Qué es el capital riesgo en las PYMES y por qué te interesa

De entre todos los instrumentos de financiación, el capital riesgo es una de las alternativas que más ventajas ofrece a pymes y startups.


En España, la mayoría de pymes se han nutrido de la financiación bancaria. Prácticamente, todas grandes y pequeñas han tirado de préstamos bancarios y otro tipo de fondos e instrumentos de entidades financieras tradicionales.

Sin embargo, en las últimas décadas están proliferando a gran escala otras fuentes de financiación muy atractivas, que marcan la diferencia entre la prosperidad de un negocio o una idea y la desaparición por falta de fondos.

Especialmente, desde la gran crisis financiera de 2008, pero también con el COVID-19, las empresas se han enfrentado a ciertas restricciones de financiación a través de los canales tradicionales.

Algunas, en los peores momentos de la crisis, se vieron abocadas al fracaso. Otras, han sabido venderse y convencer a fondos de capital riesgo de que su idea era una apuesta ganadora.

Pero, ¿qué es el capital riesgo? Es una oportunidad enorme para aquel que tiene ideas brillantes pero poco dinero. Atento a sus características. En este artículo te contamos cómo conseguir estos fondos.

¿Qué son los fondos de capital riesgo?

Los fondos de capital riesgo son exactamente eso: fondos con capital para invertir en ideas o proyectos que tienen un enorme potencial pero que se consideran peligrosos por su bajo nivel de desarrollo u otros riesgos asociados a la inversión.

Los fondos de capital riesgo son los responsables de que una idea se convierta en un imperio. A diferencia de un banco, no van a pedir aval ni garantías, sino una semilla que promete germinar, un árbol de ideas que promete dar sus frutos.

Normalmente, una sociedad anónima gestiona los fondos de capital riesgo y decide invertir en determinados proyectos, ya sea empresas que acaban de despegar y necesitan financiación o empresas ya existentes que buscan la expansión.

En el primer caso, hablamos de capital semilla o venture capital, una financiación muy centrada en start-ups y de donde salen, en muchas ocasiones, auténticos unicornios cuya valoración supera los 1000 millones de dólares en el mercado.

En el segundo caso, sin embargo, hablamos de empresas con cierta trayectoria, pero que tiene potencial de desarrollo y expansión (y para lo que necesita financiación adicional).

Ahí es donde entra el private equity, financiación orientada a empresas que ya hayan demostrado su viabilidad y, por ejemplo, tengan la internacionalización en la siguiente etapa de su estrategia de crecimiento.

Este tipo de financiación está justamente enfocada a pymes y startups y es una gran opción que permite la estabilidad financiera de una empresa en un momento en el que su balance no sea fiable para una entidad financiera tradicional.

Ventajas del capital riesgo y cómo conseguir este tipo de inversión para tu empresa

La financiación de tu pyme a través de capital riesgo tiene muchas ventajas. La primera y más evidente es la facilidad que te proporciona para acceder a altas cantidades de dinero sin necesidad de avales y garantías bancarias. Pero hay más.

Impulso financiero

Este tipo de fondos permiten a una pyme, a una startup o a un emprendedor lanzar su proyecto en las primeras etapas de la empresa, haciendo posible su desarrollo, expansión y crecimiento.

El capital riesgo es como un trampolín para una pyme, lanzarse con esa financiación va a permitir a la empresa coger un impulso mucho mayor que si su única fuente de fondos es la entidad bancaria, generalmente.

Más exigencias

El capital riesgo suele implicar cierto grado de profesionalización para aquellos emprendedores y pymes que sean destinatarios de la inversión, que al ser privado y profesional busca el mayor beneficio a través de tu negocio.

Por lo tanto, acceder al capital riesgo no implica solo acceso a fondos para impulsar la empresa, si no también a expertise, contactos y experiencia en gestión que propician la mejora considerable de la empresa en términos de gestión.

Proyección internacional

Otra de las ventajas del capital riesgo es que facilita la internacionalización de la pyme. Permite la obtención de dinero de accionistas a pesar de que la empresa no esté cotizada y, por supuesto, hace posible la tan recomendable diversificación de riesgos.

Beneficios intangibles

¿Qué hay de la imagen? Las empresas beneficiarias de fondos de capital riesgo están mejor vistas. La apuesta de estos fondos especializados por un proyecto suele indicar la existencia de una buena empresa y es, sin duda, símbolo de prestigio.

En busca del capital riesgo para tu negocio

Si crees que este tipo de financiación puede encajar con tu negocio y quieres acceder a él, lo primero que debes hacer es conocer las opciones, es decir, los fondos que podrían estar dispuestos a invertir en tu empresa.

Lo más eficiente es localizar fondos que hayan realizado inversiones similares en el sector o desde un punto de vista de ideas y proyectos. En ese momento, deberás tener algo que mostrar para convencerlos de que inviertan en tu proyecto.

Tu empresa tiene que presentarse como una fuente inagotable de altas rentabilidades a corto-medio plazo. Para ello prepara un buen plan de negocio que presentar, incluyendo los resultados, ventas actuales y la hoja de ruta para crecer.

Planea muy bien tu puesta en escena, la venta de tus ideas es tu pasaporte para recibir esa financiación. Por ello, lo primero es que tú veas claro ese futuro empresarial que buscas y que quieres transmitir a tus financiadores.

Además, no te olvides de pensar bien qué papel quieres ofrecer al fondo en tu empresa y en la toma de decisiones, y fijar claramente las expectativas. Unas expectativas bien ancladas evitarán sorpresas posteriores

Esperamos haberte ayudado para prepararte ante tus próximos mecenas. Si tienes cualquier duda a mayores entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y equípate con Yoigo Negocios.