Guía completa para entender una nómina, paso a paso

Comprender una nómina no es tan sencillo como parece, pero hoy te traemos el manual definitivo para que aprendas a interpretarla sin complicaciones.


Recibir el pago a final de mes es el mejor momento del trabajador. Este, debe ir acompañado de la nómina, que es el documento que justifica tanto el abono del sueldo como las retenciones que se practican en concepto de tributación. Además, aparece la cuantía a la Seguridad Social.

Pero entender la nómina no es siempre algo fácil, y es muy habitual que los trabajadores tengan dudas acerca de los conceptos que aparecen en ellas. Algunos detalles se suelen pasar por alto aunque son importantes, como por ejemplo el porcentaje de IRPF retenido.

A continuación, te mostramos una guía para entender tu nómina paso a paso.

Partes de una nómina

Para entender una nómina, lo principal es saber cuáles son las distintas partes que la componen. Aunque muchas empresas usan un documento de la misma apariencia, la ley exige una información común a todas las nóminas, aunque el diseño puede variar.

En todo caso, una nómina consta de las siguientes partes:

  • Encabezado
  • Devengos
  • Deducciones
  • Líquido total a percibir
  • Bloque de sello y firmas

Veamos todas estas partes explicadas paso a paso.

El encabezado

Para entender una nómina paso a paso, lo primero es identificar el encabezado, que es la parte de arriba de la nómina. Esta, debe contener los datos de la empresa contratante, los del trabajador y el periodo que engloba dicha nómina o periodo de liquidación.

Es importante comprobarlos todos y notificar a la empresa si algún dato es incorrecto:

  • Datos de la empresa: estos incluyen el nombre de la sociedad, la dirección fiscal, el CIF y el código de cotización a la Seguridad Social.
  • Datos del trabajador: nombre completo, documento de identidad, número de la Seguridad Social, grupo profesional o categoría, grupo de cotización y antigüedad en la empresa.
  • Periodo de liquidación: fecha de inicio y de finalización del periodo por el que la empresa paga al trabajador.
Entender nómina 1

Los devengos

La parte de los devengos es la que especifica los cobros en bruto que recibe el trabajador por parte de la empresa. Estos pueden ser percepciones salariales y no salariales. Dentro de las primeras, se pueden incluir:

  • Salario base: se trata del cobro mínimo mensual que percibe un trabajador, y que depende de su categoría profesional.
  • Complementos: los complementos salariales son aquellos que se pagan por cosas como la antigüedad, plus de peligrosidad, idiomas, convenio, comisiones, etc. El concepto de incluye en la nómina.
  • Horas extra: las horas extra realizadas a lo largo del mes se pagan aparte, y se especifican en la nómina.
  • Pagas extra: los trabajadores tienen derecho a dos pagas extras al año, que pueden ser aparte (por lo que 2 de las 12 nóminas anuales serían dobles), o prorrateadas, es decir, que el importe total de la paga extra se divida entre los 12 meses del año.
  • Sueldo en especie: vales para restaurantes, tiques de apartamiento y cualquier otra remuneración no monetaria.

Devengos nómina

Las percepciones no salariales incluyen:

  • Indemnizaciones y suplidos: si has adelantado dinero para desempeñar tu trabajo, por ejemplo, con la compra de material o uniformes, la empresa debe devolvértelo e incluirlo en la nómina en concepto de suplido. Si te indemnizan por despido, accidente laboral, etc., también debe incluirse.
  • Prestaciones y pagos de la Seguridad Social: cantidades que recibes si estás de baja o en el paro.
  • Plus de transporte y dietas: cuantía destinada a cubrir tus desplazamientos y manutención por razones laborales.
  • Mejoras de la empresa: complementos que concede la empresa para mejorarte el salario base.

Las deducciones

Continuando con esta guía completa para entender una nómina paso a paso, el siguiente concepto con el que debes estar familiarizado son las deducciones. Las deducciones son las cuantías que se descuentan de tu sueldo bruto:

  • Retención de IRPF: el IRPF o impuesto sobre la renta de las personas físicas, es el porcentaje de tu sueldo que se paga al Estado en concepto de impuestos. En función de cuál sea tu salario, te corresponde pagar un porcentaje mayor o menor.
  • Cotizaciones a la Seguridad Social: en concepto de desempleo (para la protección en caso de quedar en el paro), contingencias comunes (que garantizan el derecho a una cobertura por baja laboral sea por accidente o enfermedad), formación (que cubre las formaciones de la empresa) y horas extraordinarias (porcentaje que se paga por las horas extra trabajadas).
  • Anticipos: en caso de solicitar un anticipo a la empresa, se deducirá de este la cantidad que corresponda en concepto de cotizaciones e impuestos.
  • Valor del salario en especie: en este apartado, si corresponde, se incluye el valor de lo percibido en especie, que se resta del salario neto al no cobrarse de manera líquida.

Deducciones nómina

Parte de la cuantía líquida total

Una vez conocidas la parte de los devengos y deducciones, pasamos a la parte del líquido total. En ella, se incluyen dos cantidades:

  • Líquido total bruto: es la suma de todos los devengos.
  • Líquido total neto: es la diferencia entre la suma de los devengos y las deducciones, dando como resultado el importe que el trabajador recibirá en su cuenta bancaria como cobro por su trabajo.

Liquido total a percibir nómina

Sellos y firmas

Este no es un apartado como tal, pero sí es necesario saber que la nómina debe ir correctamente sellada y firmada por la empresa para ser válida. Asimismo, el trabajador debe firmar en la parte que pone “recibí”, señalando así su conformidad con ello.

En caso de notar cualquier error, es conveniente no firmar nada hasta haberlo aclarado con la empresa.

En Yoigo Negocios te ayudamos a trabajar en tu empresa con todas las garantías de seguridad y privacidad de datos. Para más información, visita nuestra web o llámanos al 900 622 500 y te resolveremos cualquier duda.