Cómo colocar los productos en tienda para vender más

La ubicación de los productos es muy importante en supermercados y tiendas porque hacen que el cliente se fije en ellos y consuma cosas que de otra forma no haría.


Aunque como clientes no nos demos cuenta, al entrar en una tienda todo está colocado de forma estratégica para invitarnos a comprar. Las formas, los colores, la decoración del local y la posición son algunos de los factores que influyen a la hora de distribuir tu negocio.

Para optimizar una tienda lo mejor posible, primero es necesario tener claro qué efecto deseas conseguir, cuál es tu público objetivo y cuáles son sus gustos.

De este modo, podrás orientar tu estrategia para captar al mayor número posible de clientes y, así, incrementar tus ventas. Así es como debes colocar los productos para vender más.

Factores que invitan a comprar

Antes de decidir la distribución de los artículos que se venden en un local, es importante darle a este la mejor apariencia para invitar a la gente a entrar.

Los colores cálidos, son preferibles a los fríos, ya que inspiran una mayor tranquilidad. Inconscientemente, los clientes se sienten más atraídos y permanecen más tiempo en zonas donde predominan estos tonos.

AdobeStock 325454611 Editorial Use Only

La temperatura también es un factor esencial. Demasiado frío o calor, hará que la gente tenga más prisa por marcharse y, en consecuencia, compre menos productos. Por lo tanto, lo ideal es mantener una temperatura agradable y, sobre todo, estable.

El sonido también influye en el comportamiento de los compradores. Si decides amenizar el local con música, ten presente que, también de forma inconsciente, los clientes tienden a moverse a un ritmo similar al de las canciones que están escuchando.

La música rápida es ideal en hora punta, donde el local se llena demasiado. En cambio, la lenta es preferible en horas bajas, ya que hará que la gente se mueva más despacio y tarde más en salir.

Estas son algunas de las nociones básicas para atraer a la gente a tu local y conseguir que permanezca más tiempo en él. Ahora, veamos cómo es mejor distribuir los productos para optimizar la tienda y aumentar nuestras ventas.

Cómo afecta la colocación a los compradores

Hay una serie de reglas básicas relacionadas con la colocación de productos que debes conocer para saber cómo distribuir una tienda.

En primer lugar, cuanto más al alcance esté un artículo de los ojos, más probabilidades de cogerlo. Evita las estanterías demasiado altas, y pon siempre más a mano aquellos objetos que te interese más vender.

Aparte de esto, es muy importante también elegir la distribución adecuada. El objetivo tiene que ser conseguir que el cliente pase el mayor tiempo posible dentro de tu local.

Si, por ejemplo, colocases cerca de la entrada los artículos que despiertan más interés, conseguirías el efecto contrario: la gente cogería rápido aquello que quiere y saldría antes.

Un elemento que no puede faltar en tu estrategia, es un buen escaparate. No en vano, el escaparate es el principal contacto que cualquier persona tiene con una tienda, de modo que debemos asegurarnos de que sea lo bastante llamativo como para que quieran ver el interior.

escaparate

Un consejo: evita que quede demasiado recargado, ya que el exceso de elementos dificulta que la gente mantenga la atención y hace que pierdan el interés más deprisa.

3 estrategias para conseguir la distribución perfecta para tu tienda

Con un local con colores cálidos, los artículos a la mano y un escaparate vistoso, tendrás lo necesario para invitar a la gente a entrar y permanecer en tu local.

Ahora bien, para rematar el trabajo y conseguir optimizarlo por completo, falta saber cómo colocar los productos y así vender más.

Fomenta la venta por impulso

Desde el punto de vista del marketing, hay dos tipos de clientes según su intención: unos, acuden a una tienda con la idea previa de comprar algo que quieren o necesitan; otros, entran en un local por curiosidad, sin intención de compra.

La mejor forma de incrementar las ventas, es convencer a los primeros de llevarse más artículos de los que tenían pensado adquirir. Para conseguirlo, es necesaria una buena presentación.

Colocar estos productos en zonas por las que el cliente se vea obligado a pasar, es un buen método para captar su atención. Por ejemplo, los estantes que quedan a la vista cuando giramos para cambiar de pasillo son una zona que no puede esquivarse. Una alternativa, es la caja, por la que la gente siempre tiene que pasar.

Si quieres que tus productos resulten aún más atractivos, una buena idea es añadir algún tipo de oferta.

Complementa los productos

Complementar los productos es otra de las estrategias clave para que las ventas aumenten. Si te dedicas a la alimentación, junto a la carne puedes poner todo tipo de condimentos o salsas.

De esta manera, cuando alguien se acerque a comprarla, es más posible que se le antoje llevarse también un acompañamiento para el plato que tuviese pensado cocinar.

En las tiendas de ropa, por otra parte, las prendas nunca se colocan por separado. Siempre es preferible formar un conjunto o ponerlas junto a otras que se complementen bien, para invitar a los clientes a coger varios artículos y no solo uno.

Cambiando de ejemplo, en las tiendas dedicadas a productos del hogar, también se pueden complementar los artículos. Si pones el detergente junto al suavizante, quizás le recuerdes a varias personas que van a comprar uno, que también necesitan el otro.

detergente y suavizante

Separa los productos más demandados

Ya adelantábamos que, poner cerca de la entrada los artículos que más se venden, no invita al cliente a permanecer en una tienda sino todo lo contrario.

Dado que lo interesante es, que se paseen a lo largo y ancho de todo el local, lo mejor que puedes hacer es dispersar los llamados “productos estrella”.

Intenta que al menos uno de ellos esté siempre al fondo de la tienda, en la zona más lejana a la entrada.

Además de esto, no caigas en el error de poner todos los artículos de más éxito juntos. Dispérsalos para forzar a la gente a recorrer todo el local, para que puedan ver también otros productos.

Estas pequeñas estrategias, aunque no parezcan muy importantes, son más eficaces de lo que piensas. Desde Yoigo Negocios te ofrecemos nuestra ayuda para lo que necesites, entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y deja que te ayudemos.