Cómo mejorar la accesibilidad de tu página web para clientes

En ocasiones no te sirve únicamente con tener una página web bonita y creativa si no tiene las herramientas necesarias que sea accesible.


Hoy en día, prácticamente no se concibe un nuevo negocio sin su propia página web. Ante la necesidad de acceder a cualquier tipo de servicio, sea de ocio, del hogar o incluso una tienda de ropa.

El hábito de consumo está cambiando cada vez más a lo virtual. Crear una web, si se hace bien, puede ampliar en mucho la visibilidad de una empresa.

Web de empresa

A través de una página en internet, no solamente se anuncian los servicios que proporciona un negocio, sino que también permite abrir una vía de interacción para captar y fidelizar clientes.

Sin embargo, conseguir que tu web sea accesible es bastante complicado. Para ello, son necesarias una serie de herramientas que ayuden a que todo el mundo pueda navegar a través de su contenido.

Qué es la accesibilidad web y por qué es tan importante

Cuando se habla de accesibilidad, el concepto hace referencia al contenido de la web. Una página accesible es aquella utilizable para el mayor número posible de personas. Si esta resulta confusa y poco intuitiva, no estaría cumpliendo con el objetivo.

La importancia de la accesibilidad reside en una serie de ventajas, tanto para el creador de la página como para los usuarios. Se entiende que el objetivo cuando se crea una web es el de llegar al mayor número de usuarios posibles, así tendrá más éxito.

Es lógico que, si tienes un restaurante, una tienda u ofreces cualquier tipo de servicio, para ampliar tu cartera de clientes necesitarás que accedan muchas personas a tu web.

Además de esto, conseguir una vía de interacción sólida abriendo un apartado de reseñas o para cualquier tipo de comunicación es vital. Esto te dará muchas más posibilidades de fidelizar.

Fidelización cliente reseñas

Por otro lado, como cliente es importante la accesibilidad, entre otras cosas por una cuestión de inclusión. A menudo no pensamos en ciertos colectivos como parte de los usuarios de internet.

En muchos casos, no las adaptamos a todo el público y muchos, de hecho, necesitan de tecnologías de apoyo para acceder al contenido de una web.

Si, por otra parte, la página ofrece una información desorganizada y difícil de entender, la captación de clientes se convierte en algo mucho más complicado.

Para solventar estas cuestiones, aquí tienes varios consejos sobre cómo mejorar la accesibilidad de tu web.

Qué limitaciones deben tenerse en cuenta con la accesibilidad web

Si quieres que tu página web sea más accesible, debes entender a qué nos referimos al hablar de "discapacidad". De esta forma sabremos qué herramientas son necesarias para solventar las trabas que puedan presentarse:

  • Visual. Una persona que padezca ceguera o discapacidad visual debe contar con alternativas para reproducir el contenido que busca en internet.

  • Auditiva. Muchos de los vídeos que encontramos navegando por la red no tienen subtítulos.

  • Motora. Si los movimientos están limitados, hay que pensar en una opción que permita buscar lo que se necesite por internet.

  • Cognitiva. Algo que puede afectar a la comprensión del contenido de una web (de lo más importante). Por ello, hay que facilitar este lo máximo posible.

Cabe destacar que, el objetivo de internet es ser universal, y para ello, es necesario que su contenido sea accesible. De no serlo, estaría incumpliendo aquello para lo que teóricamente fue creado.

Tips para mejorar la accesibilidad de tu web

Dicho todo esto, queda bastante claro que mejorar la accesibilidad implica crear un contenido más inclusivo.

Para ello ten en cuenta las posibles limitaciones de los usuarios.

  • Crear una web compatible con el teclado porque muchas de las tecnologías de apoyo necesitan del uso del teclado, y no funcionan con el ratón. Debes asegurarte de que el teclado permita navegar por tu contenido sin ratón.
  • Cuidado con los colores de la página web. Asegúrate de cumplir con el nivel de contraste mínimo requerido (4.5:1 para un texto estándar y 3:1 para texto grande). De no tener esto en cuenta, podrías estar limitando el acceso a algunas personas con discapacidad visual.
  • Añade títulos para organizar el contenido. Esto facilita enormemente la comprensión de la web. Además, simplifica también la búsqueda de algún apartado específico. Si alguien necesita consultar algo concreto de tu página, será más sencillo encontrarlo. Es una forma de facilitar la navegación, algo bueno tanto para el usuario como para ti.
  • Agrega un texto alternativo a las imágenes (conocido como atributo alt).Consiste en añadir un texto descriptivo a las imágenes para que las personas con discapacidad visual puedan reproducirlo.
  • No subas archivos que se reproduzcan automáticamente. Puede resultar molesta e incluso sobresaltar al usuario. Intenta que, si añades este tipo de contenido, procura que se reproduzcan cuando lo solicite quien esté navegando por la web.
  • Asegúrate de que la estructura sea la correcta al redimensionar el texto. Si utilizas tamaños relativos y no absolutos ayudas a que el contenido se mantenga estructurado. Esto resulta de gran ayuda para las personas con discapacidad visual.
  • Si incluyes formularios, procura que sean fáciles de rellenar. Al habilitar una herramienta de comunicación, lo habitual es que el usuario tenga que rellenar uno con sus datos. En este caso, debes procurar que este sea sencillo y fácil.
Formulario datos cliente
  • Añade subtítulos a tus vídeos. Como hemos comentado al principio, mucho contenido multimedia no se subtitula. Esto impide que personas con discapacidad auditiva puedan acceder al contenido de estos.

En resumen, ten presente los diferentes tipos de limitaciones que pueden enfrentar los usuarios. Trata de añadir a tu página web herramientas para solventarlas. De esta forma, podrás mejorar su accesibilidad.

Si necesitas más consejos para crecer en internet, no dudes en pedirnos ayuda. Desde Yoigo Negocios estaremos encantados de ofrecerte nuestros servicios. Solo tienes que entrar en nuestra web o llamar al 900 622 700.