Todas las ayudas a autónomos y pymes con familia numerosa

El gobierno cuenta con diferentes prestaciones pensadas para suplir las necesidades más específicas e importantes de los trabajadores por cuenta propia con familia numerosa.


Tener hijos siempre supone un extra de trabajo y gastos. Por eso, las familias numerosas cada vez son más atípicas, sin embargo, las políticas públicas promueven algunas ayudas para aquellos que pueden (y se atreven) a tener más de dos, o dos si eres papá o mamá soltero/a.

Si a las cargas propias de la familia numerosa, le sumamos el hecho de que el papá o la mamá son autónomos… la montaña de responsabilidades y gastos parece aún más grande.

Por eso, vamos a desgranar en las próximas líneas todas las ayudas a las que puede acceder un autónomo por tener hijos y, especialmente, en el caso de autónomos con familia numerosa.

Gestionar un negocio o una pyme en muchas ocasiones implica estar pendiente de todo, los 365 días del año, para que las cosas salgan bien. Sin embargo, la vida es mucho más que el trabajo y la empresa, incluso para los autónomos.

Cuando llega un hijo es el momento de descansar y, en esos casos, las prestaciones públicas son un colchón vital. Vamos a ver todas las ayudas a autónomos y pymes con familia numerosa.

¿Qué es una familia numerosa?

Si vamos a explorar las ayudas a las que tiene derecho una familia numerosa de un autónomo, lo primero será asegurarte de que tu familia cumple el requisito y, en efecto, eres familia numerosa.

Además, vamos a incluir todas las excepciones, pues en ocasiones con dos hijos es suficiente para considerar a una familia numerosa.

De acuerdo a la ley, son familias numerosas las formadas por uno o dos ascendientes con tres o más hijos o hijas (sean o no del mismo madre y padre). Además, se equiparan otras situaciones como:

  • Familia formada por dos hijos en el caso de que uno de ellos tenga una discapacidad o esté imposibilitado para trabajar.
  • Dos o más hermanos huérfanos de padre y madre sometidos a tutela.
  • El padre o la madre con dos hijos o hijas, cuando haya fallecido el otro progenitor.

Además, el Gobierno ha anunciado la aprobación de una ley que incluiría dentro de las familias numerosas a aquellas familias monoparentales con dos o más hijos.

Ley de conciliación familiar para autónomos con familia numerosa

Aunque no destinada exclusivamente para familias numerosas, se trata de una Ley pensada para todos aquellos autónomos o dueños de pymes que se encuentran con una disyuntiva muy habitual: ¿cuido a mis hijos o continúo con mi negocio?

La mayor parte de las veces, de hecho, esto era una falsa disyuntiva ya que era una elección forzada: un autónomo debe mantener su negocio a flote, no puede echarlo a perder incluso aunque tenga un hijo.

La Ley de Conciliación Familiar para autónomos introduce la cobertura total de las cotizaciones de los autónomos en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social.

Es decir, que esta ley posibilita que los autónomos no tengan que pagar la cuota mensual a la Seguridad Social cuando disminuyan sus ingresos por tener que cuidar a uno o varios hijos.

Con esta ley, los autónomos tendrán derecho a una bonificación en las contingencias comunes de su cuota mensual a la Seguridad Social durante 12 meses si contratan a un trabajador para suplir esa carga laboral.

Baja por paternidad o maternidad para autónomos con familia numerosa

Los padres y madres autónomos tienen derecho a la baja con un permiso de 16 semanas ininterrumpidas desde el día del parto, como parte de las políticas de conciliación.

En ese periodo, y mientras estén de baja por maternidad o paternidad, los padres y madres autónomos recibirán el 100% de la base reguladora. Es decir, su salario no se verá reducido por retenciones.

Además, la cuota de autónomo se bonifica al 100% durante toda la baja. En este caso, no existe ninguna ayuda especial para trabajadores autónomos con familia numerosa, pero cada hijo nacido le dará a los padres la posibilidad de disfrutar de su baja y seguir recibiendo el 100% de la base reguladora.

Eso sí, para poder disfrutar la baja por maternidad o paternidad hay que cumplir unos requisitos básicos que incluyen: estar dado de alta y al día en los pagos en la Seguridad Social y en Hacienda, así como tener cubierto un periodo mínimo de cotización.

Este periodo varía en función de la edad de los progenitores: es de 180 días cotizados en los 7 años anteriores al parto (90 días para progenitores menores de 26, mientras que a los menores de 21 años no se les exige periodo mínimo de cotización).

Ayudas por el nacimiento a autónomos con familia numerosa

A las familias numerosas se les otorgan 1000 euros en un pago único por el nacimiento del bebé que las convierte en tal situación.

Además, se puede utilizar la bonificación del 45 % de las cuotas a la Seguridad Social cuando se contrate a alguien para cuidar de los hijos y del hogar, siempre que los padres o tutores legales trabajen fuera de casa.

Si en tu caso, tu familia está considerada familia numerosa de categoría especial no te exigen el requisito de que ambos progenitores trabajéis fuera de casa.

También existen ayudas mayores en el caso de parto múltiple de más de 2000 euros. Asimismo, está en vigor un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora en caso de riesgo durante el embarazo o la lactancia materna.

No nos podemos olvidar, por último, de aquellas madres autónomas que se reincorporan al trabajo tras un cese de actividad.

En estos casos, pueden reincorporarse con una tarifa plana en la cotización a la Seguridad Social sin necesidad de agotar los plazos ordinarios.

Deducción en el IRPF para autónomos con familia numerosa

Las familias numerosas se tienen disponible una deducción en el IRPF de hasta 1200 euros, que alcanzan los 2400 euros si hablamos de familias numerosas de categoría especial.

Otras ayudas por familia numerosa

Las familias numerosas, además, tienen descuentos en los transportes de entre el 20%y el 50%, así como exención de pago en exámenes públicos, museos y otros servicios de ámbito estatal.

A todo ello, habría que sumar las ayudas específicas que mantiene cada comunidad autónoma para autónomos con familias numerosas.

En definitiva, que formar tener hijos en España es un hándicap a la hora de emprender y gestionar un negocio, pero no supone un impedimento definitivo gracias a las diferentes ayudas contempladas por el Estado.

Si estás en esa situación y buscas solicitar las prestaciones que te correspondan, no lo dudes. Entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y hazte con la conexión a Internet de Yoigo Negocios para estar al día de todos los recursos.