Mutua de autónomo: qué es y para qué sirve en España

La vida laboral del autónomo está ligada a las mutuas desde el primer día por cuestiones de garantías y prestaciones mínimas.


Si eres autónomo, ¿sabes cuál es tu mutua? ¿Tienes idea de por qué está ahí y por qué te han asignado una? ¿Sabes a lo que se dedican las mutuas de los autónomos? En muchos casos, esta respuesta es negativa. En realidad, muchos autónomos conocen las mutuas pero no el trasfondo.

Las mutuas tienen más de un siglo de historia, sin embargo, muchos todavía desconocen sus atribuciones y su funcionamiento. Ello, a pesar de que son las responsables de gestionar y pagar muchas de las prestaciones a las que tiene derecho un trabajador por cuenta propia.

¿Quién está detrás de la baja por enfermedad que tiene derecho a cobrar un autónomo? Su mutua. ¿Quién está detrás de la asistencia sanitaria y las prestaciones por accidente de trabajo o enfermedad profesional? La mutua. ¿Para qué sirve, entonces, la mutua de los autónomos? La respuesta ahora parece estar más clara.

La pandemia ha obligado a miles de trabajadores autónomos a cerrar sus negocios y optar a la prestación por cese de actividad, o darse de baja para cumplir con la cuarentena (tras dar positivo por covid-19) y pedir la baja por enfermedad común. En todos estos casos, es la mutua la que gestiona y paga la parte correspondiente de prestación.

Qué es la mutua de los autónomos

Una mutua es una asociación de empresarios sin ánimo de lucro que colabora con la Seguridad Social en la gestión de algunas prestaciones fundamentales del sistema.

Hablamos de conceptos como los de las contingencias comunes (que engloba la baja por enfermedad común), las contingencias profesionales (que incluyen enfermedad o accidente laboral) o el cese de actividad de los trabajadores autónomos.

Son asociaciones privadas de empresarios constituidas tras la autorización del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y mediante la inscripción en el Registro especial dependiente de ese Ministerio.

Las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social nacieron a principios del siglo pasado, en torno a 1900, como solución para hacer frente a los accidentes de trabajo. Desde entonces, se han desarrollado y han asumido más competencias, hasta convertirse en lo que son hoy: un pilar básico del sistema de cotizaciones.

Las mutuas han trascendido a los accidentes laborales y son actualmente las encargadas de gestionar las prestaciones de los autónomos derivadas de un caso de incapacidad temporal. Pero lo importante es que la ley las protege. Sí, es obligatorio formalizar esas coberturas desde le mismo momento que te das de alta como autónomo.

Por lo tanto, la vida laboral del autónomo va ligada a las mutuas desde su nacimiento. Así, si eres autónomo, quizás recuerdes el momento en el que te diste de alta en el RETA: en ese trámite, además de rellenar otros datos, para formalizar tu situación tuviste que elegir una mutua con la que protegerte de las contingencias.

Esta exigencia viene recogida en el real Decreto-Ley 28/2018 del 28 de diciembre, en enero de 2019. Desde entonces, los autónomos están obligados a contratar una mutua para cubrir cualquier tipo de incapacidad debida a contingencias comunes, contingencias profesionales y a cese de actividad. Hasta ese momento, la obligatoriedad se ceñía a contingencias comunes.

Así, desde que te das de alta de autónomo firmas, o aceptas, la adhesión a una mutua determinada, y esa inscripción tiene un año de vigencia, prorrogable anualmente de manera automática, salvo deseo expreso del trabajador autónomo. Es decir, antes la pregunta: ¿Puedo cambiar de mutua? La respuesta es sí.

¿Cuál es mi mutua de autónomo?

El problema está en que te hayas dado de alta en el Régimen Especial para los Trabajadores Autónomos (RETA) hace años y ya no recuerdes cuál fue la mutua que elegiste en aquel momento. ¿Cómo saber cuál es la mutua a la que estoy adscrito?

Lo puedes saber si consultas el documento de reconocimiento de Alta que te descargaste o dieron cuando te diste de alta en autónomos. En el caso de que lo hayas perdido, o no lo tengas por cualquier otra razón, puedes solicitar un informe de tus datos de cotización al RETA a través de la sede electrónica de la Seguridad Social.

¿Qué prestaciones gestiona la mutua?

Aunque en función de la mutua, te puedes encontrar con una mayor o menor cartera de servicios, en general las mutuas se encargan de:

  • Abonar la prestación económica por el cese de actividad de los trabajadores autónomos, a todos aquellos que por causas objetivas han tenido que finalizar su actividad. Como ha sido el caso de la pandemia.
  • Por contingencias comunes: Abonar la prestación económica y asistencia sanitaria por incapacidad temporal, es decir, la baja de un autónomo por un accidente no laboral o enfermedad común.
  • Por contingencias comunes (II): Abonar la prestación por riesgo durante el embarazo y lactancia.
  • Por contingencias profesionales (aquellos accidentes o enfermedades producidos en o por el trabajo): Abonar la prestación económica y asistencia sanitaria por accidente de trabajo.
  • Por contingencias profesionales (II) - aquellos accidentes o enfermedades producidos en o por el trabajo: Abonar la prestación económica y la asistencia sanitaria por enfermedad profesional.

Además, las mutuas llevan a cabo actividades preventivas para empresas y trabajadores, realizan un control y seguimiento de los procesos de baja médica, adelantan ciertas operaciones o tratamientos y se ocupan también de algunas otras prestaciones menores.

¿Qué mutua elegir para un autónomo?

Aunque todas las mutuas tienen atribuciones parecidas es importante que revises sus carteras de servicios antes de decantarte por una u otra pues hay pequeñas diferencias que te ayudarán a elegir. Lo más importante para seleccionar una mutua es que te de el servicio que necesitas.

Por lo tanto, asegúrate de que dispongan de buenos y abundantes recursos sanitarios, así como otras facilidades que puedas agradecer: oficina física cercana y asistencia en los trámites que tengas que realizar ante una posible baja laboral por enfermedad o accidente.

En ese sentido, si lo prefieres, también puedes valorar si tienen servicios online que te permitan realizar tus gestiones desde casa: te ahorrará desplazarte y, por lo tanto, posiblemente puedas ahorrar tiempo y esfuerzo en esta serie de gestiones.

¿Quién paga la mutua de un autónomo?

El autónomo es el que paga su propia mutua. Exactamente, las mutuas se financian a través de las cuotas que recauda la Tesorería General de la Seguridad Social. Reciben porcentajes de la cuota por contingencias que abona cualquier autónomo todos los meses en su cuota a la Seguridad Social.

Por lo tanto, en los 293,94 euros que pagas de autónomo mensualmente este 2022 está incluido el importe que se paga a tu mutua.

Hay que recordar que las mutuas son entidades gestoras dependientes de la Seguridad Social sin ánimo de lucro y no compañías aseguradoras. Surgen por iniciativa de empresarios que se unen para gestionar indemnizaciones y asistencia en caso de enfermedad o accidente.

Si aún tienes dudas sobre qué mutua te conviene elegir como autónomo, tranquilo, Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que Yoigo Negocios te ayude con la información que necesitas para comparar y tomar una buena decisión.