Resultados

No hemos encontrado ningún artículo relacionado :(

Cuáles son los dispositivos móviles que te interesan más como empresario, según expertos en la materia

9 min

Eficiencia, rapidez y seguridad. Estos tres son los conceptos más importantes a tener en cuenta para elegir un smartphone.


Si estás buscando un dispositivo móvil que se adapte perfectamente a tu vida profesional, es posible que no estés seguro de por dónde comenzar. Si eres un ejecutivo que viaja mucho y no tienes un escritorio permanente, tus necesidades son muy diferentes a las de un artista o músico que necesita poder mostrar su trabajo a posibles clientes. Según tus exigencias, el teléfono que elijas puede transformar la manera en que llevas tu día a día.

Otro año más los fabricantes disponen de terminales de gran nivel. Todos ellos, están listos para que escojamos a los mejores gracias a sus vídeos, notas y análisis. En definitiva, para que se adapten a nuestras necesidades como empresarios.

Así, hay que prestar especial atención a aquellos dispositivos que vienen con funciones especiales para ayudar en los negocios, que ofrecen una excelente relación calidad-precio, o que simplemente se destacan en diferentes áreas por su utilidad y funciones. Pero, antes de nada, hay que centrarse en otros aspectos a considerar como analizar el esquema tecnológico actual y la importancia de la seguridad, antes de embarcarnos en nuestra elección final.

hombre-empresario-utilizando-dispositivo-movil-oficina

La revolución de los smartphones

La proliferación de teléfonos móviles y la mejora en el ancho de banda de las conexiones inalámbricas a Internet han impactado de manera muy significativa en la forma de trabajar de las empresas y sus empleados, permitiendo “trabajar desde cualquier lugar”, según describen los expertos de Incibe. Cada vez es más frecuente que una empresa se apoye en estas soluciones tecnológicas para facilitar y promover el acceso a la información y a los recursos corporativos en múltiples situaciones:

Los empleados acceden desde casa o cuando están de viaje al correo corporativo mediante sus dispositivos móviles como portátiles, smartphones, tabletas, etc. Asimismo, el equipo comercial dispone de acceso a las propuestas económicas a través de sus tabletas o portátiles y pueden revisar el historial comercial de cualquier cliente al momento.

El teletrabajo se ve facilitado por estos sistemas. Incluso en organizaciones pequeñas, poder acceder remotamente a un contrato, una propuesta económica o un documento almacenado en un servidor corporativo es una necesidad cada vez mayor.

El hecho de trabajar con dispositivos móviles conlleva una serie de riesgos importantes para la seguridad de las empresas, como, por ejemplo: la pérdida o robo de información y el mal uso que se pueda hacer de los dispositivos.

Tenemos que tener en cuenta la complejidad de este nuevo escenario de trabajo. Ya que tenemos unos dispositivos que pueden acceder a la información y a los recursos de la empresa y, a la vez, estar utilizando la red corporativa para usos privados.

En estos, tal y como concretan desde Incibe, no existe un control sobre las aplicaciones que utiliza el usuario para uso privado, no hay una separación entre la información personal y profesional dentro del terminal, etc.

Por todo esto, debemos establecer políticas y mecanismos adecuados de seguridad para los dispositivos móviles personales que permitan su gestión. Se deben establecer políticas internas por parte de las empresas que implanten configuraciones de seguridad específicas y adapten los dispositivos personales a las medidas de seguridad corporativas ya existentes en la empresa (para los dispositivos móviles de uso profesional).

No basta con que el dispositivo esté personalizado y securizado según las preferencias personales del usuario. Debe cumplir una serie de requisitos que hagan su uso compatible con las políticas de seguridad de la empresa.

Además, según recomiendan los expertos en tecnología de Business Insider, “debemos dotar a la empresa de los mecanismos de gestión necesarios para el cumplimiento y seguimiento de las políticas de seguridad establecidas, comprobando que se hace un uso correcto y seguro de estos dispositivos”.

Pero sin duda alguna, uno de los puntos fundamentales “es involucrar y concienciar al usuario de estos dispositivos en su uso correcto”, añaden. Sin su colaboración, el resto de medidas de seguridad “no van a ser efectivas”.

mujer-empresaria-utilizando-dispositivo-movil-oficina

La importancia de los riesgos de seguridad

Hoy en día, es cada vez más habitual que nuestras empresas se preparen para encarar los riesgos existentes en los lugares de trabajo. ¿Quién no aplica en su empresa alguna medida destinada a proteger la información que almacena? ¿Quién, por ejemplo, no tiene instalado un antivirus o accede a sus equipos utilizando una contraseña?

Sin embargo, preguntas como: ¿hemos tenido en cuenta los riesgos de seguridad que se derivan de la utilización de los dispositivos móviles personales para uso profesional y las tecnologías de conexión remota que utilizan?, se cuestionan desde Incibe

La mayor parte de estos riesgos, son compartidos con los que supone la utilización los dispositivos móviles corporativos: la pérdida o robo de los dispositivos o de la información almacenada, la utilización de sistemas de conexión no seguros y un largo etcétera, analizan.

Hay riesgos inherentes a los smartphones de uso personal utilizados en entorno empresarial que debemos de considerar. Factores que determinan cómo debemos elegir nuestro móvil de empresa. Entre otros, la instalación de aplicaciones personales que podrían comprometer la confidencialidad de información de la empresa.

Por tanto, todo ello hay que tenerlo presente a la hora de saber cómo operar con un terminal para, a continuación, elegir el smartphone más adecuado.

Variables a tener en cuenta

La siguiente pregunta es… ¿Qué características, una vez que sabemos la importancia de la seguridad, debe tener un buen teléfono de empresa? Tal y como opina Ana Muñoz de Frutos, responsable de tecnología de Business Insider, lo primero en lo que se deben fijar los empresarios a la hora de escoger un móvil es “en la batería”.

Principalmente, porque tener que cargar un dispositivo a mitad de jornada laboral puede “resultar tedioso, sobre todo si tienes varias reuniones a lo largo del día en distintos puntos”.

En segundo lugar, la experta concreta que “la pantalla” debe ser un aspecto importante en el que nos debemos fijar. Especialmente, porque al final es con lo que “interactuamos”, y un panel grande y de calidad puede “resultar beneficioso para más de uno”. En este caso, cuanto más grande y más calidad, “mejor”, apunta.

Por último, pero no por ello menos importante, es clave “el rendimiento”. Muñoz de Frutos destaca que para un autónomo o empresario su tiempo “es oro”, y un móvil rápido que le permita gestionar cualquier tarea rápidamente es “imprescindible en su día a día”.

A todo ello hay que añadir que el precio “siempre es importante”. Hay que saber con qué presupuesto contamos y, en función de eso, “optar por una u otra opción”. La marca no lo es tanto, a menos que estés acostumbrado a un ecosistema concreto (por ejemplo, todos los dispositivos de la empresa sean Apple) y quieras “mayor rapidez a la hora de sincronizar cualquier tarea”.

En cualquier caso, recomienda, hay que tener en cuenta que al final del día no nos separamos del móvil, por lo que un smartphone de gama alta no siempre es tan "caro" a la larga.

Los mejores dispositivos

Tomando como referencia los factores anteriormente señalados, conociendo de facto la relevancia de la seguridad a la hora de manejar nuestro móvil y lo que importa para hacer nuestra elección, ahora sí cabe el análisis de elegir los dispositivos que más nos interesan como empresarios. ¿Cuáles son los smartphones más destacados?

El primero de todos, destacan los expertos de Xataka, es el iPhone 11 Pro. Especialmente por las novedades que ha integrado, dentro de que es una máquina completamente fiable y segura. Para darle un uso profesional, dispone de más calidad en la cámara, que ahora “es triple” con el añadido del “cómodo gran angular”, señalan.

También tiene una gran autonomía, mucho mayor con relación al XS, lo que hace que la versión no Max de este año “sea una acertada elección”, desde el punto de vista del empresario, agregan estos especialistas en tecnología.

De igual manera, el cambio a trasera mate mejora mucho “la experiencia de uso a nivel de que no se ensucia y resbala mucho menos”, por lo que la utilización en ámbitos como “una oficina”, pueden acarrear menores riesgos. De este modo, el ultra gran angular rinde bien de día y la adaptación de las apps a esta lente es sobresaliente. La estabilización en vídeo, “soberbia”, resaltan.

Por su parte, el Samsung Galaxy Note 10 y 10+, se trata de un dispositivo que seguir bastante de cerca para nuestros propósitos. Muñoz de Frutos apunta que además de tener unas características de infarto, “viene con su ya conocidísimo SPen que te permitirá gestionar cualquier tarea con mayor agilidad en su enorme pantalla”. Si hay un smartphone especialmente pensado para empresarios, “es este”, asevera.

Otra de las alternativas que puedes incorporar como teléfono de empresa es el Huawei P30 Pro: el modelo más ambicioso de la marca china en estos momentos. El terminal de gama alta redobla su esfuerzo “a nivel de cámara para ofrecer el mejor zoom entre todos los smarpthones del mercado en un diseño todo pantalla gracias al estreno del sensor de huellas sobre la misma. Algo que combina muy bien con la identificación de rostros de nivel avanzado”, exponen desde Xataka.

En este sentido, el diseño y construcción ya eran buenos, pero han ido “un paso más allá al integrar el sensor de huellas en el frontal y les ha salido bien”, por lo que a nivel pyme, autónomo o empresa nos puede resultar útil “al mejorar los sistemas de seguridad”.

Por otra parte, la versatilidad de las cámaras permite tener una manera relativamente sencilla al usuario para obtener muchos tipos de fotografía, y el zoom óptico 5x aporta un gran valor añadido “desde el punto de vista profesional”. A ello hay que sumarle que la autonomía “es satisfactoria”, pero lo que sobresale es “la carga rápida”. Otro punto que puede ser muy beneficioso para cualquier empresario.

De la misma marca, el modelo P30, es otra de las alternativas que barajan los mismos expertos. De hecho, lo consideran como un dispositivo muy optimizado “con las nuevas mejoras”, que puede interesar desde un punto de vista empresarial. Ahora, se pasa al triple sensor en la cámara principal para conseguir un zoom 3X óptico de gran nivel. Su batería es una de las principales armas con una carga “muy veloz”, resaltan.

Siguiendo con este mismo esquema, el Google Pixel 4 XL es un dispositivo que puede “interesarnos para utilizarlo como móvil de empresa por sus grandes prestaciones”, comentan los expertos en tecnología de Business Insider. Todo ello, pese a que tiene “alguna laguna a nivel de diseño y una batería algo decepcionante”.

Eso sí, repite fórmula basada en la experiencia Android pura y la de una cámara que compite “con los mejores gracias no tanto al hardware como al software”, matizan. De igual manera, la experiencia con la pantalla es excelente, “tanto a nivel de fluidez como visual, junto con un “rendimiento muy fluido”, analizan.

Cerrando esta particular clasificación nos encontramos con el OnePlus 7 Pro. Desde Xataka lo consideran un ejemplo más que evidente de que “no hace falta irse por encima de 1000 euros para disfrutar de un auténtico gama alta de nivel en todos sus apartados”.

Y es que como dispositivo para utilizarlo con fines profesionales cuenta con una pantalla de 90 Hz con una capa sobre Android muy solvente y por supuesto, “una cámara que cumple con las expectativas”, resaltan estos expertos.

Pese a que le falta algo de brillo máximo, en general “es una buena opción de compra” para un empresario o una compañía, afirman. De hecho, el audio ha evolucionado y mucho. La experiencia es también satisfactoria si no se echa en falta el jack de 3,5 milímetros. Por tanto, tiene una “muy buena construcción y una fluidez permanente en su rendimiento”, concretan.