Calculadora de interés compuesto para autónomos: pasos y consejos

El interés compuesto puede ser un método infalible y con muchas ventajas para que los autónomos puedan aumentar sus ahorros.


Ser emprendedor o autónomo tiene múltiples ventajas, pero también numerosas responsabilidades. En primer lugar es muy importante que conozcas algunos términos financieros, como el interés compuesto, ya que te permitirá obtener una gran rentabilidad a largo plazo respecto a tus ingresos iniciales.

Aunque ya te habíamos hablado sobre el interés compuesto, en este artículo vamos a ir más allá y te explicaremos cómo calcularlo, paso a paso, y cómo afecta especialmente a los autónomos.

Qué es el interés compuesto y para qué sirve

No es la primera vez que hablamos sobre la importancia de tener un colchón financiero si eres autónomo. A la hora de sacar adelante cualquier negocio, esto te permitirá gestionar mejor cualquier adversidad o imprevisto económico que tengas. Aquí el interés compuesto es crucial y te vamos a explicar por qué.

En primer lugar debes entender muy bien qué es y para qué sirve el interés compuesto. Se trata de un tipo de interés que va acumulándose y después se suma a tu capital o inversión inicial.

No obstante, lo que caracteriza al interés compuesto es que es variable. Esto quiere decir que va cambiando constantemente, ya que no se suma solamente a los ahorros que tenías al principio. En este caso, los intereses se van generando una y otra vez respecto a las cuantías que vas acumulando.

Además, el interés compuesto tiene un efecto multiplicador. Esto se debe a que la rentabilidad será mayor cuanto más tiempo inviertas en interés compuesto. Sobre todo si es la primera vez que vas a invertir, deberás tenerlo muy en cuenta.

Cómo calcular el interés compuesto, paso a paso

En lo que respecta a tipos de interés, estos pueden afectar positivamente a las empresas. De hecho, el incremento de los tipos de interés aplicado recientemente por el Banco Central Europeo fue determinante para las pymes y también para los autónomos.

Concretamente, aquí nos vamos a referir en todo momento al interés compuesto. Como te decíamos antes, la particularidad de este es que va añadiendo intereses a la cantidad inicial. Nada que ver con el interés simple, que solo tendrá en cuenta el capital que inviertas al principio.

Para calcular el interés compuesto, esta es la fórmula que los autónomos (y cualquier otra persona) deben aplicar:

Kn= K0 x (1+i)n

Para que lo entiendas:

n = número de períodos (suelen ser años).

K0 = capital inicial.

Kn = capital final.

i = tipo de interés o rentabilidad anual.

Lo vas a ver mucho más claro con un ejemplo:

Imagina que tienes 10.000 euros ahorrados y quieres invertirlos a un 10% de interés anual. Antes que nada, debes recordar que los beneficios que te proporcionará el interés compuesto será a largo plazo. Así que pongamos que invertirás tu dinero durante 30 años.

El primer año de inversión, tus 10.000 euros te generarían un interés de 1000 euros. Si se tratase de interés simple, en total obtendrías 11.000 euros. En este caso, no sería así. Tu inversión será de 30 años. Veamos en qué se convierte el dinero inicial.

Al tratarse de interés compuesto, el segundo año de inversión se aplicaría el 10% de dicho rédito, es decir, sobre los 11.000 euros. De esta manera, al año siguiente ya tendrías 1100 euros de intereses. Al reinvertirlos, ya tendrías 12.100 euros y la rentabilidad sería de 1210 euros.

Así sucesivamente durante 30 años. En el último año ya habrías generado un interés anual superior a 15.000 euros. Por tanto, cada año que pasa puedes ganar más dinero. No solo aumentas tu interés sobre el capital inicial, sino también sobre los propios intereses que se han ido generando.

Aquí tienes otro ejemplo de cómo irían aumentando tus ahorros si la inversión fuera a 25 años:

Si prefieres calcular el interés compuesto de forma más sencilla, hay páginas web especializadas en finanzas donde lo único que tienes que hacer es introducir los datos que quieras.

Después, solamente tendrás que darle a "Calcular" y listo. La calculadora de interés compuesto de fondosindexados.net es solo un ejemplo, pero hay muchas más plataformas que te permiten calcularlo en un momento.

También tienes algunas aplicaciones móviles, como este simulador de interés compuesto para iOS y Android:

Calculadora interés compuesto Simulador de interés compuesto
Desarrollador: André Leite Precio: Gratis Categoría: Finanzas

Ventajas del interés compuesto para los autónomos

Ahora que ya sabes en qué consiste el interés compuesto y qué pasos seguir para calcularlo, estas son algunas de sus principales ventajas que debes conocer si eres autónomo:

Apoyo en épocas de crisis

Atravesar momentos difíciles puede ser algo muy común si trabajas por cuenta propia. No obstante, ya te decíamos al principio de este artículo que es importante contar con un colchón financiero. En caso de emergencia, tendrás ahí un fondo de inversión y podrás salir adelante. De lo contrario, tu negocio podría cerrar.

Oportunidad de crecimiento

Cuanto mayor sea tu fondo de inversión, más facilidades tendrás a la hora de adquirir nuevos recursos con los que impulsar el crecimiento de tu negocio. También está bien que aprendas a diversificar tus inversiones, es decir, que no inviertas en un único activo. Esto te ayudará a minimizar riesgos.

Creación de un plan de jubilación

Uno de los beneficios del interés compuesto es que las ganancias que obtengas podrás invertirlas en tu plan de jubilación. De esta manera, si vas ahorrando a largo plazo, podrás acumular una gran cantidad de dinero. La clave está en ser responsable con tus ahorros. Te vendrá muy bien cuando te jubiles.

¿A qué esperas para crecer? En Yoigo Negocios te damos todas las claves para que puedas llevar tu empresa al siguiente nivel y aumenten tus beneficios. Si quieres saber más, visita nuestra web o llama al 900 622 500 y déjanos informarte.