Comprar oro en tiempos de inflación: ¿es rentable?

El oro ha sido tradicionalmente un “activo refugio” que cobra importancia en periodos de incertidumbre, pero ¿es útil frente a la inflación?


Vivimos momentos convulsos a nivel internacional que se reflejan en los mercados financieros. La crisis de Ucrania es el último shock real en los últimos dos años, después de la crisis del coronavirus, que no permite levantar cabeza.

Cuando por fin parecía verse la luz al final de ese largo túnel pandémico, un nuevo nerviosismo impulsado por la invasión de Ucrania por parte de Rusia y la guerra llegó a todo el mundo.

Las crisis se han ido entrelazando unas a otras con importantes consecuencias económicas. Entre ellas un periodo de alta inflación que no se veía desde hace décadas en los países desarrollados.

Esta continúa subida de las tasas de crecimiento de los precios, disparadas muy por encima del entorno del 2%, que es el objetivo de los bancos centrales, tiene unas implicaciones claras en la vida de consumidores e inversores, que debemos empezar a poner en marcha acciones que nos protejan de una evitable pérdida de poder adquisitivo.

Tanto en EE.UU. como en muchos países europeos la tasa de crecimiento de los precios ya ha alcanzado las dos cifras, en unos picos que no se conocían desde los años 80.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí y, sobre todo, cómo nos enfrentamos a esta situación de inflación desde nuestras finanzas personales? Todos debemos ser conscientes de que, en este entorno, un euro ganado en el mes de junio deja de serlo en julio.

Cada mes, los euros que se mantengan en liquidez, o en depósitos bancarios que no retribuyan ninguna rentabilidad, tendrán cada vez menos valor.

Por tanto sus poseedores tendrán cada vez menos dinero, simplemente por el paso del tiempo y el implacable efecto de la inflación.

¿Qué podemos hacer ante esta realidad? ¿Cómo proteger tu pyme ante la inflación? Existen numerosos activos en el mercado para intentar batir la inflación y, aunque no es tarea fácil en estos tiempos convulsos repletos de incertidumbre, hay que ir examinando todas las posibilidades.

Lingotes de Oro

En el abanico de opciones se encuentra el oro: ¿Es el oro rentable en este contexto? ¿Puede el oro, activo refugio clásico, batir la inflación?

¿Es recomendable invertir en oro frente a la inflación?

Históricamente, el oro ha tenido un buen rendimiento frente a la inflación. De acuerdo con el World Gold Council, el oro ha registrado una rentabilidad de un 15% de media en periodos de inflación mayor al 3%.

Del mismo modo, y de acuerdo al mismo organismo, el oro también se ha comportado bien frente a tasas de inflación más moderadas: ha registrado un 6% de rentabilidad media en periodos de inflación menores al 3%.

Por lo tanto, si nos basamos en los datos históricos podríamos afirmar que, en efecto, el oro es un buen activo para batir la inflación. Pero, ¿es el único activo?, ¿es el mejor en periodos de inflación?

La respuesta a estas preguntas ya depende de muchos más factores que un simple análisis histórico. Desde un punto de vista teórico, cabe destacar que en momentos de incertidumbre es un activo refugio por excelencia.

Desde el punto de vista práctico, si comparamos los años veinte de este siglo XXI con las últimas décadas del siglo XX, el sector financiero se ha desarrollado de manera espectacular. Esto ha permitido la creación de numerosas alternativas al oro.

Teniendo esto en cuenta, en primer lugar, cabe destacar que el oro, aún en este siglo, tiene todavía una importancia económica crucial como activo de valor estable. Funciona como garante como pocos en épocas de alta incertidumbre como esta.

Además, el oro tiene varias ventajas claras. Una es su alta liquidez, es decir, la facilidad para convertirlo en dinero contante y sonante. También su estabilidad, como activo que mantiene su valor; y, por supuesto es una gran opción en una buena cartera diversificada.

En este sentido, en periodos tan volátiles como el que estamos viviendo, los inversores optan por valores como el oro, lo que conduce inevitablemente a su revalorización e incide en este círculo virtuoso.

¿Compro oro para batir la inflación?

Por lo tanto, podemos afirmar que, en efecto, el oro es un activo a tener en cuenta en periodos de alta inflación. Como refugio con una alta valoración histórica en periodos de subidas de precios, vale la pena incluirlo en una cartera de inversión.

Funciona como un activo de cobertura frente a la inflación y constituye una inversión complementaria especialmente adecuada para un perfil de riesgo conservador.

Pero, ¿es suficiente comprar oro para no perder poder adquisitivo? Podría ser suficiente, pero posiblemente (en función de cada caso) no sea lo único recomendable.

Por un lado, hay que tener claro que no solo el oro permite batir la inflación y, sobre todo, que su efectividad frente a la subida de precios depende fundamentalmente de dos factores.

Por un lado, la incertidumbre o miedo inversor (que depende de la coyuntura económica) y por otro, el coste de oportunidad.

Como ya hemos explicado, el oro ha sido tradicionalmente un activo refugio. Eso quiere decir que, en momentos como el actual, el oro previsiblemente será cada vez más atractivo y subirá de precio.

Por otro lado, esto también depende de su coste de oportunidad. Es decir, de la rentabilidad que proporcionan, por el contrario, otros activos alternativos, similares en el binomio rentabilidad-riesgo.

Como también decíamos anteriormente, los mercados financieros han vivido en las últimas décadas un desarrollo sin precedentes. Esto lo que ha permitido la multiplicación de activos de todo tipo.

Muchos de ellos interesantes frente a la inflación (commodities, plata u otros muchos más alejados o con diferente rentabilidad-riesgo).

Por ello, el interés por el oro depende de la coyuntura concreta y el contexto del mercado en cada momento. Lo que está claro es que continúa siendo una opción en tiempos convulsos y permite protegerse de la inflación.

Ante todo, que el miedo no te apresure, primero estudia bien el panorama y analiza qué es más rentable.

Si no tienes claro qué hacer con el dinero que has conseguido gracias a tu esfuerzo, deja que desde Yoigo Negocios te ayudemos.Entra en nuestra web o llama al 900 622 220 para que te demos toda la información.