Todos los tipos de formas de pago para proveedores

Evita las deudas y los problemas legales con tus clientes dominando las distintas fórmulas legales para realizar pagos en España.


Dentro de la contabilidad de una compañía hemos de tener en cuenta las formas de pago a proveedores. Es uno de los procedimientos más habituales que siempre se tienen en mente. Sobre todo, para ver lo que puede resultar más beneficioso.

Hay varios tipos de formas de pagos a proveedores, desde el pago en efectivo, pasando por el pago con cheques, hasta los pagarés o las transferencias bancarias.

¿Cuáles son todos? Pues basta con echarle un vistazo, pero, primero, hay que entender unos conceptos previos sobre la situación en España.

El problema de los impagos en España con los pagos a proveedores

En primer lugar, cabe destacar antes de abordar las formas de pago a proveedores, el esquema general y la problemática en cuanto a los retrasos.

Los impagos de facturas son uno de los problemas más habituales a los que se enfrentan tanto empresarios como autónomos. De hecho, a pesar de que la ley exige que los plazos de pago a proveedores no superen los 60 días, no siempre ocurre así.

El 70% de los proveedores declaran haber realizado acuerdos comerciales con clientes en los que se imponían plazos de pago superiores a los legalmente establecidos, según los datos del informe de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad. Estos evidencian que solo el 28% pagó sus facturas en un plazo inferior a los 60 días.

La Ley de Pagos ha sufrido varias modificaciones a lo largo del tiempo. Actualmente, el plazo de pago a proveedores debe ser de 30 días naturales, festivos y vacaciones incluidos.

Sin embargo, las empresas podrán firmar un contrato que amplíe este plazo hasta los 60 días. Cuando se supere este plazo, el contrato o acuerdo entre ambas partes pasará a ser nulo.

Asimismo, en 2019 se aprobó una nueva norma para solucionar el problema de los impagos entre empresas. Si se aprueba la nueva legislación, se creará un Observatorio Estatal de Morosidad que se encargará de realizar informes periódicos sobre la evolución de los pagos entre empresas.

Formas de pagos a proveedores

La nueva normativa incluiría además un régimen sancionador para aquellas empresas que no cumplan con los plazos de pago. Las sanciones se clasificarían de leves a muy graves y el importe económico iría desde los 60 euros hasta los 820.000 euros.

Se considerarían sanciones graves “exceder en 20 días el plazo de pago legal”, “pactar cláusulas sobre el comienzo del cómputo de la fecha de pago o sobre las consecuencias de la demora” o “pactar la renuncia al derecho a la indemnización por retrasos en el pago”.

Las principales formas de pago a proveedores

Actualmente, se pueden encontrar distintos tipos de formas de pago para proveedores diferentes métodos para pagar a tus proveedores. Es posible que alguno lo desconozcas y te puedan resultarte de gran utilidad. Coge papel y boli para quedarte con todos los conceptos más destacados.

Pago en efectivo: una de las formas de pago a proveedores más utilizada

Este es un método de pago para proveedores que más extendido está, aunque pueda parecer que se haya quedado obsoleto. Es cierto que hay opciones que brindan más seguridad, pero, en cualquier caso, decantándose por el cash hay que tener bastante cuidado.

Primeramente, se debe tener presente que la cantidad de la transacción no podrá superar los 2.500 euros. En caso contrario, se considerará una falta grave y tendrás que hacer frente a una sanción del 25% de la cuantía que hayas abonado.

Asimismo, el uso de efectivo dificulta la trazabilidad de la entrada y salida de dinero, por lo que otras alternativas de formas de pago para proveedores son más interesantes desde el punto de vista del empresario.

Tipos de formas de pago a proveedores

La utilidad de la transferencia bancaria

Otro de los tipos de formas de pagos a proveedores son las ya clásicas transferencias bancarias. Estas ofrecen la posibilidad de pagar a proveedores a distancia y llevar un registro completo de todos los pagos que realices.

La forma más cómoda de realizar transferencias es a través de la banca electrónica de empresas, en donde tendrás un registro de todos los pagos que hayas realizado a lo largo del tiempo.

La domiciliación bancaria: una forma de pago para proveedores habituales

Este método funciona al revés que la transferencia bancaria. Dicho de otra manera, en vez de ser la empresa la que se encarga de hacer la transferencia de la liquidez al proveedor, es el proveedor el que realiza la orden al banco para que el cliente reciba el pago.

Esta operación es especialmente beneficiosa para el cliente, ya que este solo tendrá que validar el pago y podrá devolver el importe al banco si se produce algún error. Para el proveedor, este sistema también resulta ventajoso porque le permite controlar todo el proceso de pago.

El pago en cheque bancario

El pago en cheque es otra forma de pago a proveedores muy común en España. En este caso, es la empresa la que debe emitir este documento para realizar el pago. El cheque debe incluir datos como son los siguientes:

  • Los datos de la entidad bancaria y sucursal sobre la que se efectuará el pago.
  • El código de cuenta del cliente y código IBAN.
  • El importe del cheque expresado en números y letras.
  • El nombre de la persona que recibirá la cantidad.
  • El lugar y fecha de emisión.
  • La serie, tipo y número de documento.
  • La firma de quien lo emite y sello de la empresa.

La figura del pagaré

Esta es similar al cheque, pero la diferencia principal es que el pagaré tiene una fecha de vencimiento. La persona que lo emite (llamada emisor o suscriptor) se compromete a pagarle a otra (conocido como tomador o beneficiario) cierta cantidad de dinero dentro de la fecha que aparezca en este documento.

Formas de pago a proveedores

Confirming, factoring y letra de cambio: tres alternativas de pago a proveedores

Las tres últimas opciones de tipos de forma de pago a proveedores son el confirming, el factoring y la letra de cambio.

La primera de ellas es una modalidad de pago que los bancos ponen a disposición de las empresas para que estas paguen a sus proveedores dentro de una fecha señalada con el fin de evitar retrasos en los pagos. Es decir, una solución para saldar tus deudas en tiempo y forma.

Si gestionas un negocio en el que algunos de tus clientes no pagan al contado, el factoring puede ser una buena opción para tu empresa. Es muy útil para la gestión y el cobro de las facturas por las ventas o servicios prestados a los clientes.

En última instancia, la letra de cambio es uno de los métodos de pago a proveedores más utilizados. Se trata de un documento mercantil en el que una persona (librador) ordena a otra (librado) el pago de una cantidad de dinero antes de una determinada fecha de vencimiento.

En Yoigo Empresas nos preocupamos por que tus clientes te paguen. Por eso, te aportamos todos los métodos disponibles para permitir que te paguen en fecha y en hora. Entra en nuestra web o llámanos a 900 622 800 y recibe tus pagos cuando mereces.