Cómo capitalizar el paro para emprender un negocio

Pese a que es una opción arriesgada con grandes probabilidades de fracaso, al capitalizar el paro muchos consiguen emprender nuevos objetivos.


Si te has quedado en el paro y te estás planteando la posibilidad de darte de alta como autónomo o empezar un negocio, debes saber que hay una opción que te permite cobrar la prestación por desempleo en una sola cuota. Es lo que se conoce como capitalizar el paro.

No obstante, hay que saber bien cómo funciona esta posibilidad así cómo cuáles son los requisitos para hacerlo. Te explicamos todos los detalles sobre cómo capitalizar el paro a continuación.

¿En qué consiste capitalizar el paro?

La capitalización del paro es el cobro de la prestación por desempleo al completo. Es decir, no se te ingresaría una cantidad mensual, sino que se calcularía el total de prestación y se proporcionaría en una sola cuota.

Sin duda suena muy interesante, pero es necesario que sepas que hay una serie de normas y requisitos que limitan el acceso y condicionan las estrategias a adoptar a medio plazo.

El objetivo de ofrecer la prestación entera de golpe es el de fomentar el emprendimiento. Se trata de una ayuda que permite a una persona desempleada darse de alta como autónomo o bien incorporarse en alguna cooperativa o sociedad que ya esté formada, según se indica en la página oficial del SEPE.

No obstante, debes saber que, si decides capitalizar el paro para ser autónomo o incorporarte a alguna sociedad, deberás justificar la inversión que haces con el dinero que se te proporciona.

Esta justificación se proporciona a través de una memoria, que habrás de presentar en el plazo de un mes. En caso de no hacerlo, se te podrá reclamar la cantidad de dinero abonada.

Si lo que está pensando es en incorporarte a una sociedad, esta debe ser de nueva creación o constituida como máximo 12 meses antes de la capitalización del paro.

Requisitos para la capitalización del paro

Si, sabiendo todo esto, te has decidido a solicitar la capitalización del paro para ser autónomo o incorporarte a una empresa, debes estar bien informado sobre los requisitos necesarios.

Como ya hemos comentado, puede capitalizar el paro cualquier persona que se encuentre desempleada porque su relación laboral haya cesado definitivamente y justifique la inversión de esa cantidad de dinero.

  • Si estás trabajando y planeas marcharte de tu empresa para iniciar tu propio negocio, no podrás optar a esta capitalización. Es así porque no es posible solicitar la prestación por desempleo si te marchas de la empresa voluntariamente.
  • Si estás sujeto a un ERE o una reducción de jornada, el pago único tampoco será una opción ya que la relación laboral con la empresa debe haber finalizado por completo.
  • Cuando decidas solicitar este pago único, deberás tener pendientes al menos tres mensualidades.
  • En caso de ser beneficiario de la prestación por cese de actividad, habrán de faltarte al menos seis meses de cobros.
  • Si en los dos años anteriores has cobrado el paro siendo ya autónomo o perteneciendo a una sociedad, tampoco tendrás derecho a capitalizar el paro. De haber cobrado el pago único en los cuatro años anteriores, igualmente no tendrás derecho a la capitalización del paro.
  • Si vas a darte de alta como autónomo, el plazo para hacerlo será de un mes, prorrogable a otro mes.
  • En caso de que vayas a asociarte, deberás hacerlo como socio trabajador estable y no como socio capitalista ya que capitalizar el paro es una opción pensada para ayudar al autoempleo.
  • Además de justificar la inversión del dinero que cobres, tu nueva actividad laboral tendrá que iniciarse como mucho un mes después de que te concedan la prestación.
  • Si te unes a una sociedad en la que se exija un periodo de prueba, podrás solicitar el pago único antes, pero este solo se te concederá una vez acreditado ante el SEPE que has superado dicho periodo.

Dejando de lado todo esto, en lo que se refiere a las cantidades a percibir, si se obtiene el 100% de la prestación, esta cantidad estará exenta de IRPF. No obstante, la cuantía de la capitalización será distinta en función de lo que quieras hacer con ese capital.

Cómo y dónde solicitar la capitalización del paro

La solicitud puede hacerse cuando se vaya a tramitar la prestación por desempleo o cuando se solicite la reanudación de esta. Es posible tanto a través de la página oficial del SEPE, sede.sepe.gob.es, como en la oficina de prestaciones.

La documentación general requerida para solicitar la capitalización del paro incluye: el modelo oficial del impreso de solicitud de pago único; el DNI o pasaporte; en el plazo de un mes, la memoria que justifique la inversión del capital.

En caso de ser extranjero con residencia legal en España, a estos documentos se debe añadir: el certificado de registro de ciudadano de la UE en caso de ser extranjero comunitario; y la Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE) para no comunitarios.

Si te vas a incorporar a una cooperativa o sociedad ya formada, hará falta un Certificado del Consejo Rector donde figure la solicitud de ingreso a la sociedad y se especifique la situación de socio estable. Esta documentación será distinta si la sociedad o cooperativa se forma en ese momento.

Da igual cual sea tu situación: en todo caso ten mucho cuidado con las facturas que se presentes para justificar la inversión que realices con la capitalización del paro. Por supuesto, esas facturas no pueden ser anteriores a la solicitud del pago único.

La prestación debe gastarse en bienes o servicios directamente relacionados con la actividad laboral que va a emprenderse, aunque también se contemplan las aportaciones a la sociedad o cooperativa si es el caso. Ah, y han de estar selladas por la empresa que las emita.

Somos totalmente conscientes de que ni con toda esta información vas a quedarte tranquilo. La capitalización del paro es, probablemente, una de las decisiones estratégicas y financieras más importantes que vas a adoptar en toda tu vida laboral.

Por eso antes de adoptar ninguna decisión es vital que te informes. Y claro, para eso necesitas contar con una buena infraestructura de comunicaciones. Entra en nuestra web o llama al 900 622 700 y deja que Yoigo Negocios te acompañe en tu aventura.