Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

HOME > Tendencias de RRHH

Lo que debes saber sobre las oficinas flexibles y su futuro

9 min

El cambio de mentalidad empresarial da prioridad a la eficiencia del trabajador frente a la tradicional cultura del presentismo


Al igual que otras tendencias empresariales, la flexibilidad laboral ha adquirido un mayor protagonismo en los últimos años. Esto se debe a que cada vez existen más pruebas que relacionan directamente una mejora de la productividad con la aplicación de este nuevo modelo de gestión empresarial. Un hecho que si eres empresario, debes saber ya que que marcará el futuro de la gestión emrpesarial y muy en especial gracia a las oficinas flexibles.

Por su parte, estas son un recurso que cada vez es más utilizado por las empresas. Los empleados tienen la opción de trabajar más cerca de sus residencias, lo que conlleva un ahorro en sus desplazamientos y una optimización del tiempo de su jornada laboral.

¿En qué consisten las oficinas flexibles?

La característica principal de estas oficinas es que las empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de decidir dónde trabajar. El objetivo es lograr, a través de la comodidad, que la plantilla de una empresa alcance la máxima productividad. Estos espacios se caracterizan por su comodidad y cercanía al lugar de residencia, alejándose de esta manera al presentismo.

El presentismo es considerado un fenómeno laboral que, tal y como indica un estudio de Adecco, es experimentado por el 30,8 % de las empresas españolas. Esto se debe a que aún existe un gran número de compañías en nuestro país que ponen en valor la cantidad de horas en el puesto de trabajo sobre la calidad de las tareas de sus trabajadores. Se trata de una consecuencia de la tradicional cultura del control que ejercen muchas empresas sobre sus trabajadores.

Y, las oficinas flexibles actúan como remedio ante esta situación. Dan la oportunidad a los empleados de trabajar más cerca de su vivienda sin necesidad de ser controlados por sus superiores. Una muestra de confianza que pone el foco en ofrecer un espacio de trabajo motivador en el que cumplir con las tareas del puesto de trabajo.

Estos entornos se caracterizan por contar con tecnología móvil para que el desplazamiento de los trabajadores sea óptimo y estos puedan estar conectados con su oficina central. Suelen situarse en las áreas metropolitanas y, en lugar de ser compradas, son alquiladas por parte de las empresas.

Esto que hace que en muchas ocasiones se comparta espacio con otras compañías, un modelo de trabajo que conocemos como coworking y que muchos empresarios saben que será el futuro.

El impacto socioeconómico de las oficinas flexibles

Las oficinas flexibles tienen su origen en los años 80. Muchas inmobiliarias comenzaron a ofrecer oficinas de alquiler totalmente equipadas, ofreciendo de esta manera un servicio integral para que las empresas simplemente tengan que preocuparse por pagar el alquiler de estos espacios.

Desde entonces, estos espacios flexibles han crecido hasta el punto en el que ya existen estudios que muestran su impacto socioeconómico, el cual ya se ha demostrado que es positivo desde diferentes puntos de vista.

Lo que debes saber sobre las oficinas flexibles

Economía local

Tal y como indica Regus -multinacional líder en oficinas flexibles-, este tipo de espacios de trabajo influyen positivamente en la economía de nuestro país y especialmente en las locales. Desde la compañía aseguran que este modelo de trabajo generará en los próximos diez años 220.000 millones de euros en todo el mundo, 72.240 en España y 38.760 en las economías locales.

El beneficio de las economías locales se basarán en las áreas con centros de negocios que generarán una media de 121 nuevos empleados, 8,7 millones de euros de ingresos en la economía local y un Valor Añadido Bruto de 25,5 millones de euros.

Esto se debe a que parte de las oficinas flexibles se sitúan en el extrarradio o ciudades dormitorio. Una consecuencia del trabajo flexible que tiene como objetivo desvincular muchos puestos de trabajo de las sedes centrales para favorecer el bienestar de los empleados. Al situar dichos espacios en zonas suburbanas, la creación de puestos de trabajo en las mismas aumenta y la inversión en los negocios de la zona -prestando especial atención al sector servicios- también.

Siguiendo los datos aportados por Regus, en 2029 se estima que es España las áreas metropolitanas acogerán aproximadamente a 105.000 trabajadores pertenecientes a las oficinas flexibles y, en consecuencia, generarán 59.000 puestos a los residentes locales.

Tiempo

Según la aplicación de transporte Moovit, en Madrid se destina una media de 60 minutos en el desplazamiento en transporte público y en Barcelona una media de 50 minutos. Y, según Nielsen -compañía especializada en medición y análisis de datos- el 41% de los españoles tardamos más de una hora en llegar en coche a nuestros puestos de trabajo.

La deslocalización de las oficinas contribuye de forma positiva a ahorrar este tiempo. Volviendo a los datos aportados por Regus, se calcula que gracias a las oficinas flexibles el total de los trabajadores se ahorrarán un tiempo de 152.000 días en los próximos diez años. Pudiendo destinar este tiempo a fines personales y ocio.

Contaminación

Además de generar un impacto positivo en la economía local y en el tiempo destinado al desplazamiento, las oficinas flexibles contribuyen a disminuir las emisiones de CO2. Si traducimos los 152.000 días de desplazamiento que se soslayan gracias a las oficinas flexibles, ¿cómo se vería beneficiado el medioambiente?

La respuesta a esta cuestión también nos la ofrece Regus: 46.000 toneladas de CO2 es lo que dejaremos de emitir en el planeta si se cumplen las predicciones de crecimiento de los espacios de trabajo flexibles.

Crecimiento

Según Savills Aguirre Newman -consultora inmobiliaria líder en España- estos espacios han superado los 687.000 metros cuadrados en nuestro país, un dato que traducen en un 15% de crecimiento respecto a 2017. Si ponemos el foco en Europa, se estima que el año se cerrará con una ocupación de 9,2 millones de metros cuadrados.

Atendiendo a los datos aportados, dentro de 10 años ir a trabajar a este tipo de oficinas será una práctica habitual. Por su parte, las empresas más arraigadas a la cultura del presentismo deben cambiar sus políticas de recursos humanos para mejorar tanto el bienestar de sus empleados, como la productividad de su empresa.

Un comienzo de la implementación de este modelo de trabajo se puede ver con Iberdrola. Tras aplicar la flexibilidad laboral con sus empleados, la compañía energética ha podido comprobar un aumento del 6% de su productividad.

Coworking, un modelo de oficina flexible

Las oficinas flexibles además de ser espacios deslocalizados de las oficinas centrales de las compañías también son consideradas como aquellos espacios de trabajo compartidos por diferentes empresas. A esta variable se la denomina coworking, un modelo de oficina que cada día adquiere más presencia en las grandes ciudades y que sirve como comienzo para muchas startups.

Los espacios de coworking en Europa y España

La consultora inmobiliaria JLL afirma que actualmente el coworking representa al 21% de las oficinas flexibles y que desde el año 2016 se han creado 850.000 metros cuadrados en el mercado europeo de estos espacios. Es decir, en tres años han logrado crecer un 51% en la Comunidad Económica Europea y se espera que continúe creciendo entre el 25% y 30% durante los próximos cinco años.

Asimismo, la consultora afirma que en España los principales espacios de trabajo conjunto se concentran en las ciudades de mayor influencia económica: Madrid y Barcelona. En el último año, la capital española ha mostrado un aumento del 40% en la contratación de estos espacios respecto a 2017 y, la Ciudad Condal refleja un incremento del 35% respecto al año anterior. Según el informe European Flexible Office Spotlight -realizado por Savills y Workthere- y atendiendo a la demanda de estas superficies por parte de los países europeos, ambas ciudades españolas se encuentran en los puestos 13 y 12 respectivamente.

Lo que debes saber sobre las oficinas flexibles

Este listado está encabezado por Londres con una demanda de 8.0, París con un 7.0 y Berlín con un 6.1. Esto se debe a que estas ciudades atraen el 80% de las inversiones de capital de riesgo. Los resultados del estudio también reflejan una previsión de crecimiento en sectores dinámicos pero pequeños como Dublín, Madrid y Barcelona -donde su cuota de oficinas flexibles es inferior al 15%.

Principales empresas de oficinas flexibles y coworking

Para comprender con mayor precisión este cambio de mentalidad respecto a los espacios de trabajo, es importante conocer cuales son las principales compañías que se encargan de ofrecer este servicio.

En España existen multitud de empresas que se han repartido el mercado de las oficinas flexibles. Pero el mayor porcentaje de este sector queda repartido entre tres empresas: Regus, WeWork y Aticco.

Regus, es la multinacional que mayor porcentaje posee en nuestro país. En Madrid posee el 17% de la cuota del mercado y en Barcelona el 19%. Sus clientes son desde pequeñas empresas hasta grandes compañías y también ofrecen sus servicios en Sevilla, Málaga y Valencia.

WeWork es una multinacional norteamericana relativamente joven que ha logrado irrumpir con fuerza en el mercado. Fue creada en 2010 y actualmente abarca el 16% de las oficinas flexibles en Madrid y el 18% en Barcelona. Actualmente esta compañía opera en 111 ciudades de 29 países a lo largo del mundo.

Por su parte, Aticco trabaja con partners líderes en el sector como JLL, Savills o Worktel y actualmente posee el 13% del mercado de la Ciudad Condal. Hasta el momento no se ha registrado su presencia en la capital española.

Al igual que la compañía catalana, en nuestro país existen inmobiliarias más pequeñas que también ofrecen espacios de coworking. Utopicus se posiciona en tercer lugar en Madrid con un 10% y en Barcelona en cuarto lugar -detrás de Aticco- con un 13%. Impact Hub -conocida por aguardar a pequeñas startups- posee un 4% del mercado de Madrid y posee 100 espacios de coworking y más de 200 programas de emprendimiento e innovación.

Pienso, luego actúo: Adara

Una de las ventajas más reconocibles de los espacios de trabajo conjunto es que resulta más sencillo emprender en un negocio. Los costes derivados del alquiler de un local son compartidos por diferentes compañías o startups. Y, los recursos económicos pueden ser destinados a la producción o contratación de personal y las posibilidades de crecer y alcanzar el éxito son mayores.

Un ejemplo de ello podemos verlo con Adara -una escuela de programación que tiene como objetivo combatir la brecha de género digital- empresa social que forma parte de Pienso, Luego Actúo de Yoigo y que ha alcanzado el éxito gracias a estos espacios de trabajo. Inés Vázquez y Rosario Ortiz son sus fundadoras y gracias al coworking han podido cumplir su sueño profesional.

Han creado su escuela de programación en un espacio flexible de trabajo, donde forman a sus alumnas en programación informática con el objetivo de ofrecerlas, posteriormente, un trabajo de calidad.

La cultura empresarial y, en este caso, de recursos humanos está cambiando para abrir paso a nuevos métodos que benefician no solo a la productividad de una empresa, sino a la sociedad y al medioambiente. Las oficinas flexibles están ganando presencia en el sector inmobiliario y se espera que dentro de unos años sea una práctica común aplicable a cualquier trabajo.

En Yoigo Negocios queremos informarte sobre las mejores tendencias empresariales. Por ello y para que puedas estar plenamente conectado, te ofrecemos la mejor conexión y tarifas del mercado. Si quieres conocerlas puedes visitar nuestra web o llamar al teléfono 900 676 535.

¿TE GUSTAMOS?
¡SÍGUENOS!