Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

HOME > Recomendaciones (cine,libros,etc...)

Las películas que todo emprendedor debe ver

10 min

Inspírate en el cine y sácale el máximo partido a las enseñanzas que ofrecen algunos títulos y se pueden aplicar en el ámbito de la empresa.


Emprender es una aventura apasionante. A la hora de comenzar un negocio, tienes que estar preparado para vivir todo tipo de momentos; habrá algunos excepcionales y otros no tan buenos. Para encontrar la motivación y la inspiración cuando estemos ante una encrucijada es necesario nutrirnos de influencias ya sean culturales, sociales o artísticas.

El cine supone un estímulo para afrontar ciertas situaciones complicadas, sobre todo a la hora de desarrollar una idea e iniciar una empresa. A veces las películas no tienen por qué tratar de negocios para que sean una inspiración para el público, pueden hacer hincapié en cualquier habilidad que, si la desarrolla un emprendedor, le haga conseguir el éxito; desde la gestión del talento hasta el liderazgo.

Desde Yoigo Negocios hemos diseñado un decálogo de las películas relacionadas con el ámbito corporativo que deberías ver si tienes inquietud por emprender y aprender de algunas de las figuras de la gran pantalla. A continuación, detallamos de qué tratan los títulos más recomendables para empresarios.

Los piratas de Silicon Valley (1990)

Viajamos hasta Palo Alto, California, más concretamente a Silicon Valley, la cuna del emprendimiento internacional. Es el lugar donde han nacido algunas de las empresas más importantes del momento y gracias a ‘Los piratas de Silicon Valley’ podemos asistir al lanzamiento de dos sociedades que han cambiado el mundo gracias a la tecnología.

La cinta relata los inicios de Apple y Microsoft. Los protagonistas son sus fundadores: Steve Jobs y Steve Wozniak por parte de Apple y Bill Gates y Paul Allen como creadores de Microsoft. La rivalidad entre ambas empresas hace que trabajen para superarse. Esto ha supuesto un beneficio para el público puesto que ahora contamos con unos sistemas operativos excelentes para nuestros ordenadores.

Los inicios de estas compañías son un ejemplo de inspiración si tú también quieres llegar a convertirte en un referente en tu sector. Además, tanto Steve Jobs como Bill Gates han conseguido trasladar su filosofía a través de la actividad profesional de su empresa. Las dos figuras representan un ejemplo de emprendimiento y de cómo llevar a cabo una compañía de éxito.

La red social (2010)

Actualmente usamos las redes sociales de manera cotidiana, pero ¿cómo surgió la primera red social que se hizo popular? Esta película narra la historia de cómo surgió Facebook, desde su creación hasta instaurarse como una empresa de éxito a nivel mundial.

Mark Zuckerberg era alumno de Harvard cuando comenzó a trabajar en un proyecto que conectase a la comunidad educativa de la universidad a través de una plataforma online. Lo que en un primer momento iba a ser una idea aplicada a un grupo reducido de personal, al final se ha acabado convirtiendo en una herramienta global que comunica a personas que se encuentran en cualquier punta del planeta.

La película cuenta cómo un emprendedor joven afronta algunas de las dificultades que puede encontrar cualquier empresario a la hora de poner en marcha su negocio. Es un ejemplo de cómo una startup puede aprovecharse de las características de este tipo de empresas: flexibilidad y resistencia.

Ciudadano Kane (1941)

En esta lista también tienen cabida los clásicos. Orson Welles nos narra la historia de Charles Foster Kane, un magnate de la prensa de Nueva York. Su ambición es llegar a ser gobernador del Estado para lo que usa algunas artimañas y deja de lado algunos aspectos de vida con el fin de conseguir poder.

La película comienza con la muerte de Charles Foster Kane en su mansión de Xanadú. En la escena solo dice una última palabra: ‘Rosebud’. Ante el misterio que deja tras su fallecimiento, el periodista Jerry Thompson decide investigar sobre el pasado del magnate. Reconstruirá la vida de Kane hasta conocer el significado del enigmático término.

Kane llega a tener una carrera de los más exitosa en la que predomina el dinero y el poder, pero la cinta deja entrever que hay otros elementos que también son importantes en la vida y en los negocios. No se trata de solo de triunfar, sino de ser feliz.

Rocky (1976)

Hay películas que seas emprendedor o no debes ver alguna vez en la vida, como es el caso de Rocky. Sylvester Stallone escribió y protagonizó la historia de Rocky Balboa. Nos trasladamos a los barrios marginales de Filadelfia, donde el protagonista de esta película es un recaudador de deudas que, en sus ratos libres, como hobbie, combate al boxeo bajo el apodo de ‘El Potro Italiano’ mientras sueña con conseguir el sueño americano.

Por azares del destino, Rocky se tendrá que enfrentar al campeón mundial de pesos pesados, Apollo Creed, en un combate muy igualado en el que predomina la perseverancia de ambos contrincantes. Al final, ‘El Potro Italiano’ se gana el respeto del mundo del boxeo.

Rocky es un ejemplo de constancia y esfuerzo para conseguir las metas a nivel personal y profesional. El espíritu competitivo y la inquietud pueden llevarte a alcanzar el éxito. Ya sabes, inténtalo hasta lograr lo que te propongas.

Como apunte, si la música también te inspira, la banda sonora original de esta película es de lo más estimulante.

En busca de la felicidad (2006)

Esta es una de las películas más conmovedoras y motivadoras del cine actual. La cinta, basada en hechos reales, relata la historia de superación de un padre y un hijo que se ven obligados a dejar su casa debido a que Chris Gardner (el padre) ha perdido su trabajo y ha invertido todos sus ahorros en escáneres óseos que no puede vender. Durante toda la película lucha para conseguir un trabajo y ofrecerle un futuro a su hijo.

Gardner nunca deja de luchar para alcanzar el puesto de empleo que desea, aunque para ello ha tenido que realizar otras muchas funciones. Gracias a su tesón, consigue compaginar formarse para acceder a ser corredor de Bolsa, el cuidar a su hijo y trabajar para poder tener dinero. Al final, el protagonista desarrolla una técnica para realizar las llamadas telefónicas más efectivas y conseguir a numerosos clientes, lo que le garantiza un empleo en la empresa y estabilidad en su vida.

Chris tiene actitud de emprendedor durante toda la película: nunca se rinde ante las adversidades y busca cómo reponerse ante una situación límite, lo que finalmente da como resultado lograr su meta.

Destellos de genio (2008)

Ante un problema como era la dificultad de visión con lluvia en el coche, Robert Kearns tiene una idea para paliarlo: implementar unos parabrisas intermitentes en los vehículos. Intenta desarrollar su negocio mostrando un ejemplo a la compañía Ford en una entrevista. Éstos se comprometen a estudiar la propuesta y a instalar el sistema en sus coches.

Meses después recibe la negativa de la empresa automovilística y Kearns, que estaba seguro de que su idea iba a ser un éxito, siente que ha fracasado. Sin embargo, un día mientras va paseando por la calle se encuentra un coche Ford nuevo que tiene los parabrisas intermitentes.

El resto de la película narra cómo Kearns se enfrenta a la gran compañía automovilística para reclamar los derechos de su invento. Como nadie cree en él, tiene que representarse a él mismo. Finalmente consigue ganar la demanda comparando el modelo de limpiaparabrisas con un libro de Charles Dickens.

La lección que enseña la película es la importancia de preservar la propiedad intelectual y proteger las grandes ideas que, aunque en primera instancia no parezcan un gran invento, mejoran la vida de los usuarios.

Joy (2015)

No existen muchas películas en las que la protagonista sea una mujer emprendedora; Joy es una de ellas. La cinta cuenta la historia de Joy Mangano, una trabajadora estadounidense y madre de tres hijos que inventa dos artilugios sencillos y prácticos para el hogar, la Miracle Mop -una fregona con flecos- y las Huggable Hangers -perchas forradas de terciopelo antideslizante-. El éxito que obtiene es rotundo y convierte a Joy en una importante mujer de negocios americana.

Durante su trayectoria profesional, la emprendedora se tendrá que enfrentar a diferentes retos propios de lanzar una empresa. La actitud imparable y decidida con la que afronta cada una de las situaciones es propia de los autónomos. Un ejemplo de inspiración para aquellos que tengan un sueño y quieran cumplirlo a pesar de las adversidades que puedan encontrar.

El lobo de Wall Street (2013)

Esta es no es la típica película del empresario modelo, pero a veces es más necesario saber qué es lo que no hay que hacer en el ámbito de los negocios, así como en cualquier otra situación en la vida. La película relata la historia del agente de Bolsa neoyorkino Jordan Belfort.

El protagonista aplica todo lo que ha aprendido en Wall Street a una empresa de Long Island que vende acciones de Bolsa a otras pequeñas empresas. Gracias a su talento consigue ganar una gran cantidad de dinero y lanzar la compañía hacia el éxito.

Tras alcanzar la cima, el triunfo de Belfort se desploma como consecuencia de una vida de corrupción y excesos. Se trata de un ejemplo de cómo traspasar algunos límites tienen consecuencias fatales para cualquier empresario.

Lo más destacable de ‘El lobo de Wall Street’ es la pasión que aplica a su trabajo y la seguridad en sí mismo que proyecta en los negocios. Además, también cuenta con habilidades propias de un gran líder.

Wall Street (1987)

Bud Fox es un corredor de Bolsa que quiere llegar a lo más alto en su trabajo. Admira a Gordon Gekko, otro inversor e instructor que ha pasado a la historia como uno de los personajes más ambiciosos de la gran pantalla. Para ganarse su confianza le revela información confidencial acerca de otros inversionistas. Después de trabajar a su lado, descubre que a Gekko solo le importa el dinero y quiere beneficiarse de acciones poco éticas. De esta manera, Fox decide actuar para que Gordon no lleve a cabo su plan ni deje a cientos de empleados en desempleo.

La lección que ofrece esta película es que el emprendedor no solamente tiene como objetivo conseguir fama y fortuna, sino que existen otros factores que influyen en la carrera profesional de un empresario, como la ética.

Bohemian Rhapsody (2018)

Gracias a esta cinta hemos podido acercarnos a la historia del grupo musical Queen, en especial al cantante Freddie Mercury. El grupo se constituye cuando Farrokh Bulsara, más conocido como Freddie Mercury, se ofrece para ser el vocalista de Smile. Su trayectoria musical se dispara cuando venden su furgoneta para grabar el primer álbum debut de Queen con la productora EMI. La banda lo arriesga todo en su segundo disco cuando deciden lanzar como single ‘Bohemian Rhapsody’, una canción de seis minutos muy diferente a lo que se había hecho hasta el momento en la industria musical. Sin embargo, se convierte en un éxito mundial.

Durante los próximos años, Queen es reconocida a nivel internacional, pero la relación entre Mercury y el resto del equipo pasa por su peor momento hasta que éste decide continuar con su carrera en solitario. Freddie sigue tiene éxito como cantante, sin embargo, hay un momento en el que es consciente que era más feliz siendo miembro de Queen y vuelve para reconciliarse con ellos justo a tiempo para ofrecer el mítico concierto en Live Aid.

Esta película no está relacionada con los negocios, sin embargo, nos deja algunas lecciones imprescindibles para aplicar a la vida laboral. En primer lugar, es importante tener la valentía de arriesgarse para conseguir un sueño. Es probable que tengas que salir de la zona de confort para alcanzar los objetivos, pero ten en cuenta que el esfuerzo siempre merece la pena.

En segunda instancia, debes creer en aquello que haces. Si es lo suficientemente bueno, muéstralo al mundo tal y como ocurrió con la canción de ‘Bohemian Rhapsody’. Los expertos musicales pronosticaron un fracaso para el tema debido a que nunca antes se había lanzado en la radio algo parecido. Por el contrario, se consolidó como una de las grandes composiciones de la música.

Las películas ya han cumplido su función como fuente de inspiración, ahora es el momento de poner en práctica todo el aprendizaje obtenido a través de la pantalla. Aplica las lecciones al ámbito laboral y logra grandes resultados.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!