Qué es el diagrama de Ishikawa y por qué motiva a tus empleados

Conocido también como diagrama de espina de pescado o diagrama de causa-efecto, se trata de un método muy efectivo para resolver problemas.


Cuando surge un problema en tu empresa, la mejor manera de solucionarlo es detectar las causas que lo han provocado. A partir de ahí solo hay que actuar sobre ellas para que no vuelva a suceder. ¿Y silo hacemos con el diagrama de Ishikawa?

Poner parches en las problemáticas de una empresa solo sirve para que los problemas se puedan manifestar de otra manera en cortos periodos de tiempo. Por eso, identificar las causas y consecuencias de los conflictos es de extrema utilidad para cualquier negocio.

Y, por eso, desde hace ya varias décadas (fue creada en 1943), numerosas compañías utilizan el diagrama de Ishikawa como metodología de análisis empresarial que facilita la identificación de todos los factores que causan e influyen en un problema.

Qué es el diagrama de Ishikawa y para qué sirve

En una empresa, la actividad se vertebra a través de complejos procesos de producción en los que interactúan decenas de personas, factores de producción y elementos diferentes.

En este contexto, lo normal es que se produzcan situaciones problemáticas y efectos indeseados que hay que atajar: ¿Cómo hacerlo? Es necesario entender y determinar de dónde proceden las causas del problema para actuar en su resolución.

El diagrama de Ishikawa surge, precisamente, como una metodología de análisis empresarial que permite investigar los orígenes de un problema, los factores interrelacionados y los cuellos de botella que dificultan su solución.

El diagrama de Ishikawa también es conocido como diagrama de “espina de pescado” por su parecido gráfico y como diagrama “causa-efecto” por su utilidad en la identificación de causas y efectos de las problemáticas en una organización.

Se trata de una herramienta de identificación y visualización de factores para categorizar las posibles causas de un problema.

El propósito fundamental de esta metodología es permitir detectar un conflicto y trabajar para eliminarlo de manera efectiva. Eso incluye aumentar la productividad, mejorar la operatividad de los procesos y utilizar la comunicación como canal de mejora, ya sea a nivel empresarial como en un departamento específico.

Y, ¿para qué sirve exactamente este diagrama? ¿Cuál es el valor añadido del diagrama de Ishikawa? Este análisis de causa-efecto se realiza a través de un esquema con forma de espina de pescado.

En el diagrama de Ishikawa, de la espina central cuelgan los diferentes factores determinantes que influyen en el problema (causas, consecuencias y todos aquellos elementos a considerar en la problemática).

Este permite a la empresa mejorar su toma de decisiones, al ampliar la visión de las problemáticas, permitiendo observar detalladamente causas y efectos.

También es una metodología que consigue motivar al personal y contribuir al desarrollo de un ambiente laboral positivo, dado que el análisis pormenorizado de las situaciones permite mejorar procesos y evitar malas prácticas, que se suelen enquistar y provocar momentos complicados.

Ventajas del diagrama de Ishikawa para tu negocio

La elaboración y uso habitual de un diagrama de Ishikawa tiene innumerables ventajas que la convierten en una metodología muy recomendable para todo tipo de empresas:

Identificación de causas y consecuencias

El análisis del diagrama de espina de pescado es ideal para identificar de manera exhaustiva y certera todos los factores que influyen en una situación concreta, en un departamento de la empresa, en un proceso o en un área empresarial.

Esta información es valiosísima para la mejora de la productividad y la resolución de aquellos tapones que no permiten el desarrollo fluido de la actividad empresarial.

Mejorar los procesos empresariales

Tener controladas causas y efectos de los problemas, permite abordar su solución con garantías de éxito duradero, de manera que el diagrama de Ishikawa es una herramienta de enorme utilidad para mejorar los procesos empresariales.

Fomentar el trabajo en equipo

Otra de las mayores ventajas del diagrama de Ishikawa es que la resolución óptima de problemas, que permite identificar todos los elementos y personas involucradas, promueve el trabajo en equipo y mejora el ambiente laboral.

Mejorar la productividad

El diagrama analiza de manera pormenorizada los elementos de cada proceso productivo, de manera que permite tener una visión holística de los procesos y permite tomar decisiones que mejoren la productividad y el desempeño empresarial.

Estudiar el mercado

El análisis detallado que puedes realizar con el diagrama de Ishikawa permite analizar el mercado y sustraer información muy valiosa para realizar inversiones y aprovechar aquellas áreas de mayor oportunidad.

Conocer las áreas de mejora de tu empresa

El diagrama de Ishikawa identifica los factores de los procesos productivos de manera transversal, de manera que permite determinar cuáles son las áreas de la empresa que requieren mayor refuerzo, capacitación o impulso.

Cómo establecer el diagrama de Ishikawa en tu empresa

Empezar a usar el diagrama de Ishikawa en tu empresa es muy sencillo. Solo tienes que seguir estos 4 pasos:

¿Cuál es el problema?

Lo primero es determinar cuál es el problema que se ha identificado y que se quiere resolver. Cuanto más concreto y más específico, mejor.

Identificar causas y efectos

Piensa en las causas del problema y en sus efectos y sitúalos de manera ordenada en el diagrama. De la espina central salen espinas que reflejan las causas principales y, de ellas, a su vez, otras espinas más pequeñas que recogen subcausas.

diagrama de Ishikawa

Lo habitual es clasificar las causas en 6 opciones: método, materia prima, máquina, trabajadores, planificación y medio ambiente. Cuanto más se repita entre las causas uno de estos factores, más influyente será en el problema analizado.

Analizar el diagrama de Ishikawa

El diagrama se convertirá en una estructura integrada en la que se ven de manera clara causas y consecuencias para poder tomar decisiones informadas.

Resolución de problemas

En esta última etapa, es clave idear un buen plan de acción que permita resolver el problema, a través de la resolución de los diferentes factores previamente identificados.

Como siempre, en Yoigo Negocios te ayudamos a resolver cualquier dificultad que tengas en tu empresa y que puedas lograr todos tus objetivos con éxito. Si quieres saber más, visita nuestra web o llámanos al 900 622 500 y deja que te informemos.