Cómo saber si soy moroso con mi negocio: ¿Tengo deudas?

La acumulación de deudas no solo es peligroso para la viabilidad de una empresa, sino que también puede afectar gravemente a la financiación.


La morosidad consiste en el impago de una obligación a fecha de vencimiento de esta. Una vez acumulas una serie de retrasos en alguno de tus pagos, la entidad que los emite puede añadir tus datos a un fichero de morosidad.

Estos ficheros o listas de morosos son bases de datos en las que se incluyen aquellas personas físicas o jurídicas que tienen deudas pendientes. Si tienes un negocio, puede ser algo muy problemático. Apareciendo en esta lista, te pueden denegar un préstamo, una póliza de seguros, una tarjeta de crédito, etc.

cómo saber si soy moros gratuitamente

Cómo saber si soy moroso con mi negocio: los ficheros de morosidad

Si tienes un negocio, es habitual que las facturas se acumulen y puedas pasar alguna por alto. Siempre es preferible contar, por tanto, con la ayuda de un administrador profesional que se encargue de estas cuestiones y evite que puedas llegar a tener algún impago.

En el caso de acumular una deuda, la entidad emisora o un cobrador de morosos te añadirían a un fichero de morosidad. Para figurar en una de estas listas, la empresa debe acumular una deuda de al menos 300 euros y la persona de al menos 50 euros.

Lo recomendable para saber si tienes alguna deuda pendiente en España, es estar al corriente de tus obligaciones económicas. Los impagos más comunes que se producen suelen ser facturas de teléfono e Internet, de suministros energéticos, de hipotecas o de préstamos.

Hay varios ficheros de solvencia patrimonial en España, siendo los más comunes:

  • ASNEF (Asociación Nacional de Entidades de Financiación)
  • CIRBE (Central de Información de Riesgo del Banco de España)
  • RAI (Registro de Aceptaciones Impagas): este último, es solo para personas jurídicas

Debido a las consecuencias que acarrea figurar como moroso, si una entidad te incluye en esa lista porque tu negocio acumula una deuda de más de 300 euros, tendrá que notificártelo con un mes de antelación para darte tiempo a pagar.

Cómo saber si tengo deudas en España

Quizás hayas acudido a una entidad bancaria para solicitar un préstamo para tu negocio y te lo hayan denegado. O hayas llamado a tu compañía aseguradora y te hayan indicado que no eres asegurable. También es probable que hayas pedido una tarjeta de crédito sin éxito.

Si te encuentras en una situación similar, empieza a sospechar que quizás tu negocio esté en una lista de morosos. La única forma de salir de dudas es consultándolo. Para ello, hay una serie de pasos que debes seguir.

Los diferentes ficheros de morosos los explican su página web:

Tendrás que enviar una solicitud de información sobre si apareces en el fichero correspondiente. Para ello hay que rellenar un formulario y hacerlo llegar a la entidad responsable del fichero.

Puedes hacerlo vía telemática, por correo electrónico o dándote de alta en la página web (cada entidad tiene sus propias normas al respecto); o, por correo postal.

Los datos necesarios para esta consulta son los siguientes: razón social de tu negocio; CIF de la empresa o DNI en caso de ser autónomo y no tener sociedad; dirección de correo electrónico o dirección postal como contacto para el envío de una respuesta.

Una vez solicitado, la entidad nos responderá en un plazo determinado, que varía en función de cuál sea:

  • ASNEF: 30 días
  • CIRBE: 10 días
  • RAI: Sin plazo. Responde rápido, aunque exige un pago al tratarse solo de personas jurídicas.

La consulta en ASNEF y CIRBE del propio interesado sería gratuita, debido a que se estaría ejerciendo el derecho de acceso a los propios datos personales. Solo se paga en el caso del RAI ya que solo figuran personas jurídicas, que no gozan del mismo derecho.

La contestación incluirá información relativa a qué entidad te ha incluido, cuál es el importe al que asciende la deuda de tu negocio, qué empresas han consultado nuestros datos en el fichero, así como las consecuencias de aparecer en él.

Cabe destacar que, otra vía para saber si tienes alguna deuda en España, es hablar con tu banco para que ellos consulten los ficheros de morosidad. Estas entidades tienen la potestad de solicitar esa información y facilitártela.

Con respecto a quién puede hacer una consulta de un fichero de morosos, lo cierto es que cualquier persona física puede pedir información sobre su propia situación.

Sin embargo, no puede hacerlo sobre un tercero. En el caso de una empresa, sí cabe la posibilidad de preguntar por una persona, aunque debe estar asociada al fichero en cuestión para poder hacerlo.

Consecuencias de aparecer en un fichero de morosidad

Aparecer en estas listas negras es, sin duda, un verdadero problema para tu negocio. Para empezar, ser moroso impide que te acepten una solicitud de préstamo o de una tarjeta de crédito.

El no ser buen pagador es también un obstáculo para acceder a cualquier servicio bursátil, solicitar un servicio de telefonía e Internet, o contratar un seguro. Al no ofrecer garantías de pago, las empresas no asumen el riesgo de firmar un contrato con el deudor.

Otro de los problemas que puede acarrear tu negocio si figura en una lista de morosos es el de establecer relaciones con otra empresa. ¿Quién querría cerrar contatos con una empresa poco fiable?

Como comentábamos antes, cualquier negocio que esté asociado a una de estas listas puede consultar tus datos en ella, por lo que podría afectar a los servicios de tus proveedores, por ejemplo.

Cómo salir de la lista de morosidad

Una vez hayas comprobado que tu negocio figura en un fichero de solvencia patrimonial como deudor, deberás hacer lo posible para salir de él y evitar las consecuencias negativas. ¿Cómo? Salda la deuda que haya quedado pendiente.

También existe la posibilidad de que no estés conforme con esa deuda. Por ejemplo, que hayas dado de baja un servicio de telefonía y la empresa te haya emitido un nuevo recibo por error.

En ese caso, debes reclamar esa deuda vía administrativa o judicial y acreditarlo, ya que con un procedimiento de reclamación abierto no pueden incluirte en un fichero de morosidad.

Una vez saldado el impago, o si este no existiese, lo que debes hacer es solicitar la baja de tus datos del fichero. De haber sido un error tendrás derecho a denunciar y reclamar una indemnización los daños ocasionados.

Si cualquiera de las entidades responsables de los ficheros incumple los plazos legales de respuesta, podrás denunciarlo ante la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) para que se abra un expediente sancionador a los responsables.

Durante todo este proceso es fundamental que cuentes con una fuente de información constante y actualizada. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que te la garanticemos desde Yoigo Negocios.