Qué es una Joint Venture y cómo funciona este modelo

Descubre cómo cooperar con empresas que tienen los mismos intereses que tú, pero manteniendo toda tu independencia propia.


¿Tu empresa tiene objetivos comunes a otra, pero ambas sociedades quieren mantener la independencia? ¿Hay un proyecto que queréis impulsar en común? A veces trabajar juntos, aunando esfuerzos y recursos es la forma más inteligente de alcanzar objetivos comunes. ¿Cómo hacerlo?

Crear una joint venture puede ser una manera eficiente de cooperar con otra empresa para alcanzar un objetivo común o realizar un proyecto concreto de manera conjunta.

La principal ventaja es que permite asociarse con otras empresas (y, por lo tanto, disponer de más recursos) manteniendo la independencia jurídica.

¿Qué es y qué caracteriza a una joint venture?

Una joint venture es un tipo de alianza estratégica temporal entre empresas para aunar esfuerzos y recursos. El objetivo es realizar un proyecto a corto, medio o largo plazo, en el que las partes mantienen su independencia en todo momento.

La definición de joint venture proviene de las palabras inglesas joint (unión) y venture (aventura, negocio). De esta manera, dos o más empresas independientes operativa, económica y jurídicamente deciden apostar por un proyecto común.

Así, aúnan esfuerzos y recursos para conseguir los resultados empresariales esperados como si fueran una empresa conjunta (pero sin serlo).

Para crear una joint venture se firma entre las partes un contrato, que no es en ningún caso un contrato de fusión. Sino que suele suponer la creación de una tercera empresa (aunque no siempre como veremos).

Esta funciona como un negocio más para los socios implicados y su propósito depende de cada caso concreto, ya sea la cooperación en los aspectos técnicos, en los comerciales o en temas financieros de un negocio o una parte de él.

Esta empresa conjunta tiene una meta clara fijada de antemano, de manera que su pervivencia se constriñe a la vida del contrato diseñado.

Para alcanzar los objetivos de la joint venture, entre dos o más empresas de manera conjunta, también se puede recurrir a un contrato que regule la cooperación entre entidades sin necesidad de crear una tercera.

En cualquiera de las opciones, todas las partes mantienen su independencia jurídica. Solo actúan de forma conjunta bajo el marco fijado por contrato y con un objetivo en el horizonte también definido y recogido por contrato.

joint venture ventajas y desventajas

¿Cómo funciona una empresa conjunta? Tipos de joint venture

Para alcanzar un objetivo concreto, las implicadas en la empresa conjunta pueden elegir diversas formas de articular jurídicamente su colaboración. Dependiendo de las empresas colaboradoras, el capital aportado, la forma jurídica y las directrices operativas se pueden distinguir diferentes tipos de joint venture.

En primer lugar, en función de la actividad empresarial de los socios podemos destacar la existencia de dos diferentes: joint ventures horizontales (creada entre competidores directos en el mismo sector) o verticales (creada por empresas proveedoras y/o clientes).

Además, podríamos señalar una empresa conjunta nacional o internacional, así como mayoritaria o igualitaria, en función del domicilio y poder de cada empresa en la joint venture.

Por otro lado, en función del objetivo se puede crear una joint venture de alianzas estratégicas. Aquí la clave de la cooperación empresarial es la suma de fortalezas y actividades de cada empresa por separado, donde puede no ser necesario un aporte económico.

También podría plantearse la opción de fundar una joint venture de coinversión, destinada en este caso a la inversión conjunta para la realización de un proyecto para llegar a mejores resultados.

Asimismo, la forma de articular la aventura conjunta en una joint venture puede llevar a la construcción de una empresa conjunta societaria (o equity joint venture). Esta implica la creación de una nueva sociedad con personalidad jurídica propia, cuyo capital se reparte entre los socios (de manera igualitaria, o no).

Sin embargo, la creación de otra entidad no es estrictamente necesaria. La empresa conjunta puede operar en torno a una joint venture contractual (o non-equity joint venture) donde se regulan todos los aspectos operativos, económicos y legales del acuerdo de colaboración por contrato.

Ventajas y desventajas de una joint venture

La creación de una empresa conjunta o la cooperación entre dos o más empresas a través de una joint venture tiene muchas ventajas, pero también algunas limitaciones.

Lo habitual es que las ventajas sean mucho mayores que los inconvenientes. Gracias a la flexibilidad de la joint venture, se puede crear el contrato de acuerdo a las características de las empresas implicadas y el objetivo buscado.

Por lo tanto, lo importante es que la joint venture creada se adapte a las necesidades de las sociedades fundadoras. Además, debe sumar esfuerzos para la consecución de los objetivos empresariales.

que es una joint venture

Entre las ventajas, una de las más evidentes es la reducción del riesgo y del coste. Compartir riesgos ante un nuevo proyecto o en un nuevo mercado, con la incertidumbre asociada que eso supone, es un beneficio fundamental y una motivación suficiente para la creación de una joint venture. Aunque no es la única.

Otra de las ventajas más claras de una joint venture es la posibilidad que esta figura brinda a una empresa para disponer de más recursos de los propios sin necesidad de recurrir a financiación propia o ajena.

Así, para embarcarse en un proyecto concreto o para alcanzar un objetivo determinado (pongamos la entrada en un nuevo mercado o el lanzamiento de un nuevo producto) la empresa cuenta con más medios y menos riesgos.

De esta manera la probabilidad de éxito será mayor y el ratio rentabilidad-riesgo aumentará notablemente, especialmente cuando la empresa se embarca en proyectos asociados a una gran incertidumbre.

En este mismo sentido, otra ventaja fundamental de la joint venture es la posibilidad de las empresas de contar con el expertise, el know-how y las capacidades de otras empresas. De manera que la joint venture permite el aprovechamiento de sinergias claves para la consecución de los objetivos.

como funciona una empresa conjunta

Además, una joint venture acapara más clientes, más poder en el mercado, más músculo financiero y una mayor ventaja competitiva para las empresas que la forman. Todo ello, lleva a una mayor facilidad para entrar en nuevos mercados o conseguir financiación.

Sin embargo, al crear una joint venture hay que tener siempre en cuenta los riesgos y limitaciones:

  • Los conflictos de intereses entre los miembros, especialmente si son competidores directos.
  • Diferentes culturas empresariales difíciles de casar.
  • Pérdida de cierta independencia en las decisiones que atañen a los objetivos de la joint venture.
  • Obligación de compartir los beneficios.
  • Falta de sinergias.
  • No complementariedad de las actividades.

Por ello, es fundamental estudiar y elegir bien los socios con los que compartir una joint venture, de manera que las ventajas superen ampliamente los inconvenientes.

Ejemplos de joint venture: los usos más comunes

Pero, ¿para qué querría una empresa firmar un contrato de joint venture y repartir los beneficios entre los socios?

La joint venture es una fórmula ampliamente utilizada en el comercio internacional y en el desarrollo de nuevos productos para el mercado. Ambos casos en los que el esfuerzo y/o la inversión inicial es muy grande y los riesgos y la incertidumbre también son elevados.

Es una pieza clave para la entrada de una empresa en mercados de países en desarrollo, donde hacerlo de la mano de una empresa local que conoce el mercado y los códigos legales, empresariales y culturales, es muy ventajoso y aumenta notablemente las probabilidades de éxito.

La joint venture permite a empresas de distintos países con intereses compartidos en el mismo sector colaborar y aprovechar sus recursos, reduciendo notablemente su exposición al riesgo.

Un ejemplo real en este sentido es la alianza de Pfizer en China con la farmacéutica local Zhejian Hisun para desarrollar y comercializar medicamentos genéricos.

En Yoigo Empresas queremos que tengas toda la información para seguir las aventuras empresariales que más te puedan beneficiar. Por eso, nos comprometemos a ayudarte en todo lo necesario.

No dudes en visitarnos en nuestra web o llamarnos al 900 622 220 y busca una empresa con la que emprender en algo nuevo.