de España

Según el estudio realizado por franquicia.net, que ha tenido en cuenta las variables de inversión y características de cada franquicia, las marcas por las que apostar durante este año son las siguientes:

Cervecerías 100 Montaditos

Esta compañía nació en Huelva en el año 2000 con una idea de negocio particular: un bar donde solo se vendiese un producto, aunque con cien variedades diferentes y siempre al mismo precio, 100 pesetas que, con la entrada de la moneda única europea, pasó a ser 1 euro.

Actualmente, 100 Montaditos pertenece a la cadena de restauración Restalia. Cuenta 470 establecimientos repartidos en 11 países diferentes.

Las condiciones económicas que pone 100 Montaditos para abrir esta franquicia son un canon de entrada de 39.000 euros + IVA y los costes de adecuación del local donde se va a llevar a cabo la actividad profesional. La duración de contrato es de 10 años. El royalty, el pago hacia el titular de la patente, es del 7%.

The Good Burger (TGB)

The Good Burger es la franquicia más joven de Restalia y actualmente, una de las más rentables de España. Durante sus primeros tres años de carrera, la empresa abrió más de 100 locales en nuestro país. Actualmente el recuento total es de 139 establecimientos. Esta compañía recibió el Premio Nacional de Franquicia en la categoría de campaña original por el ‘Efecto TGB’.

Al igual que ocurre con 100 Montaditos, las obligaciones económicas para abrir la franquicia de TGB es un canon de entrada de 39.000 euros + IVA y los costes de adecuación del local donde se va a llevar a cabo la actividad profesional. La duración de contrato es de 10 años. El royalty también es del 7%.

Volapié

La compañía Volapié nace con el propósito de expandir la cultura de la caña y la tapa típicas del sur de España. Actualmente lleva diez años operando y pertenece al grupo FoodBox desde 2015. A día de hoy ya tiene 55 locales activos en nuestro país y recibió en 2017 el premio a la mejor franquicia de restauración por La Razón.

Las condiciones económicas que requiere esta franquicia son una inversión de 140.000 euros, aunque va a depender de los metros cuadrados con los que cuente el local y el estado de este, el canon de entrada es de 28.000 euros más IVA, el royalty del 5% mensual sobre ventas y, además, existe un canon por publicidad del 2%.

Duldi

Esta marca es líder en el sector de las chucherías y golosinas. Abrió en 1998 y actualmente cuenta con más de 45 locales en toda España. Esta empresa es la única en su sector que fabrica y distribuye sus propios productos, contando con más de 25.000 variedades diferentes.

La inversión es la más ajustada de las nombradas anteriormente, ya que es necesario hablar de un pago de 30.000 euros, aunque también va a depender del establecimiento. Sin embargo, esta franquicia está exenta de canon de entrada, canon de publicidad y royalty.

En España operan actualmente 1.248 franquicias, de las cuales 232 son extranjeras. Por lo tanto, existen 1.116 enseñas nacionales según el informe “La franquicia española en el mundo 2018” realizado por la AEF (Asociación Española de Franquiciadores). Del total, hay 334 enseñas que llevan a cabo su actividad en países extranjeros.

Si finalmente te decantas por abrir una franquicia para desarrollar tu carrera, ten en cuenta todas las claves e infórmate de todo lo que pueda afectar a la empresa. Busca una que opere en el sector que más te guste, revisa sus condiciones económicas y lánzate.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!