Ventajas del renting flexible para alquilar tu coche de empresa

El renting flexible se adapta a las necesidades de tu negocio, ofreciéndote numerosas ventajas fiscales y de ahorro para tu empresa.


El renting es una modalidad de alquiler de vehículos a la que cada vez recurren más usuarios. Normalmente, se firma un contrato de alquiler de una duración determinada, abonándose una mensualidad por el uso del coche.

Entre sus mayores ventajas, se encuentra el hecho de que la mensualidad incluye todos los gastos del vehículo. Así pues, si optas por un renting, su cuota te incluirá el mantenimiento, impuesto de circulación y seguro de coche, siendo este último opcional algunas veces.

Gracias a todas estas características, y a las ventajas fiscales del renting, muchos autónomos y empresas recurren a él. Y dentro del renting, el más interesante para ellos suele ser el renting flexible.

Qué es el renting flexible

La “nueva normalidad” de las que tanto hemos oído hablar durante la pandemia, se parece cada vez más a la vida antes de la llegada del coronavirus. Sin embargo, este ha dejado ciertos cambios en los hábitos de consumo de nuestra sociedad, ya que muchas empresas han tenido que adaptarse a los servicios online.

En este sentido, aquellas que necesitan vehículos para su actividad profesional, demandan una opción flexible que les permita cambiar las condiciones de su contrato cuando sea necesario.

El renting flexible es una de las modalidades más beneficiosas de renting para alquilar tu coche de empresa o como autónomo. Como su propio nombre indica, se trata de una modalidad de alquiler flexible, es decir, que permite al cliente adaptar el contrato a sus propias necesidades.

Muchas empresas, están sujetas a la estacionalidad, y necesitan el uso de vehículos únicamente durante unos meses al año. Un renting flexible, te permite especificar durante cuánto tiempo vas a alquilar el coche, para no tener que pagar más por un servicio que no necesitas.

Gracias a esta facilidad para adaptar el contrato, la empresa tendrá la posibilidad de ampliar o reducir su flota de coches de acuerdo con sus necesidades, optimizando así el presupuesto destinado a vehículos.

Para que se entienda, pensemos en una empresa que se dedique a instalar aires acondicionados. Lo previsible es que la demanda aumente en los meses de calor, y baje cuando haga más frío. En este sentido, necesitarán una flota de vehículos mayor en verano, y menor en invierno. Por eso, el renting flexible es lo mejor.

Ventajas del renting flexible para alquilar tu coche de empresa

Como decíamos, el renting flexible para alquilar tu coche de empresa tiene muchas ventajas, siendo a más obvia la facilidad para ampliar y reducir tu flota de vehículos de acuerdo con tu necesidad. No obstante, no es la única:

Optimización del presupuesto

Con el renting flexible, pagarás una cuota mensual por los meses que utilices el servicio, ajustando también el kilometraje que necesites. Si te excedes con los kilómetros, solo debes abonar la diferencia. Ello, te permite saber de antemano cuánto vas a pagar y organizar tu presupuesto de una forma óptima.

Ahorro

La cuota se reduce en función de los meses que alquiles el vehículo. Cuando más meses, menos pagas, de modo que se trata de una opción que te ofrece facilidades para el ahorro.

Elección del vehículo

Por supuesto, y como en cualquier otro renting, las empresas cuentan con una amplia gama de vehículos para que elijas el que necesites. Puede ser un coche pequeño, SUV, furgoneta, etc., así que podrás acceder al más apto para ti independientemente de tu actividad laboral.

Mantenimiento del vehículo

Aquí se incluye el mantenimiento del vehículo, de modo que la empresa cubrirá cualquier cosa que se estropee. Además, se encargarán de los impuestos vinculados al vehículo y del seguro del coche y servicio de asistencia.

Mejor planificación de tus recursos

La posibilidad de elegir durante cuántos meses necesitas el servicio, es una ventaja del renting flexible gracias a la cual no pagarás por un servicio no necesario.

El renting tradicional se hace durante un periodo de tiempo más largo, pudiendo suceder que pases meses pagando por el alquiler de un coche que no estás utilizando.

No penalizan por cancelar el contrato

Muchas opciones de renting flexible incluyen esta cláusula que los compromete a no penalizar al cliente por cancelar el servicio. En otras palabras, pagas por lo que usas. Una gran alternativa si tu negocio está apenas arrancando y no sabes cuál será tu facturación.

Deducciones fiscales

Esta es sin duda otra de sus mejores ventajas. La cuota de renting flexible puede deducirse como gasto, pudiendo ahorrar así en los impuestos.

Como ves, la opción de renting flexible para alquilar tu coche de empresa o como autónomo ofrece numerosas ventajas, la mayoría de ellas relacionadas con la optimización de tu presupuesto.

Diferencias entre renting y leasing: ¿cuál es mejor para tu empresa?

Si estás buscando pagar una mensualidad por el alquiler de un coche de empresa, es más que probable que te haya surgido esta duda. Algunas empresas te dirán que la mejor opción es el renting, mientras que otras asegurarán que es mejor el leasing. Para determinar esto, veamos sus diferencias:

Mientras que el renting es una opción de alquiler, y cuando finaliza el pago se devuelve el vehículo a la empresa propietaria, el leasing es lo que se conoce como “alquiler con opción a compra”. Cuando termina el contrato, el cliente podrá deducir las cuotas que ha pagado y abonar una diferencia para quedarse con el vehículo permanentemente.

Otra de sus diferencias es la duración del contrato, ya que el renting flexible suele ser entre 3 y 60 meses, y el leasing tiende a periodos más largos. Además, las ventajas fiscales son mayores en el renting. Por otro lado, el dinero que se paga por un renting es “a fondo perdido”, pues una vez finalizado no te podrás quedar el vehículo, sino que tendrás que iniciar otro contrato.

Respecto a cuál es mejor, por supuesto depende de las necesidades de la empresa. Para una compañía que está empezando, o cuyo presupuesto es menor, recomendamos el renting, debido a que te da la posibilidad de hacer contratos más cortos, por lo que tu compromiso es menor.

En el caso del leasing, es más recomendable para empresas grandes con una flota de vehículos permanente, debido a que sí les compensará la posibilidad de comprar el coche en el futuro deduciendo las cuotas ya pagadas. Además, durante los años del contrato pueden ahorrarse impuestos, seguros, etc.

En Yoigo Negocios te damos todas las claves para dar la mejor atención a tus clientes e impulsar las ventas de tu producto o servicio. Si necesitas ayuda, visita nuestra web o llama al 900 622 500 y estaremos encantados de atenderte.