Cómo reducir el estrés laboral con precisión en tu empresa

La pandemia y la posterior incertidumbre económica ha generado un incremento importante de ansiedad y problemas de motivación entre los empleados.


Combatir el estrés laboral se ha convertido en una de las prioridades de muchos empresarios ante un aumento irremediable de casos. Esta enfermedad afecta de lleno sobre la salud mental y, también a la forma de rendir habitual actividad profesional por parte de los trabajadores. De ahí a la necesidad de atajar el problema cuanto antes.

¿Cuáles son los consejos para el estrés laboral? ¿Cómo combatir el estrés laboral, en definitiva? Existen una serie de recomendaciones que pueden ser muy útiles y que, seguramente, puedan ser utilizadas por las empresas para alcanzar sus objetivos.

Aunque hasta hace no muchos años se consideraba un asunto extralaboral, durante el último lustro se ha producido una suerte de reivindicación emocional con grandes beneficios para las empresas que estén dispuestas a aprovecharlo.

¿Cómo combatir el estrés? Empecemos por las causas…

El estrés tiene múltiples causas, pero estos problemas se hacen especialmente agudos cuando se trata de estrés en un entorno laboral. Una encuesta de Paychex encontró que el 70% de lo sondeados que sufren estrés en su puesto de trabajo, y el 60% de los trabajadores reportaron sentirse estresados en el trabajo al menos tres días a la semana.

¿Cómo combatir el estrés? Pues si bien este dato debe servir para concienciar a los trabajadores sobre la importancia de intentar administrar su estrés, esto también tiene un efecto para las empresas, tanto a nivel personal como económico.

España es el país europeo con más estrés laboral del continente, con unos niveles cercanos al 60% de los trabajadores que afirman experimentarlo, casi diez puntos más que la media europea.

Siendo el número de ocupados en España en el tercer trimestre de 2016 de 18.527.500, según datos de la EPA, la cifra de los que sufren estrés en el trabajo es de 10.931.225 personas.

Concretamente, un 40% de los trabajadores y más de la mitad de los empresarios confiesan sufrir estrés, según datos del INE. Aunque estos datos podrían ser más graves todavía si sumamos a las personas que, pudiendo y queriendo trabajar, están en el paro.

Gestionar el estrés laboral es algo fundamental. De hecho su prevención es uno de los protagonistas del mundo actual. Los horarios, las rutinas, los compromisos. Pero, especialmente, la exigencia creciente a la que nos enfrentamos, pueden hacer que este sea uno de los enemigos más desafiantes para cualquier profesional.

¿Cómo evitar el estrés en el trabajo, entonces? Hay algunas recomendaciones que te pueden ser de utilidad y que pueden ayudarte ampliamente a combatirlo para que no te depare ningún problema con el paso de los años. La consciencia siempre es muy importante.

El punto de partida para conocer cómo combatir el estrés laboral

Para responder a la pregunta sobre cómo combatir el estrés laboral, lo primero es que sepamos identificar el exceso de trabajo, ya que desgastará a los empleados y, por tanto, disminuirá su rendimiento.

Cuando las personas sienten que no pueden cumplir con todas sus responsabilidades, el nivel de estrés se eleva significativamente. De ahí a la importancia de distribuir las tareas de tus empleados de manera equitativa. Esta es una de las recomendaciones más importantes para el estrés laboral.

Mantener la carga de trabajo adecuada para cada uno de los trabajadores, de acuerdo con sus habilidades, conocimientos y recursos disponibles es esencial. Así, es vital delegar, ya que permite que los miembros de tu equipo tengan el control sobre sus actividades.

Fijar plazos de entrega razonables también funciona para conocer cómo combatir el estrés.

De los horarios flexibles y el teletrabajo a prestar atención a la comunicación interna

Otro de los puntos para ver cómo combatir el estrés tiene que ver con los hábitos rutinarios. No es necesario que comprometas la productividad de tu empresa al permitir el trabajo desde casa, evalúa qué puestos son aptos para tal modalidad y estructura planes de trabajo para medir resultados.

En los casos que no se pueda aplicar puedes considerar un horario flexible de acuerdo con sus necesidades. Permite que los empleados controlen su horario de entrada y salida, pero cumpliendo con las horas de la jornada establecida.

Si el colaborador no puede acudir por alguna situación, acepta que teletrabaje. De esta manera sabrá que confías en él.

Asimismo, suele funcionar bastante el hecho de prestar atención a la comunicación interna. Los colaboradores sienten estrés cuando no tienen claros sus roles, responsabilidades y cuando no tienen a un líder en quién apoyarse y que los pueda orientar.

Presenta un organigrama para que todos estén enterados de cómo opera la organización y a quienes les están informando. El hecho de establecer al momento de su ingreso los objetivos de su puesto, sirve para que desde el primer día tengan claros sus roles. Es una fórmula para evitar el estrés laboral.

Optimizar los canales de comunicación y la motivación como elemento clave

La comunicación juega un papel muy importante en la empresa para saber cómo combatir el estrés. Asegúrate que todos los canales dentro de la organización funcionen correctamente. Tu equipo debe tener la confianza suficiente para hacer preguntas y obtener respuestas.

Habla con tus empleados de manera individual y en persona, así sabrán que te importan y que te interesa su bienestar. Mantén tu puerta abierta para que los colaboradores sepan que pueden acercarse a ti cuando lo necesiten. Comunícales sobre cualquier cambio importante en el negocio.

De esta manera, una de las recomendaciones para el estrés laboral es motivar a tus empleados. La idea es que se sientan leales a tu empresa, confiando en que esta les brindará las herramientas para salir adelante, aprender y crecer profesionalmente.

No los obligues a hacer cosas para las que no se sienten cómodos y que no están dispuestos a hacer. Reconoce sus aportaciones y da oportunidades de promoción o desarrollo profesional.

La resolución de los conflictos pacíficamente y la retroalimentación

En todas las empresas siempre habrá diferencia de opiniones, pero es importante que puedas manejar los desacuerdos para evitar conflictos entre el equipo. En este sentido, intentar evitar “castigar” a los empleados o sembrar miedo en ellos. Habla con tu equipo sobre la causa de su molestia.

Para saber cómo combatir el estrés hay que tener en cuenta que, ocasionalmente, los empleados pasan más tiempo con sus compañeros de trabajo que con su propia familia. De ahí a que te tengas que asegurar de que el entorno sea tranquilo y de confianza.

Organiza actividades de trabajo en equipo para que puedan integrarse entre ellos. Reparte tareas y proyectos entre varias personas para que todos puedan contribuir con sus conocimientos y lleguen a un fin común.

También otra de las recomendaciones para el estrés laboral es brindar retroalimentación. Los colaboradores desean y necesitan recibir retroalimentación periódicamente para conocer el impacto de su desempeño en el trabajo.

Evalúa los objetivos de tus empleados de manera constante. Proporciona a tus colaboradores comentarios constructivos y oportunos acerca de su desempeño en el trabajo. Si necesitan mejorar en algún ámbito, explícales por qué y cómo pueden hacerlo.

En definitiva, la mejor forma de combatir el estrés laboral pasa por mantener una actitud proactiva. Dedica recursos y obtendrás recompensas. Apuesta por la infraestructura de comunicación de Yoigo Negocios y lidia con las emociones de tu plantilla de forma eficaz.

Entra en nuestra web o llama al 900 676 535 y di adiós a las relaciones paternalistas o déspotas que han regido las empresas de todo el mundo en el último siglo.