Cuándo y cómo rescatar tu plan de pensiones paso a paso

Rescatar tu plan de pensiones puede ser una de las decisiones más importantes de tu vida y aquí te explicamos algunos consejos que te ayudarán.


Las pensiones son indispensables para asegurar tu vida, ya sea por motivo de jubilación, incapacidad, viudedad e incluso de orfandad. Son muchas las circunstancias por las que necesitamos un fondo económico. En este artículo te hablaremos de cuándo y cómo tienes que rescatar tu plan de pensiones.

Una duda muy recurrente de quienes van a solicitar o ya han solicitado su pensión es qué diferencias hay entre un plan de pensión y un plan de jubilación, ya que no son lo mismo.

Mientras que el primero es fundamentalmente un producto de inversión y ahorro, el segundo es un seguro de vida. Dicho esto, a continuación, te contamos en detalle en qué momento y de qué manera debes hacerlo.

Cuándo solicitar tu plan de pensión

Como te contábamos al principio, el dinero lo puedes solicitar por diversas razones de peso y no únicamente por hacerte mayor y dar por concluida tu vida laboral.

La legislación contempla todo tpo de situaciones precisamente porque el regulador es consciente de que cada uno tenemos una vida y unas necesidades específicas. Más en el caso de los autónomos. Estos casos pueden ser:

  • Por una situación de dependencia extrema, por la que podrías recurrir antes de que llegue el momento de tu jubilación a tu plan de pensión.
  • Por incapacidad total permanente. En este caso, sí que cabe aclarar que la persona puede no estar capacitada para desempeñar su trabajo habitual, pero sí para realizar uno diferente. Como dato destacado, este 2023 se espera una subida de hasta 100 euros con respecto al año pasado, de los 1019
  • Por el fallecimiento del partícipe, que entonces el derecho a solicitar tu plan de pensión lo tendrían tus herederos.

Sin embargo, existen otros casos en los que también podrías liquidar tu plan de pensión, aunque se trate de situaciones extremas.

Por ejemplo, por paro o desempleo de larga duración, con la condición de que la aportación a tu plan de pensiones tenga como mínimo una antigüedad de 10 años; o por una grave enfermedad.

No solo es importante conocer en qué casos puedes rescatar tu plan de pensiones, sino las diversas maneras que tienes a tu alcance y elegir la que mejor se adapte a ti.

Cómo pedir un plan de pensiones

Al fin y al cabo, se trata de una decisión muy importante que debes tomar en frío porque te afectará desde el primer momento. Así que aquí te contamos cuáles son las dos principales formas en las que puedes pedir tu plan de pensiones.

Ten en cuenta que en función de la decisión que tomes afrontarás unas u otras consecuencias en el futuro. Valora muy bien tus objetivos para luego no tener problemas financieros.

  1. En forma de capital: recibirás el dinero de una sola vez. Puede ser nada más jubilarte o en una fecha que previamente haya quedado acordada para recibir tu esperado plan de pensión. En caso de solicitar tu dinero de manera mixta, sería exactamente igual, pero combinando la forma de rentas y la forma de capital.
  2. En forma de rentas: aquí percibirás la cuantía económica de manera periódica y como mejor se adapte a tus necesidades. Puede ser mensual, cada tres meses, etc. Además, según el tiempo en que recibas dicha pensión, serán: temporales (un determinado número de años, según lo acordado con tu banco) o vitalicias (hasta el día del fallecimiento).

Asimismo, la cuantía a percibir puede ser variable o no variable en cuanto a la cantidad económica y la frecuencia con la que se percibe dicho dinero, dependiendo de factores personales que pueden ir cambiando en el transcurso del tiempo.

A su vez, las rentas pueden ser:

  • En forma de rentas aseguradas: a través del seguro contratado, cobrarás la cantidad que así hayas acordado con anterioridad. Como ves, las decisiones que se toman en cuanto al plan de pensiones son muy importantes y es necesario conocer en profundidad cuál es la decisión más conveniente para ti.
  • En forma de rentas reversibles: en este último tipo, que se produce con la muerte del partícipe del plan de pensiones, tú mismo o tú misma deberás indicar sobre quién recae la cantidad económica al no poderlo disfrutar en vida.

Excepciones en el plan de pensiones

Como siempre, existen las excepciones que te permitirán poder combinar los beneficios de la forma de capital y la forma de rentas además de hacerlo con flexibilidad, y son las siguientes:

  • La forma mixta: como la propia palabra indica, mezcla los elementos que ya te explicábamos anteriormente y recibirás tu dinero de las dos formas. Ante la duda, si no sabes qué elegir, puedes optar por esta opción. Ante todo, es fundamental tener facilidades a la hora de tomar esta decisión.
  • La forma flexible: tanto en la cuantía que recibirás en tu plan de pensiones como las fechas que elijas, no serán con una periodicidad fija y tampoco una cantidad fija estipulada.

IRPF en el plan de pensiones

Por otro lado, si también te interesa saber cuál es el IRPF que se te aplicaría por solicitar según qué cantidad, está bien que tengas en cuenta la siguiente tabla:

DINERO SOLICITADO IRPF
Hasta 12.450 € 19 %
De 12.451 hasta 20.200 € 24 %
De 20.201 hasta 35.200 € 30 %
De 35.201 hasta 60.000 € 37 %
De 60.001 hasta 300.000 € 45 %
Más de 300.000 € 47 %

En Yoigo Negocios queremos que tomes la mejor decisión con tu plan de pensión y que tengas asegurada la vida que te mereces. Si quieres saber más, entra en nuestra web o llama al 900 622 500 y consigue todas las ventajas que harán tu vida mucho más fácil.