Errores en networking: consejos para no cometerlos

5 min

Ampliar tu networking o red de contactos puede ser muy útil para crecer profesionalmente, siempre que evites estos errores.


El networking es una estrategia muy habitual hoy en día que sirve para impulsar tu negocio. Las redes sociales han pasado a convertirse en el gran aliado de cualquier que quiera construir una marca, ya sea personal o corporativa.

Sin embargo, no basta con crear y gestionar tus perfiles, sino que hay múltiples formas de exprimir al máximo las redes sociales. Una de ellas, es la creación y progresiva ampliación de una red de contactos.

Contar con ella te permitirá acceder a otras personas o marcas que puedan complementar la tuya mediante la colaboración. Además, si cuentas con contactos con más experiencia que tú, pueden convertirse en una buena referencia para desarrollar tu propio negocio.

Networking: qué es y qué ventajas tiene

El networking, es una estrategia que consiste en la creación de una red de contactos. El objetivo de conseguir esta red, es conectarse con personas o negocios que tengan intereses similares a los tuyos, con el fin de valorar colaboraciones que puedan ser beneficiosas para ambas partes.

Su principal ventaja, es que se trata de una técnica que puede ayudarte a que tu negocio crezca sin necesidad de gastar presupuesto. Y es que puedes ampliar tu red de contactos tanto a través de redes sociales como LinkedIn, Instagram, Facebook, etc., como asistiendo a eventos de negocio en lo que conocer gente que trabaje en el mismo sector.

Gracias a los contactos, puedes conseguir que tu marca sea más visible, además de lograr llegar a acuerdos que sirvan para hacerla crecer. Piensa que en tu red puedes hallar nuevos clientes, proveedores o incluso socios.

Y esto no es todo, ya que hacer networking te permite también tener acceso a nuevos conocimientos de tu sector, aprovechando la experiencia de terceros.

Entablar conversaciones con personas dedicadas al mismo ámbito servirá para que intercambiéis información útil para ambas partes, ideas e incluso herramientas.

Tipos de encuentros de networking

El networking pasa por reunirse personal o virtualmente con las personas que quieres añadir a tu red de contactos. Esta actividad puede llevarse a cabo dentro o fuera del horario laboral, dependiendo del tipo de encuentro. Los más comunes son:

Afterwork

Como su propio nombre indica, es un encuentro cuando ha finalizado la jornada laboral. Eso invita a que sea más desenfadado. Puede ser un café o un vino de tarde, o bien una cena.

Desayuno

Otro encuentro de tipo informal, pero previo a la jornada laboral o bien cuando esta comienza.

Networking online

Si dedicas muchas horas al trabajo y estás demasiado cansado para tener encuentros antes o después, puedes organizar reuniones online, o enviar mensajes a través de las redes sociales a perfiles de tu interés.

Es una gran idea como primer paso, aunque para afianzar contactos no está de más un encuentro presencial.

Eventos

Los eventos suelen reunir a personas dedicadas a un mismo o distintos sectores, pero siempre con puntos en común. Esto los convierte en una gran oportunidad de ampliar tu red de contactos.

Errores comunes en networking y cómo evitarlos

Al hacer networking, se cometen errores con frecuencia que, si no corregimos, chocan con el propósito de ampliar la red de contactos. A fin de cuentas, tener una larga lista de contactos en LinkedIn no sirve de mucho si no se aprovecha bien.

Estos son los errores más habituales en networking, así como consejos para evitarlos:

No gestionar bien el tiempo

Si acudes a un evento para ampliar tu red de contactos en 5 o 10 personas, es muy importante que no extiendas demasiado las conversaciones.

Sí, puede que hayas conocido a alguien con quien encuentras sinergias, pero no pases todo el tiempo con esa persona e ignores a los demás, ya que tu objetivo de hacer networking se verá frustrado.

  • ¿Cómo evitarlo?: fíjate un tiempo aproximado límite para mantener una conversación. Lo suficiente para conocer a la persona y saber qué posibles colaboraciones se pueden alcanzar. Una vez sabido esto, déjale tu contacto y despídete amablemente.

No cuidar tu imagen

Sabemos que suena superficial, pero la realidad es que en el mundo de los negocios, la imagen importa. Cuidar tu aspecto y vestimenta es esencial para causar una buena impresión. Y la necesitarás si quieres llegar a acuerdos con otras personas dedicadas a tu mismo sector.

  • ¿Cómo evitarlo?: separa la indumentaria destinada a los eventos, encuentros o reuniones online de tu ropa de diario, de modo que siempre tengas algo listo. No se trata de renunciar a tu estilo personal ni vestir de una determinada forma, sino sencillamente de cuidar un poco la imagen personal.

Dejarte vencer por la timidez

Romper el hielo a veces es difícil, especialmente cuando nos encontramos en un entorno donde no conocemos a nadie.

Quizás no te resulte fácil entablar una conversación desde cero, pero si no superas esa timidez, no podrás hacer networking. Hazte a la idea de que esto es absolutamente necesario para tu negocio.

  • ¿Cómo evitarlo?: ensaya una presentación para saber qué decir al acercarte a una persona. Si la timidez tiende a paralizarte, prepara un tema o dos de conversación para no quedarte en blanco. Puede ser difícil al principio, pero una vez hayas hablado con una o dos personas, no tendrás ninguna dificultad para conocer gente.

No hacer networking

Recuerda que el networking consiste en ampliar tus contactos, no en dedicar el tiempo a las personas que ya conoces y con las que ya colaboras. Es algo muy común de los eventos, centrarse en aquellos con los que ya tenemos relación porque nos resulta más fácil entablar conversación.

  • ¿Cómo evitarlo?: si te encuentras con gente que ya conoces, pídeles que te presenten a otras personas, y céntrate en hablar con ellas. Aprovechar los contactos que ya conocemos para acceder a otros es una gran idea para combatir la tentación de no hacer networking.

No hacer un seguimiento

Este es el error más típico del networking y el que se debe evitar a toda costa. Te has reunido con alguien con quien hay sinergias, habéis intercambiado datos de contacto, pero después ya no le vuelves a escribir o llamar. En ese caso, el networking no te habrá servido para nada.

  • ¿Cómo evitarlo?: no esperes a que la otra persona dé el paso de contactar contigo. Apunta sus datos en tu agenda y fija una fecha y hora para ponerte en contacto, invitarle a un café o tener una reunión virtual para exponer tus ideas. No tengas miedo de acudir a otros, porque el networking generalmente aporta beneficios a ambas partes.

Tanto si eres autónomo como emprendedor, en Yoigo Negocios te aconsejamos que cuentes con una sólida red de contactos. Si quieres saber más, entra en nuestra web o llámanos al 900 622 500. ¡Siempre a tu disposición!