Stakeholder: qué es y cuáles son sus beneficios para la empresa

Todos los negocios se relacionan con una serie de personas e instituciones, conocidas como stakeholders, que ayudan a impulsar sus ventas.


Una empresa siempre responde a una sociedad y a un entorno determinado, lo que se conoce como stakeholder. Como negocio, su éxito se debe en buena parte al lugar o lugares en los que opera. Por eso, existe una práctica conocida como Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

Las empresas, en sus actividades de producción y otras iniciativas, como las pertenecientes a RSC, se relacionan con numerosas instituciones, accionistas, proveedores, empleados, clientes, fabricantes, inversores, acreedores, sindicatos, medios de comunicación, etc.

En concreto, la RSC es un área transversal que afecta a numerosas actividades y ámbitos de una misma empresa. Se trata de una herramienta cuyo principal objetivo es generar un impacto positivo (sobre los derechos sociales y laborales, el medioambiente, etc.) a través de diversas iniciativas.

Stakeholders de una empresa: qué son

Los stakeholders son aquellos individuos, grupos de individuos u organizaciones de cualquier tipo que constituyen el público de interés para una empresa por diversos motivos.

Se trata de todas aquellas personas físicas o jurídicas que se relacionan de alguna manera con las actividades y decisiones de una empresa y que impactan en los resultados de sus acciones o se pueden ver afectadas por su actividad.

Es decir, los stakeholders son los clientes y los proveedores, los inversores y los acreedores, las empresas competidoras y las proveedoras, los gobiernos nacionales y locales, así como instituciones financieras, sociales… los accionistas o propietarios y, por supuesto, los propios trabajadores.

Podemos diferenciar entre stakeholders:

  • Internos: empleados, accionistas o propietarios. Existe una relación directa con la actividad de la empresa.
  • Externos: proveedores, acreedores. Trabajan con la empresa, pero no en ella.

También se pueden distinguir stakeholders:

  • Primarios: clientes, empleados o medios de comunicación. Son grupos de interés clave para la empresa y la relación establecida con ellos debe de ser máxima prioridad.
  • Secundarios: organismos de la sociedad civil, instituciones financieras… Actores que son de menor relevancia para la actividad empresarial.

La lista de stakeholders de la empresa es larguísima y cualquier compañía debería tenerla muy en cuenta. Una buena relación con los diferentes stakeholders es fundamental para garantizar el florecimiento del negocio empresarial.

Beneficios de tener buena relación con los stakeholders

Los stakeholders son, por lo tanto, todas aquellas personas y grupos de personas que conforman la empresa y su entorno. Es decir, podríamos aventurarnos a resumir que los stakeholders de una empresa son su razón de ser.

¿Qué sentido tendría montar una empresa si no hubiese clientes, trabajadores, accionistas o inversores? ¿Para qué sirve una empresa si no es para la sociedad en la que opera y las organizaciones e instituciones que la integran?

Por esa razón, la relación con los stakeholders es una de las acciones prioritarias de una empresa en las que se deba poner atención.

Por supuesto, para cualquier compañía, no es lo mismo relacionarse con sus clientes que con los proveedores. Del mismo modo que el trato debe ser diferente para los empleados y para stakeholders externos.

La relación de una empresa con sus stakeholders debe trabajarse de manera cuidadosa para crecer y, de hecho, como empresario es muy recomendable que establezcas estrategias y dediques los recursos necesarios a mantener una relación positiva y cercana con todos ellos.

Entre otras razones, porque una relación constructiva y adecuada con los stakeholders tiene numerosos beneficios para la empresa:

Optimización de productos y procesos

Establecer contacto positivo y fluido con proveedores y clientes te va a permitir conocer cómo mejorar la empresa, dado que conocerás de primera mano las oportunidades que te ofrecen los primeros y las necesidades que reclaman los segundos.

Mejor reputación, un elemento clave

Para que tu empresa sea un negocio exitoso, uno de los elementos más importantes es la reputación, es decir, lo que opinan de ti tus clientes y tus potenciales clientes.

Mantener una buena reputación solo se consigue con años de buenas prácticas y un trato especial a tus clientes, los stakeholders más relevantes para tu empresa.

Atracción de talento

Al trabajar la relación con los stakeholders, la consideración de la empresa mejora socialmente y eso te permite atraer el mejor talento a tu negocio.

Crear oportunidades de negocios, lazos y alianzas estratégicas: mantener una buena relación con inversores, competidores, empresas de otros sectores y organizaciones de diversa índole es una semilla que permite que acaben naciendo alianzas y proyectos conjuntos de enorme trascendencia.

Desarrollo social más sostenible

Cuidar a los stakeholders permite a la empresa ofrecer a la sociedad y a la comunidad en la que se inserta un mayor desarrollo económico y social a través de numerosas iniciativas que se pueden promover como RSC.

Tipos de stakeholders

Debido a lo anterior, si tienes una empresa, por muy pequeña que sea, te recomendamos que establezcas una estrategia de actuación anual con los stakeholders. De esta forma, podrás cuidar las relaciones de tu empresa y permitirla que tenga el máximo espacio de expansión.

En este proceso de desarrollo de ideas para implementar en tu empresa, puedes ordenar las acciones siguiendo esta tipología de stakeholders:

  • Propietarios y accionistas.
  • Inversores.
  • Empleados.
  • Proveedores.
  • Clientes.
  • Acreedores.
  • Medios de comunicación.
  • Sociedad.
  • Gobierno.
  • Sindicatos y otras asociaciones.

Conocer bien a los trabajadores que conforman tu empresa y la importancia de cada uno es fundamental para satisfacer sus necesidades e impulsar tus ventas.

Por eso, en Yoigo Negocios te damos todas las claves para que lo consigas. Si tienes cualquier duda, visita nuestra web o llama al 900 622 500 y estaremos encantados de ayudarte.