Cómo deducir la gasolina: guía paso a paso para autónomo

En época de inflación y altos costes de gasolina, saber cómo deducir los gastos de combustible es vital para un autónomo.


La economía española, y europea, inauguran una época marcada por una inflación más alta tras más de una década desde la gran recesión. Los tipos de interés nulos no permitían adivinar los condicionantes de esta nueva fase del ciclo.

Pero el estallido de la COVID-19, los problemas de suministros y las disrupciones en las cadenas de producción global, ha llevado a una escalada de precios no visto desde hace años en los países desarrollados.

precio gasolina
Autofácil

A ello se ha unido, una crisis energética que ha supuesto la traslación del aumento de costes al resto de la economía. Además de los efectos de segunda ronda, y que se ha visto agravada con la guerra de Ucrania.

En este contexto de incertidumbre y escalada de precios, pymes y autónomos ven cómo sus costes aumentan y afectan directamente a sus bolsillos, muchas veces sin correspondencia en los ingresos.

Ante esta desprotección, es vital que pymes y autónomos conozcan cómo desgravar algunos de los gastos que suponen una mayor carga para ellos. Claro está que debe ser siempre formando parte de los costes directos de su actividad.

En el caso de gasolina y gasóleo, miles de autónomos pueden deducirse el gasto del IVA de la gasolina e, incluso, el gasto en combustible en el IRPF. ¿Sabes cuáles son los requisitos para deducirte los gastos en gasolina? Aquí te damos todos los detalles.

Casos en los que la gasolina es deducible para un autónomo

La gasolina, como cualquier otro gasto del autónomo, es deducible de acuerdo a varios criterios y condiciones, por ello, no siempre se puede contabilizar como gasto a deducir o desgravar, ya sea el IVA o el IRPF.

Los costes de combustibles son una pesada losa para miles de autónomos. Especialmente en los últimos tiempos, en los que hemos presenciado una escalada de precios sin parangón desde hace varias décadas.

Eso no significa que todos los autónomos puedan deducírselo ni desgravarlo. Para que los autónomos paguen menos impuestos por el uso de la gasolina tienen que demostrar varios aspectos para no tener problemas con Hacienda.

En general, la Agencia Tributaria se basa en tres requisitos principales para determinar si un gasto es deducible o no. Lo más importante: el gasto tiene que estar relacionado con la actividad económica de la pyme o autónomo.

Eso significa que el uso del vehículo está motivado única y exclusivamente por la actividad económica que realiza el autónomo. Por lo tanto, tendrás que justificar con todo tipo de documentación que la gasolina ha sido utilizada para desarrollar tu actividad económica.

Hacienda exige en segundo lugar una justificación del gasto en combustible que se vaya a desgravar a través de una factura o recibo bien documentado. En este caso, es tan fácil como pedir la factura correspondiente con tu matrícula en la estación de servicio.

Por último, es también un requisito incluir cada uno de estos gastos en gasolina en el libro de registros de gastos e ingresos de la contabilidad empresarial.

Pero, ¿entonces puedo desgravarme todos los gastos en gasolina siempre que siga estos tres requisitos? La respuesta, desafortunadamente, es que no. Habrá que analizar el impuesto concreto que acepta desgravación y en qué términos.

Deducción del gasto en carburante en el IVA: 50% ó 100%

La deducción del IVA de tu coche y del gasóleo solo es, en términos generales, aceptable por Hacienda al 50%. ¿En qué casos acepta Hacienda la desgravación completa del gasto en un vehículo o en su combustible?

En el caso de aquellos profesionales de sectores muy concretos vinculados al uso continuado del vehículo como herramienta de trabajo: transportes, autoescuela o agentes comerciales.

Por lo tanto, te puedes deducir el 50% del IVA de la gasolina implicada en el desarrollo de tu actividad. No te olvides de recoger toda la documentación necesaria para demostrar que empleas tu vehículo en dicha cuestión.

Repartidor

Un registro de kilómetros, una agenda de visitas, facturas firmadas por tus clientes o órdenes de visita firmadas por tus clientes, justificante de tus socios, emails que certifiquen el desplazamiento, etc.

Cuanto mayor sea la documentación que demuestre tu uso del coche o furgoneta para trabajar, mejor. Así tendrás menos problemas a la hora de responder a cualquier requerimiento que pueda hacerte la Agencia Tributaria.

En el caso de los autónomos del sector del transporte o similares, sin embargo, Hacienda acepta la desgravación del 100% del gasto en IVA de la gasolina, así como de la compra del vehículo.

Pero es una condición sine qua non que el vehículo esté destinado a la actividad económica realizada: transporte de mercancías, de viajeros, de profesionales, autoescuela, etc.

Clase conducción

Deducción del gasto en combustible en el IRPF: solo autónomos vinculados al transporte

En el caso del IRPF, la normativa es más simple (y menos beneficiosa para la mayoría de autónomos).

Solo se pueden deducir el gasto en gasolina aquellos autónomos cuya actividad sea, exclusivamente transporte de viajeros, de mercancías, enseñanza a conductores.. También se incluyen agentes comerciales dados de alta como tal.

En el caso de que te dediques a cualquier otra cosa, simplemente no puedes deducirte ni un euro del gasto en gasolina en el IRPF.' A diferencia del IVA, aquí no hay lugar a equívocos.

No dudes en deducirte el 50% del IVA de la gasolina si eres autónomo y utilizas el coche con asiduidad, pero no trabajas en el sector del transporte. Eso sí, olvídate de cualquier otra deducción.

En el caso de que trabajes en el sector del transporte, todo el gasto que realices en combustible se contempla como coste directo derivado de la actividad que puedes desgravarte.

Elige si te conviene más que se reduzca del Impuesto del Valor Añadido (IVA) o del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

¿Sigues teniendo dudas? Desde Yoigo Negocios te ofrecemos la información necesaria para poder ahorrar en el combustible y en tu negocio en general. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 para tener los mejores consejos.