Ahorra en la Declaración de la Renta si eres autónomo en 2023

Te explicamos cómo organizarte para hacer la Declaración de la Renta este año y poder beneficiarte si eres autónomo.


La Declaración de la Renta es uno de los momentos más esperados y temidos para los contribuyentes, especialmente si eres autónomo. Y es que los trabajadores por cuenta propia, especialmente si tienen varios pagadores, deben incluir una información mucho más completa en su declaración.

Por eso, es muy importante ser organizado con toda tu documentación, incluyendo tanto facturas de ingresos como de gastos, ya que estos últimos pueden deducirse y reducir así la cantidad de impuestos que te salga a pagar (o aumentar lo que te sale a devolver).

La Declaración de la Renta puede ser una buena oportunidad. En este artículo, vamos a darte algunos consejos para ahorrar en tu Declaración de 2023 si eres autónomo.

Los gastos, clave de ahorro en la Declaración de la Renta

El trámite de la renta consiste en rellenar un formulario a través del cual debes comunicar a Hacienda cuáles han sido tus ingresos en año natural (esto es, desde enero hasta diciembre). El objetivo, es tributar el IRPF correspondiente, es decir, pagar al Estado el porcentaje de tus beneficios que corresponda.

Las ganancias que se gravan con el IRPF, son la diferencia entre los ingresos y gastos que hayas tenido como autónomo, motivo por el que es muy importante que declares los segundos correctamente, ya que van a ser la clave de tu ahorro.

Así pues, para ahorrar en la Declaración de la Renta si eres autónomo en 2023, todos los gastos que hayas tenido relacionados con tu negocio, son la mejor baza. Cada recibo que no aportes, no se descontará de tus ingresos, lo que significa que estarás pagando al Estado más de lo que te corresponde.

Planifica anticipadamente para evitar sorpresas

Cuando llegue el momento de rellenar el formulario de la Declaración de la Renta de 2023, algo que puedes hacer tú mismo o delegar en un gestor, es importante que toda la documentación necesaria esté en orden.

De lo contrario, podrías encontrarte intentando conseguir recibos de última hora que en su momento olvidaste guardar lo que, como hemos dicho, implicaría tributar una cantidad superior a la correspondiente.

De hecho, si comparas la situación de un asalariado con la de un autónomo, entenderás enseguida por qué la planificación es tan importante. Mientras que un trabajador por cuenta ajena sabe de antemano lo que va a cobrar (por lo que no hay sorpresas en su declaración), un autónomo no tiene esta información.

Por ese motivo, es tan importante planificar previamente y en la medida de lo posible, para no encontrarnos con sorpresas desagradables de última ahora.

Además, ten presente que la ley ha cambiado para los autónomos. Hasta 2022, aquellos con ingresos inferiores a 1.000€ anuales no tenían la obligación de presentar la Declaración de la Renta. Sin embargo, a partir de este año la cosa cambia, y todos y cada uno de los autónomos, sin excepción, tendrán que hacerlo.

Recuerda que el plazo de presentación se abre el 11 de abril y se cierra el 30 de junio.

¿Qué gastos puede deducir un autónomo?

Volviendo al primer punto, los gastos son, como ya hemos anticipado, la clave del ahorro en la Declaración de la Renta de 2023 si eres autónomo. Ahora bien, es probable que te surjan muchas dudas sobre cuáles son o no son deducibles, ya que esto depende de cuál sea tu actividad como autónomo.

Sin embargo, hay una lista de gastos comunes que en todos o la mayoría de los casos, los autónomos se pueden deducir siempre. Te conviene conocerlos para ir guardando ese tipo de recibos:

Cuota de autónomos

La cuota que abonas mensualmente a la Seguridad Social es, efectivamente, un gasto deducible si eres autónomo.

Nóminas y SS de los empleados

Si tienes a gente contratada, las nóminas que les pagues así como tu contribución a la Seguridad Social también serán gastos deducibles.

Factura telefónica

Hay quienes pasan esto por alto, pero la factura del teléfono (salvo que sea exclusivamente para uso personal), se puede deducir en la Declaración de la Renta.

Servicios de asesoría y gestoría

Son muchos los autónomos que optan por delegar sus asuntos legales, por lo que es importante que sepas que el cobro por sus servicios también es deducible. Lo mismo sucede con la asesoría laboral y legal.

Suscripciones

Muchos autónomos pagan suscripciones para el uso de programas informáticos destinados al trabajo, revistas especializadas, etc., y al tratarse de un gasto directamente relacionado con su actividad laboral, se puede deducir.

Gastos de creación o mantenimiento de tu web

Hablamos, por supuesto, de una web corporativa, cuyos gastos también se pueden incluir en la Declaración de la Renta de 2023 si eres autónomo.

Seguros

Seguros de responsabilidad civil, de oficina, de vida, de autónomos, etc., también son deducibles.

Transporte

Alquiler de vehículos, transporte público, gasolina empleada en trayectos de ámbito laboral, o en general cualquier gasto de desplazamiento, se puede deducir.

Gastos de oficina

El alquiler de un local y todos los gastos relacionados con el material de trabajo, entran también en esta lista.

Cuotas de colegios y asociaciones

Abogados, médicos, y demás profesiones colegiadas, incluyen una cuota que los autónomos pueden deducirse.

Formación

Cursos, eventos y demás reuniones formativas que constituyan un gasto.

Cabe destacar que existen ciertas limitaciones. Por ejemplo, los gastos de suministros están limitados por un porcentaje dependiendo de la actividad del autónomo, y los gastos de un vehículo particular solo podrán deducirlos aquellos que se dediquen a determinados trabajos (por ejemplo, reparto).

Cómo ahorrar en la Declaración de la Renta 2023

Para que no se te escape nada, o lo menos posible, puedes introducir estos hábitos en tu rutina laboral:

  • Crea una carpeta de gastos: utiliza una carpeta ordenada por fechas para introducir todos y cada uno de tus gastos, de modo que no se te olvide ninguna factura en tu declaración.
  • Entérate de las novedades en materia de deducciones: las normas sobre las deducciones se modifican cada cierto tiempo, a veces de forma beneficiosa para el autónomo y otras, no tanto. Por ejemplo, hasta 2013 era posible deducirse la hipoteca.

En todo caso, estar al tanto de las novedades te servirá, bien para deducirte gastos que no sabías que podrías incluir, o bien para ahorrarte una sanción por no realizar la declaración correctamente.

  • Contrata a un asesor fiscal: sabemos que es consejo difícil de seguir si tu presupuesto es limitado, pero los expertos fiscales son los que más pueden ayudarte a ahorrar en tu declaración. Generalmente, el gasto compensa.

En Yoigo Negocios te aconsejamos con la Declaración de la Renta si eres autónomo. Para todo lo que necesites, entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y te informamos.