Transportistas autónomos: los requisitos que necesitas saber

Si estás pensando en ser transportista autónomo, necesitas tener una licencia especial de conducción o una titulación específica para el puesto.


Los transportistas autónomos se encargan de trasladar la mercancía tanto por el territorio nacional como internacional. Se trata de un trabajo con alta demanda, debido a que pasar muchas horas en la carretera es una tarea muy sacrificada. Esto, no obstante, es positivo para aquellos que buscan empleo en el sector.

Si estás valorando la posibilidad de dedicarte a esto por cuenta propia, y poder ser el dueño de tu trabajo y tiempo, a continuación, vamos a compartir contigo todos los requisitos que necesitas para ser transportista autónomo. Sigue leyendo, para descubrir qué hace falta para poder darte de alta y trabajar en este sector.

¿Qué actividades realizan los transportistas autónomos?

Un transportista autónomo es aquel que se dedica a trasladar mercancías o personas. Parece obvio, pero es muy importante que el concepto quede claro, puesto que no cualquiera que transporte mercancía se puede considerar transportista.

Se dedica única y exclusivamente al traslado de personas o de mercancías, de modo que alguien que regente un negocio y utilice una furgoneta para llevar a su local cualquier tipo de material, no puede considerarse como tal.

Aunque esta distinción pueda no parecerte relevante, lo es, ya que está directamente relacionada con los epígrafes del IAE. Estos epígrafes clasifican las actividades que realizan los autónomos y las empresas para controlar sus obligaciones fiscales.

¿Cuáles son los epígrafes de los transportistas autónomos?

Los autónomos dedicados al transporte no disponen de un único epígrafe en el que darse de alta, sino que hay varios dependiendo de las características específicas de su trabajo:

  • Transporte de viajeros: se trata del grupo 721, y a su vez se subdivide en dos epígrafes más:
  • Transporte por autotaxis: grupo 721.2, correspondiente a aquellos conductores que transporten pasajeros con taxímetro, VTCs o vehículos de alquiler con conductos, tales como las limusinas.
  • Transporte de viajeros por carretera: grupo 721.3, correspondiente a los conductos que transporten personas o mercancías en transporte regular o irregular.

Los grupos 721.1 y 721.4 corresponden al transporte urbano colectivo y a las ambulancias respectivamente, actividades que habitualmente no corresponden a trabajadores autónomos, sino por cuenta ajena.

Cada transportista, al darse de alta como autónomo, deberá seleccionar aquel grupo que se identifique más con la actividad laboral que realiza, y dependiendo de cuál sea las obligaciones fiscales pueden variar.

Requisitos para ser transportista autónomo

Si deseas darte de alta como autónomo transportista, antes debes saber cuáles son los requisitos exigidos que te permitirán hacerlo. Y es que, para darse de alta como autónomo en uno u otro grupo, se solicitan una serie de acreditaciones relacionadas con la actividad que se va a desempeñar.

Tener vigente el carné de conducir

Como es lógico, y dependiendo del vehículo que te toque conducir, es fundamental tener en regla el permiso de conducción necesario. En caso de ser un coche, necesitarás el tipo B, que te servirá también para furgonetas.

Si lo que vas a conducir es un camión, es necesario el carné C o C1 dependiendo del peso que se transporte.

Titulación

Necesitarás obtener el título de competencia profesional para transporte, gestionado por las comunidades autónomas. Para acceder a él, es necesario contar con el Bachiller o con un Grado Medio.

Certificado de Aptitudes Profesionales

También conocido como CAP. Mucho cuidado, porque tiende a confundirse con el de competencia profesional, pero son dos cosas distintas. Para obtenerlo, debes hacer un curso de 140 horas y aprobar un examen tipo test, para lo que puedes acudir a cualquier autoescuela. El CAP debe renovarse cada 5 años.

  • Acreditación de honorabilidad: acredita que nunca has sido condenado por una infracción laboral, mercantil o legal. Además, es importante no haber sido condenado tampoco por infracciones de tráfico. Se solicita en la cámara de comercio aportando el DNI y documentación acreditativa de conducta mercantil.

  • Tarjeta de transporte: esta tarjeta te permitirá ejercer como transportista. Las privadas, son las que se solicitan si el transporte es para ti mismo, y las públicas si es para terceros. Estas segundas, se dividen en:

    • VTC (menos de 9 personas)

    • VC (más de 9 personas)

    • MDL (mercancía de hasta 3.500kg)

    • MDP (mercancía de más de 3.500kg)

Régimen de los transportistas autónomos

Explicados los requisitos, vamos a la pregunta del millón: ¿en qué régimen interesa más cotizar a los transportistas autónomos?

Aunque existen cuatro tipos, la duda suele estar entre el régimen de estimación directa simplificada o el régimen de estimación objetiva (módulos). La mayoría de los transportistas autónomos prefieren este segundo, pero deben cumplir una serie de características para poder acogerse a él:

  • Beneficios anuales inferiores a 125.000 €.

  • Los gastos de compra totales de bienes y servicios al año deben estar por debajo de los 250.000 €.

  • El transportista autónomo solo trabajará en territorio nacional.

  • Apuntarse al régimen simplificado del IVA.

El régimen conocido popularmente como de módulos, es muy popular porque permite liquidar el IRPF y el IVA en función a los ingresos estimados y recursos del autónomo, algo económicamente favorable y que simplifica el proceso.

En el caso de los transportistas autónomos, el régimen de estimación objetiva está en revisión por parte de Hacienda, lo que quiere decir que no es seguro que te puedas acoger a él. No obstante, si cumples los requisitos mencionados, vale la pena cotizar por esta vía.

Una vez inscrito en este régimen, tendrás que presentar los modelos 303 y 131 de Hacienda en tu Declaración de la Renta. Antes, calcula qué opción es la más beneficiosa para ti, dependiendo de la cantidad de dinero que factures al año. Aunque los módulos suelen beneficiar al autónomo, no siempre es así.

En Yoigo Negocios, te ayudamos a gestionar todos tus trámites si eres autónomo. Si quieres saber más, visita nuestra web o llámanos al 900 622 500 y deja que te ayudemos.