Cómo certificar una startup para pagar menos impuestos

Con la nueva Ley de Startups, las empresas emergentes pueden pagar menos impuestos y solo tienen que solicitar un certificado en la página web de ENISA.


El término startup significa en español empresa emergente. Las startups son empresas de nueva creación que cumplen con unas características específicas.

Lo que probablemente no sepas es que, para considerarse empresa emergente, se necesita una certificación específica, que se concede en caso de cumplir con unos requisitos determinados.

El 1 de diciembre de 2022 se aprobó en España la Ley de Startups, por la cual este tipo de compañías gozan de una serie de beneficios sociales y fiscales. Si estás pensando en constituir una empresa, te contamos cómo certificar una startup para pagar menos impuestos.

Todo sobre la Ley de Startups en España

La popularmente conocida como Ley de Startups es en realidad la Ley 28/2022 de fomento del ecosistema de las empresas emergentes. Su objetivo, como indica el propio nombre del reglamento, es el de fomentar la creación de empresas para apoyar la innovación en nuestro país.

Con este fin, la ley establece una definición de lo que es una startup y reconoce, para aquellas empresas emergentes certificadas, una serie de beneficios fiscales y sociales, gracias a los cuales se eliminan trabas burocráticas para constituir las empresas y se reducen los impuestos de estas.

Asimismo, la ley establece que el organismo encargado de la certificación de startups sea la Empresa Nacional de Innovación (ENISA).

Beneficios de las startups en España

Una empresa emergente certificada en España disfruta de una serie de beneficios, entre los cuales puede acogerse a las siguientes ventajas fiscales:

  • Tributar un 15% de impuesto de sociedades durante los dos primeros años tras su constitución. Este plazo puede ampliarse a tres años más.
  • Posibilidad de aplazar las deudas tributarias hasta un año sin ningún recargo.
  • Pagar a sus empleados utilizando hasta 50.000 euros en acciones exentas de tributación.
  • En el caso de concederles subvenciones, facilidades para conseguir prestaciones de garantía o pagos a cuenta.
  • Eliminación de algunas tasas para la constitución de la nueva empresa.
  • Mayor deducción por invertir en empresas de nueva creación, con un tipo al 50% y una base mínima de 100.000€.

Por lo tanto, existen al menos cuatro razones fiscales para certificar tu empresa como startup, ya que con ello puedes beneficiarte, como ves, ante la Hacienda Pública. No obstante, no es tan fácil como querer hacerlo, puesto que deberás cumplir con una serie de requisitos.

Requisitos para certificar una startup para pagar menos impuestos

Si tu intención es certificar tu empresa como emergente, debes acudir directamente a ENISA, el organismo encargado de ello según la Ley de Startups. Pero, para que te sea concedido, es necesario que tu negocio cumpla con los requisitos que siguen:

  1. Ser una empresa de nueva creación o tener menos de 5 años: la fecha de referencia es la fecha de inscripción en el Registro Mercantil. Así pues, deben haber pasado menos de 5 años desde el momento de inscribirse para que tu empresa pueda ser considerada startup.
  2. Haberse creado desde cero: la creación desde cero implica que la empresa no puede haber surgido de una fusión, transformación, escisión, concentración o segregación, con la excepción de aquellas creadas a partir de otra emergente o de base tecnológica spin-off fundadas en universidades.
  3. No haber repartido dividendos: la empresa no debe haber repartido dividendo alguno desde su constitución para poder certificarse como emergente.
  4. Contratos laborales: otro de los requisitos es tener al menos al 60% de la plantilla con un contrato laboral por cuenta ajena. Si se trata de cooperativas, los socios se consideran también parte de la plantilla.
  5. Tener la sede en España: es obligatorio que la sede de la empresa esté en España para obtener la certificación.
  6. No cotizar: la empresa no puede estar cotizando en ningún mercado regulado.
  7. No superar los 10 millones de euros en volumen de negocio.
  8. Problemas con Hacienda: para poder obtener el certificado de empresa emergente, las empresas no pueden estar fundadas ni dirigidas por nadie que haya sido condenado por un delito contra la Hacienda Pública.
  9. Contar con un proyecto innovador: por último, la innovación es requisito indispensable para poder obtener la certificación de startup, así como tener un negocio escalable.

Cómo y dónde se certifica una startup

Para que tu empresa sea certificada como una emergente, debes acceder al proceso de certificación del portal web de ENISA y rellenar la solicitud. Si no estás registrado, tendrás que registrarte antes en la web. En caso contrario, deberás introducir tu nombre de usuario y contraseña.

Una vez realizado este primer paso, la solicitud consta de los siguientes apartados:

  • Datos del solicitante: incluyendo el CIF, nombre de la empresa, dirección, representante legal, persona de contacto…
  • Grupo de empresas: indicar los detalles solo en caso de que la empresa pertenezca a un grupo de empresas más amplio.
  • Plan de negocio: la empresa debe presentar su plan de negocio como parte de la solicitud.
  • Préstamo ENISA: si la empresa ha recibido algún tipo de préstamo por parte de ENISA en los tres años anteriores, se considera factor de aprobación directa.
  • Grado de innovación: la empresa debe ser presentar un proyecto innovador. Se incluyen criterios objetivos como:
    • Haber recibid algún premio o reconocimiento a la innovación
    • Disponer del Sello Pyme Innovadora o la Certificación de Joven Empresa Innovadora
    • Tener bonificaciones a la SS por haber contratado Personal Investigador
  • Escalabilidad:
  • Grado de atractivo del mercado
  • Fase de vida de la empresa
  • Modelo de negocio
  • Competencia
  • Equipo directivo
  • Socios y accionariado
  • Proveedores
  • Clientes

Una vez concedida, la certificación de la empresa emergente durará hasta que deje de cumplirse con alguno de los criterios, o hasta la extinción de la empresa en caso de que esta desparezca antes de ese término.

También desaparecía si la empresa es adquirida por otra que no tenga la certificación de startup. Asimismo, si realiza alguna actividad que cause un daño significativo al medio ambiente, igualmente perdería la certificación.

Por último, la condición de empresa emergente desaparecía si alguno de los socios (con al menos un 5% de capital) es condenado por uno de los delitos mencionados en el apartado 3.3 de la Ley de Startups.

Si eres emprendedor o autónomo, en Yoigo Negocios te damos todas las claves para constituir tu propia startup y que pagues menos impuestos. Si tienes cualquier duda, visita nuestra web o llama al 900 622 500 y deja que te informemos.