5 consejos para adquirir nuevas competencias profesionales

Aprender cosas nuevas y reinventarse en el trabajo es fundamental para seguir creciendo como profesional en el mercado actual.


Cuando se trata del ámbito profesional, cualquier competencia o habilidad que desarrolles puede ayudarte a desempeñar mejor tu trabajo. Por eso es importante que siempre estés abierto a aprender cosas nuevas, o de lo contrario podrías estancarte y perder el interés por tu actividad laboral.

Es probable que pienses que para adquirir nuevas competencias profesionales es necesario invertir en cursos de formación, para lo que se necesita tiempo y dinero.

Sin embargo, existen alternativas que te permiten desarrollar nuevas habilidades, y que suponen poco o ningún coste. En este artículo, te daremos 5 consejos para adquirirlas.

¿Qué son las competencias profesionales?

Las competencias profesionales son un conjunto de conocimientos, aptitudes y habilidades gracias a las que puedes hacer un trabajo específico. Todos los empleos requieren de unas competencias profesionales y otras, aunque no se necesite contar con formación académica para todas ellas.

Este conjunto de habilidades se dividen en dos grupos:

Competencias técnicas

Se trata de competencias específicas sin las cuales no es posible desempeñar un trabajo concreto. En otras palabras, son competencias técnicas todas aquellas sin las cuales no sería posible desarrollar tu actividad laboral. Generalmente, estos conocimientos se asocian a la formación académica.

Por ejemplo, un profesor de historia, no puede serlo si no tiene los conocimientos necesarios sobre la materia que imparte, además de otros relacionados con la didáctica u otras cuestiones. Lo mismo sucede con un médico, un músico y muchos otros trabajos. Las competencias técnicas varían según la profesión.

Competencias transversales

Son aquellas competencias de tipo general, que se requieren para puestos de trabajo totalmente distintos y no están vinculadas a la formación académica.

La autonomía, resolución, inteligencia emocional, pensamiento crítico, capacidad de trabajo en equipo, etc., son competencias transversales, que se requieren y se valoran en profesiones totalmente distintas entre sí.

Se trata de un complemento a las competencias técnicas que, no obstante, es igual de necesario para desempeñar bien tus funciones.

5 consejos para adquirir competencias profesionales

Como te imaginarás, cuantas más habilidades tengas más posibilidades de desempeñar bien tu trabajo. En este sentido, y aunque creas que ya tienes los conocimientos y habilidades suficientes para tu profesión, nunca es mala idea tratar de adquirir nuevas aptitudes.

Hacerlo, puede ser la solución para no estancarte y no perder la motivación, además de para mejorar tu currículum y tener así acceso a puestos de trabajo de más responsabilidad y mejor remunerados.

Apóyate en tutoriales y cursos online

La formación online está al alcance de todo el mundo, y ofrece la ventaja de permitirte organizar tu tiempo como consideres más oportuno.

A diferencia del horario de estudio presencial, los cursos telemáticos ofrecen opciones de acceso a un material que puedes revisar cuando quieras, de modo que no se te exige conectarte a una hora determinada.

Además, en páginas web como Udemy o Coursera puedes encontrar cursos actualizados y muy económicos, que te permitirán desarrollar tus competencias profesionales y adquirir otras nuevas.

Este consejo es especialmente válido para las competencias técnicas, como por ejemplo el uso de Excel y otras herramientas de office, idiomas o cualquier otra materia. Además, puedes acceder también a multitud de tutoriales gratuitos de un montón de temas en plataformas como YouTube.

Recurre al coaching

Otra buena forma de adquirir nuevas competencias profesionales es a través de un coach que te ofrezca formación personalizada en la materia que más te interese. En este caso, el coaching es buena idea sobre todo para las competencias transversales.

Es importante no confundir la figura del coach con la de un profesor al uso, ya que no se trata de lo mismo. El coach es una figura que no te forma o enseña, sino que te acompaña en tu desarrollo personal.

Por otra parte, el coach no tiene por qué ser necesariamente una persona ajena a tu entorno laboral. En tu propia empresa, puedes encontrar un mentor que te enseñe ciertas habilidades relacionadas con tu puesto de trabajo, sobre todo si entras en una nueva empresa y necesitas cierta formación.

Pide un cambio de puesto en tu empresa

Cuando pasas mucho tiempo desempeñando las mismas funciones, llega un momento en que tocas techo en lo referente a tus competencias profesionales. Y es que cuando tu actividad laboral no cambia, adquirir nuevas habilidades es complicado.

Por esa razón, una buena forma de desarrollar nuevas competencias es intentar rotar dentro de tu propia empresa. Puede que haya llegado de pedir a tu jefe que te considere para un puesto diferente del actual.

Si te asignan nuevas funciones, te estarán dando la posibilidad de aprender nuevas competencias, tanto técnicas como transversales. Si trabajar solo, y te pasan a un departamento con más gente, puedes aprovechar para mejorar tu capacidad de trabajo en equipo.

En el caso contrario, puedes desarrollar tu autonomía y resolución. En el plano técnico, también es interesante buscar la oportunidad de aprender a hacer otras cosas.

Preséntate para un ascenso

Muchas empresas cuentan con programas destinados a promocionar a sus trabajadores. Si es el caso de la tuya, no encontrarás una mejor oportunidad para adquirir nuevas competencias profesionales.

Ascender, implica asumir nuevas responsabilidades, de modo que a nivel tanto técnico como transversal deberás aprender a hacer cosas totalmente nuevas. Es probable que te corresponda dirigir a otros, lo que te permitirá desarrollar tu empatía, inteligencia emocional, organización, resolución, etc.

Esto, por no mencionar que también es probable que necesites nuevas habilidades a nivel técnico para cumplir con tus nuevas responsabilidades. Sea como fuere, la experiencia es siempre la mejor herramienta para mejorar.

Crea una red de contactos

Las redes sociales nos han facilitado mucho las cosas a nivel laboral. Gracias a plataformas como LinkedIn, podemos estar en contacto directo de una forma más sencilla con profesionales de nuestro mismo sector u otros relacionados.

Es probable que te preguntes qué tiene esto que ver con las competencias laborales, pero lo cierto es que puede ayudarte, y mucho. Si utilizas bien tu red de contactos, puedes estar al tanto de todas las novedades de tu sector, lo que te permite mantenerte actualizado y mejorar tus conocimientos técnicos.

Por otro lado, para cuidar a tus contactos es necesario contar con ciertas habilidades comunicativas, algo que se mejora mucho haciendo networking. En definitiva, muestra interés por el trabajo de los demás, y aprovecha estas relaciones para adquirir tú mismo nuevas competencias profesionales.

En Yoigo Negocios te ayudamos a crecer como profesional en tu empresa. Si quieres saber más, visita nuestra web o llámanos al 900 822 500 y te resolvemos cualquier duda.