Cómo funciona y cómo pedir la tarifa plana de autónomos

Formaliza tu situación jurídica y empresarial como trabajador por cuenta propia abonando unos míseros 60 euros de cuota a la Seguridad Social.


Si estás pensando en lanzar tu propio negocio, o acabas de hacerlo, tienes que saber qué es la tarifa plana de autónomos. Es uno de los incentivos más conocidos al emprendimiento del que se han beneficiado miles de trabajadores por cuenta propia.

Como es sabido, a diferencia de un trabajador asalariado, un autónomo tiene que pagar la totalidad de sus cuotas a la seguridad social. Gracias a la posibilidad de acogerse a la tarifa plana cuando inicia su actividad, las cotizaciones a la Seguridad Social le saldrán mucho más baratas.

Se trata de un buen empujón para que el negocio dé sus primeros pasos con más holgura financiera.

Un emprendedor tiene que conocer cada detalle de la fiscalidad para lanzar su propio negocio y llevar sus cuentas de la manera más eficiente posible. Por ello, aquí vamos a responder a algunas preguntas clave que pueden ayudarte.

¿Cuál es la bonificación para autónomos que acaban de iniciar la actividad? ¿Cuánto tiempo se puede beneficiar un autónomo de la tarifa plana? Y, sobre todo, ¿cómo solicitar la tarifa plana de autónomos?

¿Qué es la tarifa plana de autónomos?

La tarifa plana de autónomos no es más que una reducción sobre la cuota a pagar a la Seguridad Social. Se aplica a todos aquellos que causen alta inicial o que no lo hubieran estado en los 2 años inmediatamente anteriores en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores Autónomos (RETA).

De esta manera, el trabajador por cuenta propia verá reducida considerablemente la cuota mensual a pagar por las cotizaciones a la Seguridad Social. En función de cada caso, puede ser en concepto de contingencias comunes, contingencias profesionales, cese de actividad y formación profesional.

Si el emprendedor opta por cotizar por la base mínima que corresponda (en 2021 de 944,40 euros al mes) podrá beneficiarse de una reducción en la cotización. Así, solo tendrá que pagar una cuota única mensual de 60 euros durante los 12 primeros meses de actividad.

La bonificación aplica a la cotización por contingencias comunes durante los 12 primeros meses inmediatamente siguientes a la fecha del alta. La tarifa plana de 60 euros al mes incluye tanto las contingencias comunes como las contingencias profesionales, que quedarán cubiertas.

Por otro lado, estos trabajadores no están obligados a cotizar por cese de actividad y por formación profesional en ese primer año de alta. Concretamente, de esa cuota de 60 euros, 51,50 euros corresponden a contingencias comunes y 8,50 euros a contingencias profesionales.

Sin embargo, puede ocurrir que el trabajador opte por una base de cotización superior a la mínima. Esto, en principio, en el futuro le dará derecho a una mayor pensión de jubilación pública (la base de cotización máxima es de 4.070,10 euros al mes).

Los trabajadores autónomos, entonces, podrán aplicarse durante los 12 primeros meses inmediatamente posteriores al alta, una reducción del 80% sobre la cotización por contingencias comunes.

tarifa plana de autónomos condiciones

Además, hay dos casos especiales que pueden alargar esta tarifa plana hasta 12 meses más, beneficiándose de la reducción hasta un total de 24 meses seguidos. Son los autónomos que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes y los jóvenes: mujeres menores de 35 años y hombres menores de 30 años.

Para el resto, en el segundo año también existen bonificaciones pero la cuota irá subiendo poco a poco hasta alcanzar, tras dos años, los 286 euros mensuales en 2021 que paga un autónomo sin tarifa plana.

Pueden beneficiarse de una reducción equivalente al 50% de la cuota durante los 6 meses siguientes, es decir, desde el mes 13 al 18 de actividad. A partir de ahí, pueden beneficiarse de:

  • Una reducción del 30% de la cuota otros 3 meses más (del mes 18 al 21)
  • Una bonificación del 30% los últimos tres meses hasta completar los dos años de actividad (mes 22 al 24).

Pero, ¿qué condiciones hay que cumplir en cada uno de los casos para acceder a la tarifa plana de autónomos?

Condiciones para acceder a la tarifa plana de autónomos

En un primer momento, hay que tener en cuenta dos requisitos básicos e indispensables para poder cotizar a la Seguridad Social a través de la tarifa plana de autónomos.

En primer lugar, darte de alta en el RETA por primera vez o, al menos, tras transcurrir más de dos años desde la última vez que cotizaste en este régimen especial.

En segundo lugar, elegir la base mínima de cotización y decidir no cotizar por aquellos conceptos no obligatorios: cese de actividad y formación profesional. Todo ello lo tendrás que indicar cuando lleves a cabo el proceso de alta en el RETA, que se realiza a través de la página de la Seguridad Social.

Además, a esos dos requisitos se añaden otros en el caso de poder beneficiarse de una tarifa plana de dos años de duración. Así, en este caso será condición indispensable ser mujer menor de 35 años u hombre menor de 30 o residir en un municipio con menos de 5.000 habitantes.

También serán condiciones para acceder a la tarifa plana el caso de trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 33% (discapacidad inicial o sobrevenida), así como víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que para acceder a estas bonificaciones no debes ser administrador de una sociedad mercantil. Tampoco es necesario haberte acogido o ser autónomo colaborador, figura diseñada para los familiares de autónomos que se unen a la actividad del trabajador principal.

¿Cómo solicitar la tarifa plana de autónomos?

Empezar tu camino como autónomo, legalmente, parte de darte de alta en el Régimen Especial para Trabajadores Autónomos en la Seguridad Social. Es en este momento en el que tienes que solicitar la tarifa plana de autónomos, que la Seguridad Social señala como bonificaciones por alta inicial.

En primer lugar, debes rellenar y entregar en Hacienda, personalmente u online, el modelo 037, que comunica a Hacienda que vas a ejercer una actividad profesional por cuenta propia.

MODELO 037 descargar

A partir de entonces es cuando tienes que darte de alta en la Seguridad Social, concretamente en el RETA. Lo puedes hacer en la sede electrónica de este organismo (con las restricciones para la contención de la covid-19 ha sido el único modo de hacerlo).

Entonces, al iniciar el procedimiento y proporcionar tus datos tendrás que elegir la base mínima de cotización. Si eliges la mínima, 944,40 euros, y tienes derecho a la tarifa plana, podrás acogerte a “alta inicial” e incluso indicar si eres menor de 35 o 30 años, o si vives en un municipio de menos de 5.000 habitantes.

Además, tendrás que indicar por qué conceptos deseas cotizar. Recuerda que, para pagar 60 euros al mes, tendrías que elegir solamente contingencias comunes y profesionales. Has de rechazar hacerlo por cese de actividad y por formación profesional, que en el inicio no son obligatorias.

Así, en pocos pasos habrás completado el procedimiento que te da la bienvenida al mundo de los trabajadores autónomos en el que podrás impulsar tu negocio los primeros meses con un mayor colchón financiero gracias a la tarifa plana.

En Yoigo Empresas queremos que puedas emprender y crear tu propia empresa con tranquilidad. Por eso, nos comprometemos a ayudarte en todo lo necesario. No dudes en visitarnos en nuestra web o llamarnos al 900 622 220 y aprende a ser el mejor empresario.