NRC: qué es y cómo te ayuda al pagar impuestos

Este Número de Referencia es importante porque se genera como justificante de pago que identifica los ingresos tributarios.


Una de las partes de un negocio que menos suele gustar es la de hacer las declaraciones correspondientes a la Agencia Tributaria y pagar impuestos.

El motivo principal de que no sea una de las cuestiones favoritas, es que la burocracia complica en muchas ocasiones la gestión. Sin embargo, hay métodos para agilizar este tipo de trámites.

Una de las herramientas que proporciona Hacienda para que el pago de impuestos se agilice, el NCR o número de referencia completo.

Con este código, podrás identificar una partida y abonar lo correspondiente de forma sencilla y rápida. Pero, para usarlo, tienes que saber primero de qué se trata y cómo conseguirlo.

Qué es el NRC

Como adelantábamos, el NRC o número de referencia completo es un código de naturaleza administrativa que sirve para identificar una partida tributaria.

Este código, está formado por 22 caracteres alfanuméricos, y la entidad encargada de generarlo es el propio banco que gestione el pago del impuesto correspondiente.

Este código, lleva de forma cifrada los datos tanto del declarante como del tributo que está pendiente de ser abonado.

pago por internet

Es, en otras palabras, un sistema de pago creado por la AEAT (Agencia Estatal de Administración Tributaria), institución a través de la que también puede obtenerse, además de la entidad bancaria.

Se trata de una herramienta que se creó en el año 2007 exclusivamente para los pagos a la AEAT. Aun así, con los años, algunas comunidades autónomas han decidido implantarlo también para algunos de sus respectivos cobros.

El principal motivo por el que han hecho esto es la facilidad y rapidez con la que NRC permite realizar estas gestiones.

Supuestos en los que puede utilizarse el NRC

El número de referencia completo puede ser empleado tanto por personas físicas como jurídicas. Su utilización es válida únicamente cuando el resultado de la autoliquidación es positivo para la Agencia Tributaria, o lo que es lo mismo, cuando nos sale a pagar.

En caso contrario, solo tendremos que presentar el modelo correspondiente a Hacienda y espera a que esta nos devuelva la cantidad resultante.

Si el pago del tributo está domiciliado, o bien se ha realizado ya a través de una entidad bancaria, el NRC no será válido y no podrá utilizarse.

Por otra parte, si se solicita un pago fraccionado del impuesto a pagar, el número de referencia completo tampoco nos servirá, ya que únicamente admite abonos únicos.

Cómo obtener el NRC

El primer paso es el de presentar el modelo de la declaración correspondiente, sea en la declaración de la renta, IRPF, IVA, impuesto de sociedades, etc. Cuando lo hagas, se te indicará el importe exacto que debes pagar a Hacienda.

Una vez tengas esta información, para obtener el NRC tendrás que dirigirte a tu banco, que debe a su vez ser colaborador de la AEAT (actualmente, prácticamente todas las entidades comerciales lo son).

Dependiendo de cuál sea tu oficina, podrás solicitar el número de referencia completo de forma presencial o a través de la banca electrónica, aunque esta última opción suele estar disponible ya en todos o casi todos los bancos.

CIta presencial banco

Para facilitártelo, te pedirán los siguientes datos:

  • El importe exacto de la cantidad a pagar, incluyendo los números decimales (no olvides que sale a devolver no puedes solicitar el NRC para la gestión, ya que te lo devuelve la Agencia Tributaria automáticamente).

  • Tu NIF o el CIF si se trata de una persona jurídica.

  • Los cuatro últimos dígitos de la etiqueta fiscal identificativa (únicamente en caso de ser una persona física). En caso de no tenerla, puedes solicitarla para su envío por correo en la página web de la Agencia Tributaria.

  • Tendrás que presentar también el modelo de declaración, sea de la renta, IRPF, impuesto de sociedades, etc.

  • Los dos últimos dígitos del ejercicio fiscal anterior.

Además de poder solicitar el NRC en tu banco, puedes hacerlo también a través de la AEAT. Si lo pides de forma presencial, tendrás que darle al funcionario que te atienda el modelo de la declaración, y él te facilitará el código para la realización del pago.

Si prefieres hacerlo de forma telemática, habrás de acceder a la página web de la AEAT. Una vez dentro, tienes que seleccionar la opción “pago de impuestos” y a continuación el trámite que deseas realizar.

Pago de impuestos AEAT

Cuando selecciones el impuesto correcto, introduce los datos que se te soliciten para obtener la información.

Cuando has obtenido el NRC, para pagar el tributo tan solo hay que acceder de nuevo al modelo y seleccionar al final la opción “ingreso total”, concretamente en la parte donde se indica “tipo de declaración”. Si lo solicitas a través de tu banco, la propia entidad se encarga de todo.

Beneficios e inconvenientes del NRC

Ventajas

Su principal beneficio es que facilita enormemente el proceso de pago de impuestos, ya que puede hacerse de forma telemática e incluso que la entidad bancaria se encargue de todo el proceso.

De este modo, estar al corriente de tus pagos con Hacienda es más fácil y sencillo. El proceso, además, ofrece una alta seguridad en lo que se refiere a los datos personales involucrados en él.

Desventajas del NRC

A pesar de que, en esencia, se trata de un sistema de pago muy beneficioso, especialmente por cómo simplifica el pago de tributos, no podemos negar que tiene alguna desventaja.

Lo más engorroso de todo el proceso es quizás hacerse con toda la documentación que se necesita para solicitar el propio número de referencia completo.

Empresario con papeleo

Si bien este simplifica y facilita el proceso burocrático, para hacerte con él tendrás que presentar todos los datos indicados en el apartado anterior, algo que sí puedes resultar ligeramente más complicado.

No obstante, seguimos pensando que, una vez realizado el procedimiento, habituarse a él es más sencillo, por lo que merece la pena ya que, a la larga, resuelve muchos más problemas de los que causa.

Desde aquí te aconsejamos hacer el procedimiento a través de tu entidad bancaria y no desde la AEAT, ya que en ese caso ellos se encargan de todo lo demás.

Es normal que como pyme o autónomo tengas dudas al respecto de tantos procesos burocráticos. No te preocupes, desde Yoigo Negocios estamos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites.

Entra en nuestra web o llama al 900 622 220 para estar bien informado y tener a la orden del día todos los documentos de tu negocio.