Qué es un permiso retribuido y cómo se solicita

En el trabajo existen ciertos casos en los que tienes derecho y permiso para ausentarte sin perder tu remuneración además de los de vacaciones.


En España está regulado el derecho a descanso o vacaciones para todos los trabajadores. Sin embargo, existen otras circunstancias en las que puedes ausentarte de tu puesto laboral por ley e independientemente del sector en el que trabajes.

Estos son los llamados permisos retribuidos y están regulados por el Estatuto de los Trabajadores. Por lo tanto, existen unos mínimos que todas las empresas deben garantizar para sus empleados.

Días libres empleados

A partir de estos derechos mínimos, además, la empresa, a través de convenios colectivos, puede mejorar las condiciones de los permisos retribuidos, ampliando derechos.

Los permisos retribuidos son periodos de descanso que todos tenemos derecho a disfrutar en función de nuestras circunstancias personales: matrimonio, nacimiento, fallecimiento, etc.

Como sabemos, la vida siempre está por delante del trabajo y así lo reconocen estos permisos especiales retribuidos, que facilitan al trabajador tener días libres en función de sus circunstancias vitales.

Vamos a ver qué son estos permisos desde el punto de vista legal y cuáles son los permisos mínimos que están garantizados a todos los trabajadores en España. Además, te explicamos cómo solicitar cualquiera de estos permisos a tu empresa.

¿Qué es un permiso retribuido?

Para los trabajadores por cuenta ajena existen los permisos retribuidos, que responden a circunstancias especiales presentes en la vida de cualquier trabajador.

En virtud de estos permisos, el trabajador tiene derecho a ausentarse de su puesto de trabajo, sin pérdida de su remuneración, por una causa justificada.

El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 37, establece el derecho del trabajador para ausentarse del trabajo, con remuneración. Siempre que los motivos y los periodos de ausencia, hayan sido notificados previamente.

Concretamente, el Estatuto de los Trabajadores fija unos mínimos de permiso retribuido que pueden disfrutar todos los trabajadores y que son, literalmente:

  • En el caso de contraer matrimonio, tienes derecho a 15 días naturales de permiso. Y si te cambias de domicilio habitual, te corresponderá una jornada.
  • Dos días por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.
  • Cuando con tal motivo la persona trabajadora necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.

Por el tiempo indispensable, para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, comprendido el ejercicio del sufragio activo. Es decir, para votar, entre otras circunstancias.

Además, para realizar funciones sindicales o de representación del personal en los términos establecidos legal o convencionalmente también tienes permiso.

Así mismo, por el tiempo indispensable para la realización de exámenes prenatales y técnicas de preparación al parto como en adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento es la misma duración.

Examen prenatal

Otro motivo es la asistencia a las preceptivas sesiones de información y preparación y para la realización de los preceptivos informes psicológicos y sociales previos a la declaración de idoneidad.

Siempre, en todos los casos anteriores, deben tener lugar dentro de la jornada de trabajo.

¿Cómo se solicita un permiso retribuido?

Los permisos retribuidos son permisos que te permiten estar un determinado periodo de tiempo sin trabajar cobrado tu sueldo íntegro. Además, no tendrás la necesidad de recuperar las horas o días de trabajo posteriormente.

Estas jornadas se conocen en muchos trabajos como días de asuntos propios que contemplan muchas empresas.

Por lo tanto, teniendo eso en cuenta, cada empresa tiene establecido un sistema para la notificación y justificación. Ahí será donde el trabajador debe informar de las circunstancias que le permitan disfrutar de dicho permiso.

En cualquier caso, lo primero que hay que tener claro es que la ley determina que solo se podrá disfrutar “previo aviso y justificación”, por lo tanto, es tu deber informar y justificar la situación lo antes posible.

El empleado está obligado a avisar a la empresa con antelación, aunque, por norma general, la antelación no está determinada por el Estatuto de los Trabajadores, excepto en el caso del permiso por matrimonio.

El permiso retribuido para un trabajador tras celebrar un matrimonio o una pareja de hecho es de 15 días naturales a partir del día del enlace y para poder disfrutarlo hay que avisar a la empresa con una antelación de al menos 15 días naturales.

En este caso, hay que tener en cuenta dos particularidades:

  • Tendrás que acreditar esa boda o pareja de hecho en tu empresa
  • Son 15 días naturales, con sábados y domingos incluidos.

Otro permiso retribuido ampliamente utilizado y reconocido es el que tienes derecho a disfrutar por nacimiento de un hijo o adopción. El nuevo permiso desde 2021 sustituye a los permisos de paternidad y maternidad y es de 16 semanas para ambos progenitores.

Tanto el padre como la madre del menor tienen que disfrutar de este permiso de forma ininterrumpida, obligatoria y a jornada completa las seis primeras semanas inmediatamente posteriores al parto o adopción.

A partir de ahí, las 10 semanas restantes las pueden coger en periodos semanales cuando deseen, dentro de los 12 meses posteriores al parto o adopción.

Los permisos retribuidos, además, contemplan otras realidades vitales como el fallecimiento de algún familiar, situación por la que tienes derecho a dos días de permiso retribuido, independientemente de tu empresa y tu contrato laboral.

Este permiso se reconoce para todos aquellos trabajadores que vivan un fallecimiento, accidente o enfermedad grave de un familiar hasta segundo grado de consanguinidad, así como hospitalización o intervención quirúrgica que requiera reposo domiciliario.

Aunque estos casos son los más comunes, la ley contempla varios casos más que contemplan la posibilidad de pedir un permiso retribuido con el 100% de tu sueldo como, por ejemplo, permiso por traslado de domicilio.

Mudanza día libre

También hay otros como representación sindical, formación o exámenes, un deber público e inexcusable (como votar) o cualquier otra circunstancia que se contemple en el convenio que rige en tu empresa.

En todas estas ocasiones, es tu derecho como trabajador poder disfrutar, si así lo deseas, de estos permisos laborales retribuidos. Si tienes alguna duda más al respecto de tus derechos y obligaciones, en Yoigo Negocios te ayudaremos encantados.

Solo tienes que entrar en nuestra web o llamar al 900 622 500 para indicarte cómo disfrutar los días que te corresponden por ley.