Qué es un hosting y cómo elegir el mejor para una web

Si quieres crear una página web para tu negocio es imprescindible tanto a nivel operativo como estratégico que sepas exactamente lo que es un hosting.


Hoy es imposible imaginar un negocio sin página web. Hace años, utilizábamos otro tipo de referencias para comprobar si un restaurante era recomendable, o si la tienda de alimentación de la esquina abría los sábados.

La era digital ha cambiado nuestros hábitos y las páginas web han pasado a ser un imprescindible para las empresas.

Salvo quizás los negocios ya afianzados en zonas más rurales, lo cierto es que la mayoría disponen actualmente de una web en la que exponen sus servicios y facilitan los datos de contacto.

En este sentido, una de las cosas más importantes a la hora de abrir una es tener claro cómo elegir el mejor hosting. Pero no nos adelantemos. Antes vamos a explicarte qué es y cómo funciona.

Qué es un hosting y cómo funciona

El hosting se conoce también como alojamiento web, lo que puede que te dé alguna pista sobre cuál es su función. Al crear una página web, se añaden a ella diversos elementos: textos que describen los servicios, imágenes, un apartado de contacto, etc.

Toda esa información necesita un espacio de almacenamiento. Por tanto, el hosting profesional es un servicio de alojamiento para páginas web, que permite que dicha información sea consultada en cualquier momento con conexión a internet.

En tu propio ordenador tienes los ya conocidos discos duros y los USB. Pues bien, en el caso del hosting hablamos de un espacio online abierto a todo el que quiera echar un vistazo.

Los alojamientos web se ofrecen desde servidores. Un servidor es un ordenador (mucho más potente que uno convencional) conectado a internet las 24 horas del día, permitiendo así que sus contenidos estén disponibles en todo momento.

Con todos estos elementos es posible crear una página web, a la que se le asigna un dominio en el momento de su creación, es decir, una dirección que nos permita acceder al contenido de la web.

Volviendo a la cuestión del hosting profesional, para elegir el que más te conviene debes saber primero que existen diferentes tipos. Te lo explicamos a continuación.

Tipos de hosting

La elección del alojamiento web va a depender del tipo de página que desees crear. Estas son las clases de hosting más utilizadas:

  • 1. Hosting compartido: Varios alojamientos web comparten el mismo servidor, y a su vez recursos como la CPU o la memoria RAM. De esta forma, la capacidad de dicho servidor se reparte entre todos los que lo utilicen. Es la opción más utilizada y económica.
  • 2. Hosting VPS o servidor virtual: Servicio intermedio por el que también se comparte un servidor, pero con una porción reservada exclusivamente para ti. Por lo tanto, te puede ofrecer una serie de recursos algo más específicos que el alojamiento compartido.
  • 3. Hosting elástico: Reúne las ventajas de un hosting compartido y de uno VPS, ya que hay reparto del servidor físico pero con recursos exclusivos.
  • 4. Hosting cloud: El alojamiento web en la nube es diferentes debido a su infraestructura. No se ofrece desde un único servidor, sino varios de ellos que trabajan de forma conjunta. Se crea una red que ofrece mayor estabilidad.
  • 5. Hosting dedicado: Lo contrario a un hosting compartido, un servidor solo para ti. Al disponer en exclusiva de toda la potencia, esta disposición te permite crear webs para proyectos mucho más grandes.

Ahora que ya sabes cuáles son los tipos de hosting más comunes en el mercado, falta tener claro cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. Esto depende de qué tipo de negocio regentes y, en consecuencia, qué tipo de página web necesites crear.

Cómo elegir la mejor opción de hosting

Con respecto al tipo de hosting profesional, lo cierto es que los proveedores trabajan con todas o muchas de las opciones, por lo que generalmente te orientarán al respecto.

Basta decir que, si quieres crear una web sencilla y esperas que el tráfico sea moderado, el hosting compartido es el más económico. Supone una gran opción para tu primer sitio.

Si necesitas algo más específico porque quieres habilitar una serie de servicios en tu página web —pedidos online u otras cosas más complejas— puede que te convenga tener un tipo de hosting privado virtual (VPS).

Los hostings profesionales dedicados son opciones mucho más caros, reservados a webs que necesiten de un servidor muy potente. Pensemos, por ejemplo, en una compañía internacional que gestiona un tráfico de visitas muy elevado.

Eso sí, como ya hemos comentado, lo recomendable es exponer a una empresa especializada cuáles son tus necesidades y dejar que te asesoren sobre el tipo de alojamiento ideal.

Lo complicado viene a la hora de valorar cuál es el mejor servicio. Vamos a darte una serie de criterios a tener en cuenta para que puedas comparar varios de ellos:

  • Velocidad de carga: Debe ser lo más rápida posible dentro de las opciones que puedas permitirte. Desconfía de los servicios de alojamiento demasiado económicos (los hay desde 4-5 euros al mes), ya que por lo general disponen de una velocidad deficiente.
  • Soporte técnico: Ha de ser óptimo en la medida de lo posible. Imagina que sufres una caída en tu web. La empresa con la que hayas contratado el servicio tendrá que darte una atención rápida y eficiente para que tus clientes vuelvan a disponer del servicio lo antes posible. Valora que te ofrezcan un soporte adicional.
  • Espacio de almacenamiento: Es importante que no te dejes engañar por ofertas de espacio ilimitado. Primero, ten claros los elementos que vas a incluir en tu web y qué espacio necesita cada uno de ellos. De esta forma, contratarás el espacio que realmente necesitas.
  • Herramienta de administración: Valora que sea eficiente y, si no tienes muchos conocimientos técnicos sobre la materia, que sea intuitiva y fácil de utilizar.
  • Seguridad: Sea como sea la web que vayas a crear, procura utilizar un hosting con medidas antihackeo así como copias de seguridad automáticas.
  • Cantidad de dominios: Es probable que con el tiempo te plantees crear una segunda web. En ese caso, fíjate en que el plan de alojamiento web te ofrezca la opción de varios dominios o, incluso, dominios ilimitados.

Algunos de los proveedores de hosting más destacados en relación calidad – precio son:

Crear una página web por tu cuenta

Antes de finalizar, queremos mencionarte el hosting con WordPress. Y es que, es posible que te hayas planteado la posibilidad de crear una web por tu cuenta, sin recurrir a un profesional.

WordPress es un sistema de gestión de contenido ideal para crear una página web, especialmente para aquellos que no son expertos debido a su sencillez.

Puedes elegir entre la opción pro, que vale 15 euros al mes o una opción gratuita. Si tu presupuesto es nulo, y quieres un hosting gratuito, debes saber que estarán más limitados respecto a los criterios que hemos mencionado anteriormente.

Ah, recuerda que para tener éxito con tu tienda digital, además de un buen hosting has de contar con una velocidad de Internet de primera calidad. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que en Yoigo Negocios te echemos un cable.