A devolver o a pagar: Declaración de la Renta 2021

Con la campaña de la Declaración de la Renta 2021 vuelven a aparecer muchas dudas sobre el trámite y las acciones a emprender tras el resultado.


Como cada año, llega ese temido momento de realizar la Declaración de la Renta. Temido por varios motivos: por una parte, el miedo a que nos salga a pagar y cuánto puede llegar a ser la cantidad y, por otra parte, lo complicado que llega a resultar realizar el trámite.

Si eres trabajador por cuenta ajena es más sencillo, pero la cosa se complica para los autónomos. Sí, esta es una de las muchas pesadillas a las que se enfrenta el colectivo cada año.

En el supuesto de trabajar por cuenta ajena y tener un solo pagador, la simulación que realiza la Agencia Tributaria suele coincidir con la información real que debes adjuntar.

Las dificultades vienen cuando se tienen varios pagadores, especialmente en caso de trabajar por cuenta propia. Como hay una enorme flexibilidad, la normativa se complica para ajustarte. Aquí está todo lo que necesitas saber.

Obligación de presentar la Declaración de la Renta en 2021

Lo cierto es que declarar la renta no es un trámite obligatorio para todos los ciudadanos que dispongan de ingresos. Si llevas años trabajando y nunca lo has hecho es porque no llegas al límite de ingresos que expone la normativa.

En concreto, en 2021 deben presentarla únicamente aquellas personas que hayan obtenido ingresos que superen los 22.000 euros cuando haya un único pagador, o que superen los 14.000 euros en el supuesto de que haya varios pagadores.

En esta última opción, cabe destacar que la suma de los ingresos del segundo pagador y del resto debe superar los 1.500 euros. Sin embargo, son muchas las personas que deciden declarar sus ingresos, aunque la ley no se lo exija.

¿Merece la pena? ¿Por qué se hace? Es un poco como jugar a la ruleta rusa, porque podrías terminar teniendo que pagar a Hacienda sin que esta te lo hubiera requerido. La cuestión es que muchos trabajadores se arriesgan para que les salga a devolver.

Cómo anticiparse al resultado de la Declaración de la Renta

A pagar o a devolver; la gran incógnita a la que se enfrentan todos aquellos que tienen obligación de presentar la Declaración de la Renta cada año. Pagar o que te paguen; haber hecho bien las cosas durante el año o deber dinero a Hacienda.

Para resolver esta problemática es necesario que tengas conocimientos sobre fiscalidad para saber cuáles son las ventajas a las que tienes derecho.

Y es que, existen ciertas concesiones que nos permiten reducir el importe en caso de que nos salga a pagar en función de lo que hayamos ganado durante el ejercicio anterior.

Por ejemplo, las parejas suelen simular si es más rentable presentar la Declaración juntos o por separado, mientras que los autónomos pueden deducirse parte de los gastos relacionados con su profesión.

No obstante, para beneficiarte de estas ventajas, como hemos dicho, necesitas tener ciertos conocimientos sobre fiscalidad. No porque nosotros lo queramos, sino porque los impresos y procesos son bastante complejos.

Es por eso que, para averiguar este tipo de cuestiones, la Agencia Tributaria dispone de una opción de simulación, que te permite realizar un borrador de tu Declaración para ver el resultado antes de presentarla de forma definitiva.

Trucos para ahorrar en la Declaración

Como comentábamos, se pueden llevar a cabo deducciones que reduzcan el importe a pagar en la Declaración. Estos son algunos trucos que te permitirán ahorrar en la cantidad final que tengas que abonar.

  • Retribuciones en especie que no tributan: Si trabajas para una empresa que te da parte de tu sueldo en cheques restaurante o para el transporte, debes saber que esta cantidad estaría exenta de tributación. Se calcularían tus ingresos sin tener en cuenta este beneficio.
  • Planes de pensiones: Son un gasto deducible, por lo que te permitirían reducir el importe final que te salga a pagar. Además, si estás próximo a tu jubilación y rescatas el plan en forma de capital, tienes derecho a una deducción del 40%. Si lo rescatas como renta no es posible deducirlo.
  • Amortización de hipoteca: Si compraste una vivienda antes de 2013 y sigues pagando hipoteca, esto es también representará un gasto deducible.
  • Trabajos en el extranjero: Si has trabajado fuera de España, infórmate acerca de la remuneración ya que hay supuestos en los que está exenta de tributación.
  • Inversiones: Estas tienen derecho a una deducción del 5%.
  • Donativos y transmisión de una empresa familiar: Los donativos son deducibles, mientras que en caso de donar una empresa a través de la que realices una actividad económica, hay supuestos en los que permiten aplicar reducciones por las ganancias patrimoniales.
  • Madres solteras: Si eres mujer, tu estado civil es soltera o divorciada y tienes hijos a tu cargo, deberás indicarlo en el documento de la Declaración para que el sistema calcule la reducción correspondiente.

Simulador de la Declaración de la Renta de 2021

Para acceder a esta opción del borrador, tendrás que acceder a la página oficial de la Agencia Tributaria. Una vez en la página, en la parte superior derecha hay un enlace que indica “Renta 2021”.

El sistema te permitirá crear un nuevo documento o recuperar la información de uno ya rellenado. En caso de ser nuevo, deberás indicar tus datos personales como contribuyente.

A continuación, deberás indicar los datos de los miembros de la unidad familiar en caso de haberlos; luego declarar los ingresos correspondientes, que incluyen la base imponible general, la base liquidable general sometida a gravamen, etc.

Una vez rellenados los campos, se pasa al apartado de las deducciones estatales y autonómicas. Aquí habrá que declarar si tenemos un plan de pensiones, una hipoteca o cualquier otro supuesto con comprobantes.

Los trabajadores por cuenta ajena, en el apartado de las deducciones, podrán incluir también los gastos relacionados con su actividad laboral que tengas opción de desgravarse, siempre atendiendo a los límites de la legalidad vigente.

Adjuntada toda la información, hay que pinchar en el apartado “resultado de la declaración”, tras lo cual el sistema genera un documento con la información sobre el importe que sale a pagar o a devolver.

Esta información te permitirá decidir, en caso de que estés obligado, si te conviene o no presentar la Declaración de la Renta.

Asimismo, si te sale a pagar una cantidad que consideras injustificada, tendrás la opción de revisar el borrador para comprobar que no haya ningún dato incorrecto, así como margen de tiempo para acudir a un gestor o asesor financiero que te ayude.

Para todas estas cuestiones, siempre es recomendable consultar con un profesional. Recuerda que estar al día con tus obligaciones con la Agencia Tributaria es algo fundamental, ya que cualquier error puede costarte multas.

Si eres autónomo o tienes una empresa, es más probable que Hacienda te solicite un libro de cuentas en caso de detectar algún error en tu Declaración. ¿Quieres evitarlos? ¿Tienes alguna duda de cumplimentación? El secreto está en la información.

En Yoigo Negocios te ofrecemos los recursos digitales que necesitas para estar al día con la normativa fiscal en España. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y lánzate a presentar la Declaración de la Renta