Evita estos errores para no perder clientes en tu negocio

Ofrecer una buena experiencia a tus clientes con ciertas estrategias de marketing es una de las claves para que no dejen de comprar tus productos.


El cliente es el activo más valioso de cualquier empresa. De esto no cabe duda, pues del consumidor dependerá que un negocio pueda seguir creciendo. Por eso, como empresario es muy importante que conozcas cuáles son las principales claves para evitar la pérdida de clientes.

A continuación, te explicamos algunos de los errores más habituales a la hora de atraer nuevos clientes a tu negocio y fidelizar a tus compradores actuales.

Errores que debes evitar para no perder clientes en tu empresa

¿Cómo no perder clientes en un negocio? Como dueño de una empresa, esta es una de las preguntas más básicas que deberías hacerte. Y es que, por muchos productos o servicios que vendas, la pérdida de clientes es ley de vida en el mundo de los negocios.

Por ello, es fundamental que sepas cuáles son los errores que no deberías cometer para mejorar la experiencia de tus clientes:

No conocer a tu target o público objetivo

Este es el primer gran error que cometen algunas empresas. Sobre todo, esto normal que ocurra cuando acabas de abrir un negocio. Sin embargo, puede que no establezcas bien desde el principio cuál es tu target o público objetivo. A partir de ahí, no sería extraño que empieces a encadenar un error tras otro.

Así que cuidado con esto. Recuerda que el target representa a todos aquellos clientes potenciales de tu negocio. Este representa a un grupo o colectivo muy definido, con unas caracteristicas muy concretas: género, edad, ubicación geográfica, etc.

Por otro lado, tienes al buyer persona. A diferencia del target, este se encarga de crear directamente un retrato robot de cada consumidor. Dicho de otra manera, se elabora un perfil mucho más exacto del usuario potencial. El objetivo de la empresa es entender a la perfección cómo piensa ese posible comprador.

Cuando conozcas en profundidad a tus clientes, podrás ofrecerles exactamente lo que necesitan. Además, una estrategia de marketing muy efectiva puede ser brindar algunos incentivos a los consumidores más fieles con tu marca. Por ejemplo, con descuentos y promociones para vender más.

No impulsar tu marca en redes sociales

Como sabrás, las plataformas digitales han marcado un antes y un después en los negocios. Esto no es algo nuevo, pues las redes sociales llevan ya tiempo siendo el medio perfecto para dar a conocer a las nuevas empresas y potenciando las marcas ya consolidadas en el mercado.

Ya sea a través de una página web corporativa o un perfil de Instagram, TikTok o Facebook, es importante que aproveches todas estas plataformas para expandir tu marca. Aunque los resultados no suelan ser inmediatos, te ayudará a aumentar tus ventas a medio y a largo plazo.

Aunque sus ventas sean altas, algunos negocios cometen el error de no tener presencia en redes sociales. Tal vez no consigas cerrar todas tus ventas gracias a las redes, pero son muy útiles para que tu marca sea mucho más visible. Ten en cuenta que, gracias a ellas, puedes llegar a clientes de todo el mundo.

Además, puedes ofrecer una atención al cliente muy directa y cercana a través de las redes. Eso sí, no olvides atender de forma personalizada también por teléfono, correo electrónico e incluso presencialmente.

No saber diferenciarte de la competencia

¿Qué hace tu competencia? ¿Te has parado a pensar en ello? En la práctica, esto es tan importante como conseguir que tu producto o servicio sea el mejor. Y es que, para destacar frente a tus competidores, tendrás que saber qué están haciendo.

De lo contrario, ofrecerás lo mismo que otras marcas. Cuando ya existen muchos negocios que generan el mismo producto que tú, puede ser difícil diferenciarte. Por eso, lo que mejor funciona es encontrar un nicho de mercado.

Como ejemplo, sea lo que sea que vayas a vender, puedes reducir el número de consumidores al que irá dirigido. Así te centrarás mucho mejor en las necesidades de un grupo más pequeño, pero esta estrategia de marketing te puede ayudar a crecer.

Sobre todo, implícate en dar razones suficientes a tus clientes para que te elijan a ti y no a la competencia.

No analizar los resultados de tu negocio

Hacer un balance de los resultados de tu empresa nunca viene mal. De hecho, es necesario para que puedas mejorar en tus próximas operaciones y sepas cómo evitar la pérdida de clientes.

Para ello, puedes hacerte una serie de preguntas que te servirán para analizar los diversos motivos por los que has perdido o podrías estar a punto de perder clientes. Por ejemplo, preguntarles directamente a ellos cuáles han sido las razones por las que abandonaron tu negocio.

Todo esto te ayudará a elaborar una mejor estrategia de marketing y, en un futuro, que puedas tal vez recuperar a los clientes que un día perdiste. Además, es muy importante que evalúes constantemente los gastos y las ganancias que genera tu empresa. Al final, los beneficios deben superar a las pérdidas.

Cómo saber si estás perdiendo clientes: consejos y soluciones

En definitiva, debes saber que la pérdida de clientes puede ser en ocasiones inevitable. No obstante, como dueño de tu empresa sí debes hacerte cargo de ello y asumir las consecuencias. De hecho, es imprescindible que tomes acción para evitar que el negocio quiebre.

Por ejemplo, aprender a gestionar la deuda de la empresa es crucial. Para eso, puedes tomar algunas medidas a la hora de pedir préstamos bancarios. También recortar gastos para reducir las deudas.

Ahora bien, ¿cómo saber si estás empezando a perder clientes de forma masiva? Porque no es lo mismo perder un cliente puntual que sufrir un descenso importante en las ventas de tu negocio.

Aquí lo que tienes que hacer es calcular el porcentaje de pérdida de clientes con la siguiente fórmula: tasa de pérdida de clientes (%) = (clientes perdidos / clientes iniciales) x 100. ¡Y listo! Así sabrás si realmente estás perdiendo clientes o no.

Si quieres saber más, en Yoigo Negocios te damos todas las claves para atraer nuevos clientes. Entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y estaremos encantados de atenderte.